10 ladrones de tu energía

Daniela Echeverri Castro·
07 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
03 Diciembre, 2018
Los ladrones de energía están siempre a tu alrededor. Aprende a identificarlos y evita convertirte en uno de ellos con las claves del siguiente artículo.
 

Cada persona tiene asignada una carga de energía, que debe aprender a utilizar y no desperdiciar. Esta energía permite trabajar con motivación para afrontar las situaciones del día a día. No obstante, ya sea por cuestiones personales o por ladrones de tu energía, esta puede ‘debilitarse’ y hacerte sentir que merman tus capacidades.

En este sentido, ten en cuenta que cada quien tiene el poder para darle un uso correcto a su energía. Es cierto que hay algunos agentes externos e internos que pueden llegar a interferir en sus niveles, provocando una disminución en la actividad, estado de ánimo y rendimiento, pero siempre es posible combatir esto. ¿Quieres saber cómo?

La energía es clave para alcanzar el éxito y superar cada uno de los obstáculos que se presentan en el camino. Tienes en tu mano la capacidad de renovar día a día este poder y aprovecharlo al máximo para sacar a flote tus capacidades.

Teniendo en cuenta que cada individuo está dotado de este poder y que este es clave para el desarrollo personal y profesional, el líder espiritual dalái lama ha definido los denominados “10 ladrones de tu energía”.

Así pues, debes conocerlos para sacar el máximo partido de tu carga vital y evitar derrocharla o menoscabarla.

Aléjate de las personas tóxicas, porque son ladrones de tu energía

 

“Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente”, señala el dálai lama.

Todo el mundo tiene la capacidad de distinguir cuáles son las personas que le aportan cosas positivas a su vida y cuáles son aquellas que quieren detener e impedir que los demás cumplan sus metas. Estas últimas son los ‘ladrones de tu energía’.

Hay que estar atentos. Pueden ser, desde una pareja (como sugiere este estudio de la Universidad San Buenaventura), hasta un familiar, pasando por un vecino. Es común construir relaciones tóxicas con estas personas, especialmente en momentos de vulnerabilidad.

Paga tus cuentas a tiempo

No hay nada mejor para tu propia tranquilidad que saber que no le debes nada a nadie y que nadie te debe nada.

“Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle”.

Ser responsable con las deudas ayuda a estar tranquilos ante las demás personas y con uno mismo. Es mejor hacer todo lo que sea posible por liberarse de las deudas y no tener que esconderse o avergonzarse por no haberlas pagado.

Quizá te interese: Las palabras que no van seguidas de hechos no valen nada

Cumple tus promesas

“Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio” expone el dálai lama.

 

Las promesas, por pequeñas que sean, pueden tener un valor muy significativo para las personas a las que se les ha prometido algo. Cumplir las promesas te hace mejor persona, tanto a nivel personal como a nivel profesional. Los ladrones de tu energía no cumplirán jamás lo que prometen.

Delega aquello que no quieres hacer

Organizarse con agenda
Anotar en una agenda y planificar las tareas puede ayudar a una mejor organización de la rutina.

“Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas”.

No se trata de evadir tus responsabilidades, pero sí de tener conciencia de que en ocasiones, lo mejor es darle la labor a alguien que lo puede hacer mejor o que puede tomar tu lugar cuando no te sientes en las mejores condiciones para hacerlo. Asimismo, esto recuerda que es importante realizar las cosas que son verdaderamente significativas en la vida.

Descansa y actúa

“Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad”.

Tanto la naturaleza como la vida tienen diferentes ritmos en el día a día y cada uno debe saber cómo actuar ante ello. Muchas veces no parar cuando se necesita puede ser un gran error, y no actuar cuando se puede, un motivo de arrepentimiento.

 

Desecha, recoge y organiza

“Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas”.

Desde las posesiones físicas hasta lo más espiritual, es muy importante prescindir de aquello que no se necesita, dejar atrás todo lo que sea pasado y tomar sólo aquellas cosas que permitan organizarse para vivir bien el presente y cumplir los sueños a futuro.

Cuida tu salud

“Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos”.

De nada sirve tener el mejor trabajo, mucho dinero y los mejores bienes, si no se goza de buena salud y no se cuida el cuerpo. Para disfrutar de la vida con las mejores energías, hay que dedicarle un merecido tiempo al cuidado físico, meditar, mimarse, alimentarse bien, consultar al médico y hacer todo lo necesario por la salud.

Enfrenta las situaciones difíciles

“Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria”.

 

Plantarle cara a ciertas situaciones es la manera más saludable de asumir los problemas y no dejar que se conviertan en algo peor. Es importante analizar y decidir a tiempo. Posponer o ignorar las cosas pueden generar estrés, dificultad para enfocarse y desajustes más difíciles de solucionar.

Los ladrones de tu energía te instarán a permanecer en tu zona de confort. Es decir, no querrán que enfrentes situaciones difíciles ni que tomes decisiones por ti mismo.

Tal vez te interese leer: Descubre por qué las dificultades nos dan parte de la felicidad

Acepta

“Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”. – Dalai Lama

Muchas veces, es común sobreexcederse con el optimismo y pensar que “la esperanza es lo último que se pierde”. Sin embargo, en ocasiones, no es posible cambiar las cosas.

No obstante, aceptar no quiere decir que haya dejar de luchar. Cuando se acepta que no se puede cambiar algo, también existe la posibilidad de cambiar el plan y buscar nuevas oportunidades.

Perdona

“Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo”. – Dalai Lama

Según este estudio realizado por la Universidad del Norte (Chile), el perdón es una de las estrategias de afrontamiento más valiosas. Una de las fuentes más grandes de energía es el amor y estar dispuesto a perdonar. Es cierto que muchas veces la vida te pone ante situaciones que te llenan de ira y es muy difícil controlarse.

 

Sin embargo, cuando se decide no alimentar esos sentimientos y empezar a perdonar, todo mejora. Con el tiempo, te darás cuenta que has tomado una buena decisión. El odio, el rencor y la ira son sentimientos que no  aportan nada bueno y que pueden llevar a tomar malas decisiones.

Cultiva tu bienestar y deja a un lado los ladrones de energía

En conclusión, debes centrarte en dejar a un lado las cosas que te hagan daño. Es decir, debes aprender a apartar a esos ladrones de tu energía que merman tu positividad y contagian el pesimismo.

Además, debes aprender a perdonar, ser honrado con los demás y cumplir con las obligaciones vitales. Llevar esto a cabo, además de sano, alimentará tu bienestar psicológico.

 
  • Goleman, Daniel. Emociones destructivas: cómo comprenderlas y dominarlas; un diálogo científico con el Dalai Lama. Ediciones B Argentina, SA, 2003.
  • Lama, Dalai. El arte de la felicidad. Greenbooks editore, 2014.
  • Lama, Dalai, El poder de la compasion/The Power of Compassion. Longseller, 2004.
  • VV.AA (2013). Relaciones tóxicas de pareja. https://www.researchgate.net/publication/264549862_Relaciones_Toxicas_de_pareja_-_Foreign_partner_Toxic
  • VV.AA. (2017). El perdón como estrategia de afrontamiento. Una mirada desde el modelo de la complejidad del afrontamiento. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-48082017000300271