10 ingredientes sustitutos para una cocina más ligera

Sustituir alimentos refinados por integrales te aportará fibra y nutrientes, y te saciará con más facilidad

Cuidar nuestra alimentación es muy importante para gozar de una buena salud. Los especialistas recomiendan llevar una alimentación balanceada y consumir alimentos bajos en grasas perjudiciales y azúcar. Sin embargo, en ocasiones no sabemos qué ingredientes utilizar para preparar platos más sanos. A continuación te presentamos 10 ingredientes sustitutos para una cocina más ligera.

Ingredientes para una cocina más ligera

¿Quieres saber qué ingredientes puedes utilizar para sustituir alimentos poco saludables por otros más sanos y nutritivos? Aquí tienes 10 básicos.

1. Harina integral

Es muy común utilizar harina para preparar diferentes recetas, desde galletas hasta el pescado o la carne de res. En caso de que tengas que utilizarla, lo mejor es que en lugar de harina común refinada uses harina integral. Este tipo de harina es fácil de encontrar en cualquier tienda o supermercado. Es rica en fibra, lo que te ayudará a digerir mejor los alimentos y evitar padecimientos como el estreñimiento.

2. Puré de manzana

Manzanas

Endulzar nuestros alimentos o bebidas es algo que nos encanta. No obstante, a veces abusamos del azúcar, que es el ingrediente que más se utiliza para ello. Pero abusar del azúcar puede causar graves problemas de salud, como diabetes y sobrepeso. Para evitarlos, puedes sustituir el azúcar por puré de manzana sin endulzar, que le da un suave pero agradable sabor, además de proporcionarle vitaminas al plato o la bebida. Es muy importante no abusar de los endulzantes artificiales, ya que en últimas fechas se ha descubierto que pueden ser nocivos.

Para saber más: 6 endulzantes naturales para sustituir al azúcar refinado

3. Cacao

Si quieres disfrutar de un delicioso chocolate con leche, te recomendamos utilizar cacao en polvo en lugar de una barra de chocolate común. Estas últimas, como se sabe, contienen grandes cantidades de azúcar extra. El cacao en polvo, en cambio, es una excelente opción porque no contiene azúcar añadido. De esta forma podrás controlar mejor el azúcar que consumes cada vez que tomas esta deliciosa bebida.

4. Pan integral

Pan integral

Al igual que con la harina, lo mejor es que sustituyas el pan blanco regular por uno que sea integral. El pan blanco suele tener un poco más de azúcar, aunque en ocasiones los dos tienen el mismo nivel de calorías. No obstante, el pan integral es mucho más nutritivo. La fibra que contiene, además de favorecer el tránsito intestinal, nos sacia. Es decir, que tendemos a llenarnos antes y, por lo tanto, consumir menos calorías sin pasar hambre.

5. Aceite de oliva

Aunque en Europa es muy utilizado, en otras partes del mundo (como el continente americano) el aceite de oliva no es muy popular. Si no lo utilizas, lo mejor es que lo vayas incluyendo en tu dieta diaria lo antes posible. El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas, y beneficioso para la salud del corazón y la piel. Por si fuera poco, tiene un exquisito sabor y se puede utilizar para preparar cualquier plato. Es la grasa ideal para una cocina más ligera.

6. Agua

Agua fría

En muchos lugares del mundo, el consumo de refrescos está muy extendido. Por supuesto, este tipo de bebida es sumamente dañino para nuestra salud, debido sobre todo a la gran cantidad de azúcar que contiene. El abuso en su consumo tiene un efecto directo en el desarrollo de diabetes y obesidad. Por lo tanto, lo mejor es sustituir el refresco por agua natural o de frutas preparada en casa. En caso de optar por agua de frutas, recuerda que esta ya contiene la pulpa de la fruta, por lo que es importante no agregarle mucha azúcar.

7. Tortillas de maíz

Las tortillas son un producto muy popular en México y en algunas partes de los Estados Unidos y de Latinoamérica. Aunque las que están hechas de maíz suelen ser las favoritas, en algunos sitios también se consumen las de harina de trigo. Es muy importante recordar que las de maíz son más sanas, ya que contienen más nutrientes que las preparadas con harina de trigo refinada.

8. Sorbete

Sorbete de limon

En caso de querer un postre, puedes sustituir el helado común (hecho con leche) por un sorbete o nieve que hecho con frutas y agua. Este último ingrediente hace que este tipo de alimento sea mucho más ligero, con menos calorías, además de que es sumamente refrescante. Un postre perfecto para una cocina más ligera.

Si quieres saber más: 3 exquisitos postres que no engordan

9. Pasta integral

Otro producto común presente en cualquier cocina es la pasta. Sustituye la pasta regular por una integral para así obtener más nutrientes y aprovechar los beneficios de la fibra que contiene.

10. Frutos secos

En lugar de snacks como patatas fritas de bolsa u otros productos procesados, lo mejor si necesitas picar algo es que consumas un puñado de frutos secos. Son alimentos cargados de nutrientes y grasas beneficiosas para la salud del cerebro y el corazón. Además de proporcionarte nutrientes, te saciarán con facilidad (si no los consumes muy salados).

  • Bolet Astoviza, M., and Socarrás Suárez, M.M. (2010). Alimentación adecuada para mejorar la salud y evitar enfermedades crónicas. Revista Cubana de Medicina General Integral 26, 321–329.
  • OMS (2012). OMS | Alimentación sana. Alimentacion Sana.
  • Rivera, J., Rosas, M., and Aguilar, C. (2014). Riesgos y beneficios de los sustitutos de azúcar (edulcorantes. Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrionología 1–2.