10 Increíbles beneficios de la Avena y una receta para el desayuno

¿Puede la avena ayudarnos a evitar la diabetes tipo II? La fibra soluble de la avena estimula la digestión del almidón y estabiliza los niveles de azúcar

La avena es uno de los cereales más completos, deliciosos y saludables que podemos encontrar.

Además, a nivel mundial es uno de los más consumidos. Esto se debe a su alto valor nutricional y energético que la ha convertido en base de la alimentación de muchas civilizaciones y culturas.

Popularmente la avena también es conocida como “la reina de los cereales”. Esto se debe a que contiene más proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes que la mayoría de los cereales.

Lo mejor de todo es que podemos aprovechar la avena todos los días del año, pues siempre está disponible y su precio es muy económico. ¿Quieres más razones para consumir avena todos los días? Toma nota.

La avena puede ayudarnos a…

Controlar el colesterol

Este cereal contiene un compuesto llamado Beta-glucano (fibra). Este, de acuerdo con las investigaciones, es beneficioso para las personas que sufren de colesterol alto.

Por eso, incluir avena en el desayuno todos los días puede ayudar a regular los niveles de colesterol.

Eliminar toxinas

Corazón de mujer

La avena también posee propiedades antioxidantes. Esto se debe a los nutrientes que contiene (como el selenio). Estos nos ayudan a eliminar toxinas de nuestro cuerpo.

Este es un beneficio realmente importante porque también puede ser clave para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Así, también contribuye a combatir los radicales libres procedentes del colesterol malo.

Fortalecer el sistema inmunológico

El Beta-glucano de este cereal ayuda a mejorar la respuesta del sistema inmunológico ante virus y bacterias causantes de infecciones.

Consumir una porción de avena al día nos ayuda a fortalecer el sistema inmune. Con esto protegemos nuestro cuerpo de estos patógenos.

Quizás te interese: 4 vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario

Combatir la diabetes

diabetes en el cuerpo humano

Las personas que consumen regularmente avena pueden ser menos propensas a sufrir de diabetes tipo II.

La fibra soluble que contiene puede ayudar a las personas con diabetes debido a que estimula la digestión del almidón estabilizando los niveles de azúcar, especialmente después de ingerir los alimentos.

Mejorar la digestión

El consumo de este cereal nos ayuda a mejorar la digestión. Esto se debe a que la fibra que contiene es ideal para mejorar el tránsito intestinal y evitar problemas como el estreñimiento.

Además, también puede ayudar a reducir los ácidos biliares y disminuir su capacidad tóxica.

Te recomendamos: La fibra insoluble y su papel en la limpieza del colon

Aportar saciedad

avena

Una de las razones por las que se recomienda consumir avena en el desayuno es porque genera una sensación de saciedad por un tiempo más prolongado.

Esto ayuda a evitar que sintamos la necesidad de comer a cada rato. Este beneficio se le debe a su contenido en fibra, que nos ayuda a absorber agua y sentirnos saciados más tiempo.

Prevenir ciertos tipos de cáncer

La avena contiene fitoestrógenos, que son sustancias clave en la prevención de los cánceres relacionados con las hormonas.

Por esta razón, es recomendada especialmente para las mujeres que están en su etapa de la menopausia. Algunos estudios han encontrado que puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de seno.

Combatir el asma

La avena también tiene un efecto expectorante. Así, nos ayuda a liberar las mucosas. Esto puede ser especialmente beneficioso para las personas que sufren de tos y bronquitis.

Algunos estudios han revelado que incrementar el consumo de cereales integrales podrían reducir el riesgo de asma en los niños.

El estudio se complementó con la ingesta de pescado y la fibra del cereal. Así, se concluyó que el consumo de cereales y pescado puede reducir el riesgo de padecer asma y de estrechamiento de las vías respiratorias que se produce en los bronquios.

Proteger el corazón

corazón de plástico

La avena contiene lignanos. Estos también están presentes en otros cereales. Los lignanos se sintentizan en la microbiota y ayudan a proteger el corazón de diferentes enfermedades.

Aliviar la retención de líquidos

Gracias a su acción diurética, el consumo de este cereal ayuda a eliminar el ácido úrico. Además, también puede contribuir a aumentar la cantidad de orina gracias al silicio que contiene.

Gracias a esta propiedad, también combate enfermedades relacionadas con la retención de líquidos.

¿Cómo consumir avena en el desayuno?

Aunque hay muchas formas de comer avena al desayuno, a continuación te compartimos una sencilla receta. Así, podrás aprovechar todas sus propiedades para que empieces el día de la mejor manera.

Ingredientes

  • ½ taza de avena integral molida
  • 6 almendras
  • 2 nueces
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • Miel o estevia
  • 1 cucharadita de pasas
  • Bebida de coco o almendras

¿Qué debes hacer?

  • Elige un recipiente para hacer la receta y agrega hasta la mitad una buena cantidad de avena. Luego, agregarle una cucharada de semillas de chía.
  • A continuación, mezcla bien los ingredientes y vierte la bebida vegetal elegida hasta llegar a la parte superior. Es importante dejar espacio para el resto de los ingredientes.
  • Después agrega los demás ingredientes. Finalmente, tapa y deja en el refrigerador durante toda la noche. Al día siguiente puedes agregarle un poco más de leche.

Estos son los beneficios que nos puede aportar la avena. Empieza a disfrutar de su consumo y siéntete mejor.

Eso sí, recuerda que la avena por sí sola no va a curarnos, solo ayudarnos. Lo mejor es seguir una dieta equilibrada, hacer deporte con regularidad y seguir siempre el consejo de nuestro médico.