10 ideas para una boda de verano

9 agosto, 2018
Para que nuestra boda de verano sea todo un éxito es importante procurar incluir elementos frescos que nos ayuden a combatir el calor de la época.

Una boda de verano es la ceremonia más elegida por las parejas en todos los puntos cardinales. Seguramente, por las bondades del clima, se la considera una época festiva en la que todos disfrutan.

10 idea para que una boda de verano sea única e incomparable

1. Diversidad de lugares para festejar

Una boda de verano abre un abanico de alternativas múltiples en relación a los lugares donde celebrar. Se puede optar por salones tradicionales con un gran parque y piscina, campos o playas.

Aprovechar la bondad de la temperatura para preparar una fiesta al aire libre es muy valorado por todos. De igual manera, siempre hay que contar con la posibilidad de una zona bajo techo. En especial, para la comodidad de las personas mayores o por algún imprevisto, como la lluvia.

2. El vestido de novia

El vestido de la chica es siempre uno de los protagonistas más apreciados en todos los festejos. Para una boda de verano se pueden elegir géneros más livianos y frescos. Los tirantes, e incluso faldas desmontables para convertirlos en medio del baile, son una gran elección.

Son muy prácticos los escotes amplios en delantera o espalda que, además, dan líneas nuevas a la figura de la mujer. Las variantes son muchas y depende de los gustos y la personalidad de la pareja. Los bordados de pequeñas flores o perlas en el mismo tono también son delicados y elegantes.

3. Maquillaje en una boda de verano

El calor y la actividad constante son dos factores que pueden ocasionar estragos en un maquillaje débil. Es necesario estar muy atentas al tipo de productos que se utilizan para esta ocasión. Ninguna desea perder el esplendor a mitad de la ceremonia, ni tener una máscara manchando su rostro.

La calidad de la base y demás elementos para maquillaje son indispensables. Siempre optar por aquellos aptos para el agua, ya que el sudor y las lágrimas estarán presentes irremediablemente.

Lee este artículo: 7 motivos importantes para usar siempre maquillaje natural

4. Blancos para el verano

El color blanco brinda una sensación de pureza, limpieza y frescura que son bien recibidas en esta estación. Es decir, además del vestido, es importante cubrir de blanco la mayoría de los sectores. Cualquier espacio parece más amplio y pulcro con este estilo.

Sin embargo, no es un determinante y es bueno considerar los contrastes del blanco con otros tonos. Ya sea con las flores, las servilletas o algún elemento decorativo, el tono violeta otorga movimiento.

5. Decoración de una boda de verano

Lo más probable es que los invitados circulen por todos los rincones de la fiesta, por lo que ninguno debe quedar sin decorar. Flores y velas son las claves para tener un lugar sencillo pero atractivo.

Afuera, no pueden faltar los decorados en los árboles y bancos esparcidos por doquier. Tener carritos con bebidas y hielo en estos sectores ya se considera sublime. Se genera un ambiente romántico que invita a permanecer allí más tiempo del esperado.

6. La torta de bodas

La torta tiene que ser símbolo de amor y frescura. Quizá con poco volumen cremoso, pero frutas y flores naturales a su alrededor dignas de la época. Un atractivo que llama a deleitar sus sabores sin pensar en el calor.

Con la misma línea, se prepara la mesa dulce, con tartas de frutas de estación y amplitud de colores. Pueden sumarse gelatinas y demás postres fríos y helados de nuestra elección. Se recomiendan los de hielo.

 

7. El coche de los novios

Los descapotables son los vehículos más propicios para una boda de verano. Los novios pueden retirarse de la fiesta con sus cabellos al viento mirando la luna. Una escena de película que se puede experimentar en la vida real sin demasiados esfuerzos.

Algunos novios, más creativos, eligen salir en moto, pero claro que esto depende de las personalidades de cada uno. Está de más decir que el transporte también tiene que tener su propia decoración.

8. Regalos veraniegos

Entregar un regalo a los invitados es una tradición que suele ser difícil llevar a cabo con éxito. La mayoría teme caer en los recuerdos que de nada sirvan y terminen en la basura.

  • En una boda de verano se puede personalizar algún objeto que sea de utilidad desde ese mismo momento: sombreros para el sol, abanicos para conseguir más aire o alpargatas para descansar los pies.

9. Las flores

Hay que tener especial atención con las flores para que duren toda la jornada. Se aconseja optar por aquellas que tengan mayor durabilidad, y preservarlas en agua.

  • No olvides que estarán allí desde antes que comience la fiesta y deben permanecer intactas hasta el final.

No te lo pierdas: Conoce las decoraciones para bodas en tendencia

10. Música ambiental

La música tiene que estar presente adentro  y afuera, y las bandas en vivo son ideales para una boda de verano. Los invitados seguro se atreven al baile en los diferentes espacios.

La elección de las canciones tienen que estar planificada con el responsable del sonido. Así evitaremos escuchar un estilo que no sea de nuestro agrado.

Si te casas en verano…

Es probable que tengan una boda más costosa que otras, pero seguramente puede convertirse en la celebración que siempre soñasteis. Las temperaturas y la naturaleza son un gran complemento para que la fiesta sea alegre y divertida.

Te puede gustar