10 lugares más comunes donde se practica el sexo y no son en casa

¿Qué otros lugares podemos elegir para tener sexo que no sea nuestra casa? En este artículo te lo contamos.

La monotonía es uno de los principales enemigos de las parejas. Hacer siempre lo mismo en los lugares de siempre es aburrido y lleva a las peleas. Por eso, en este artículo te contamos cuáles son los sitios donde se practica el sexo fuera de casa.

¿Dónde se practica el sexo que no sea en casa?

En nuestro hogar tenemos, por supuesto, la cama. Y luego algunos espacios más ‘atrevidos’ como la ducha, la encimera de la cocina, el sofá o el cuarto de lavado. Sin embargo, tras muchos años en pareja es probable que ya los hayan probado todos. ¡Es momento de innovar!

No se trata de hacer exhibicionismo ni terminar en prisión. Tampoco de que los vecinos nos vean o que aparezcamos en las redes sociales como ‘la pareja que tenía sexo al aire libre’. En realidad, es una manera de vivir emociones un poco más intensas y, por supuesto, de dejar de lado la rutina.

Pero incluso, si hace poco que estás con una persona, estas ideas te pueden ser de mucha utilidad. Pueden permitir que la lujuria de los primeros tiempos sea inolvidable. Presta atención a estos lugares donde se practica el sexo fuera de casa:

1. El baño del trabajo

Lugares más comunes para practicar sexo.

Seguro sea una de las fantasías sexuales más frecuentes, pero no todos se animan a admitir o llevar a cabo. Esto no significa tener sexo con un colega de la oficina. -salvo que ambos sean solteros o estén juntos-. Se trata de invitar a nuestra pareja a que nos visite por el trabajo, de ser posible.

En el ámbito laboral hay otros lugares donde se practica el sexo habitualmente. Entre ellos, la sala de la fotocopiadora o de la limpieza, la oficina del jefe, el aparcamiento, etc. Sobre un escritorio, sofá o en el suelo… Las opciones son innumerables.

Lee también: Mitos y verdades de los juguetes sexuales

2. Durante un viaje

Está prohibido tener sexo en el baño de un avión (además es demasiado pequeño como para que quepan dos personas). Pero podemos utilizar otros medios de transporte. Por ejemplo, en el coche cuando vamos de escapada de fin de semana.

Es tan simple como aparcar alejados de la carretera. Entre los árboles o con algún elemento natural que nos tape (dunas, rocas, etc.) y dejar que la lujuria haga el resto.

3. En un fotomatón

Tener sexo en el coche.

Esas cabinas donde uno puede tomarse fotografías. Por ejemplo, para un documento oficial o como recuerdo de una salida inolvidable. ¿Qué les parece aprovechar la privacidad de la cabina cerrada por una cortina para hacer cosas ‘indecentes’?

Incluso, el hecho de que se estén tomando fotos en ese preciso momento puede despertar la pasión en la pareja. Ten cuidado de que no haya gente en fila esperando para una instantánea, ya que será una situación algo incómoda para todos.

4. En una tienda de campaña

Irse de fin de semana al campo o al bosque puede ser una excelente manera de romper con la rutina. Dormir en una tienda de campaña es un clásico, pero no solo se puede usar para descansar. Se trata de un sitio bastante habitual donde se practica el sexo. No solo si estamos en medio de la nada, también si nos encontramos en un camping.

Debes tener cuidado de que no haya gente despierta en los alrededores. Y, por supuesto, de ser silenciosos para no interrumpir el sueño de los demás viajeros.

5. En un columpio

Puede ser los del parque, pero para ello debemos esperar a que sea de noche. O bien, esas hamacas de tela que se colocan en las casas durante el verano. Quizás sea un poco complicado porque se mueven bastante hacia los lados y hay riesgo de caerse. Sin embargo, será bastante divertido.

6. En un ascensor

Sexo en el ascensor.

Si quieres algo de sexo ‘express’ un ascensor es un excelente lugar. Puedes presionar el botón del nivel más alto para que les dé algo de tiempo. O bien, comenzar los juegos previos en ese pequeño cubículo y luego continuar con la acción en otro sitio. Al mejor estilo Grey y Ana de 50 sombras.

O tal vez, si es de noche y no hay demasiada afluencia de gente usando los elevadores, pueden pulsar el botón de ‘parada’ y disfrutar de un sexo rápido, pero completo.

7. En un probador

Puedes ir a comprar ropa con tu pareja y pedirle que te asesore o te dé su opinión sobre las prendas que te pruebas. Por supuesto, hay otras maneras de hacer más divertida la tarde, principalmente para los hombres que se aburren bastante.

¡Pueden tener sexo en el probador de ropa! Es necesario ser muy silenciosos y no levantar sospechas. Para un poco de juegos íntimos es una muy buena opción.

8. En una discoteca

Es uno de los sitios favoritos donde se practica el sexo. ¡No importa la edad que se tenga! Pueden incluso jugar a que no se conocen y se ven por primera vez. Sin hablar demasiado ni ‘conocerse’ vayan al baño -mejor el de hombres porque suele haber menos gente- y pásenla de maravillas.

Visita este artículo: Consoladores sexuales: cómo elegir el mejor para mí

9. En una fiesta

Tener sexo en una fiesta.

Es otro de los clásicos, que si bien se ve en las películas o series, también puede formar parte de la realidad de una pareja. Las bodas suelen ser el evento ideal para desaparecer unos minutos. Puede ser en el parque, el baño o el aparcamiento de los coches para tener sexo.

10. En las escaleras

Si no hay ascensor o prefieren un sitio que ya casi nadie utiliza -menos de noche- pueden ir a las escaleras y tener sexo entre los peldaños. El miedo y la adrenalina de que los pillen en plena acción puede ser un condimento adicional para disfrutar.