10 maravillosas razones por las que debes incluir espinacas en tu dieta

Daniela Echeverri Castro · 19 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 26 mayo, 2019
Gracias a su aporte de proteínas y fibras vegetales las espinacas son un gran aliado para impulsar el metabolismo, ya que le sirven al cuerpo de combustible

¿Sabías que no deberían faltar las espinacas en tu dieta? Son un alimento de alto valor nutricional que se ha destacado desde la antigüedad por sus múltiples aplicaciones culinarias y medicinales.

Teniendo en cuenta que muchos aún desconocen sus bondades, a continuación queremos destacar las 10 mejores para que se animen a añadirla en la dieta. ¡Descúbrelas!

Razones para incluir las espinacas en tu dieta

Son una fuente natural de vitaminas, minerales, fibra y muchos otros nutrientes. Estos, tras ser absorbidos, mejoran la salud física y mental, y ayudan a evitar el desarrollo de algunas enfermedades.

Sus hojas grandes y verdes se utilizan para darle un toque especial a una amplia variedad de recetas saludables con las que se pueden disfrutar sus propiedades. No obstante, lo más recomendable es consumirlas crudas, ya que de este modo conservan el 100% de sus nutrientes esenciales y, por lo tanto, son mucho más beneficiosas.

Incluso, son un buen complemento para perder peso de forma saludable, dado que son muy bajas en calorías y le brindan un plus energético a todo el cuerpo. Te lo detallamos todo a continuación.

1. Promueven la desintoxicación

depurar el estómago

En primer lugar, cuentan con un alto contenido de clorofila y compuestos antioxidantes. Por ello, este vegetal verde es uno de los mejores alimentos para estimular la limpieza de órganos como el hígado y el colon.

Sus nutrientes esenciales ejercen un efecto depurativo en el cuerpo. También impulsan la eliminación de las toxinas retenidas en los tejidos.

¿Quieres conocer más? Lee: Té helado de manzanilla y jengibre para tratar el colon irritable

2. Mejoran el rendimiento físico

Al añadir este alimento en la dieta regular se le proporciona al organismo una significativa fuente de energía que contribuye a mejorar el rendimiento físico. Por ello, son aconsejables para deportistas y personas que realizan trabajos de alta exigencia, ya que ayudan a aumentar la fuerza muscular.

Su concentración de aminoácidos esenciales ayuda a que las células trabajen de una forma más eficiente. A su vez, disminuye la sensación de debilidad en los músculos.

3. Protegen la salud visual

Mejora la salud visual

Las espinacas son uno de los alimentos con mayor contenido de beta-caroteno, luteína y zeaxantina. Estos nutrientes son los encargados de proteger los ojos frente a enfermedades como las cataratas y la degeneración macular.

También son los responsables de minimizar los efectos negativos de los rayos del sol y las toxinas. Estas son las principales responsables del deterioro prematuro.

4. Fortalecen la salud cerebral

Por su alta concentración de luteína, ácido fólico y beta-carotenos, este ingrediente es un gran aliado para la salud cerebral y del sistema nervioso. Además, los flavonoides presentes en estas hojas trabajan como poderosos antioxidantes, y evitan el deterioro asociado con los radicales libres y la edad.

Su ingesta regular podría ayudar a evitar, a largo plazo, la pérdida progresiva de la memoria, la demencia y otros trastornos crónicos que afectan el cerebro. No obstante, deberemos llevar una dieta equilibrada en general.

5. Estimulan la actividad metabólica

Acelerar el metabolismo con agua de chía para perder peso

Las espinacas son una de las mayores fuentes vegetales de proteínas y fibras naturales. Por ello, ayudan a estimular el buen funcionamiento del metabolismo.

Estos nutrientes se descomponen en aminoácidos gracias a la acción de las enzimas. Posteriormente, son utilizados como “combustible” para el cuerpo.

6. Previenen la diabetes

Por su riqueza en nutrientes esenciales, esta hortaliza verde es una gran aliada para regular los niveles de glucosa en la sangre. Esto es muy interesante para pacientes con diabetes tipo 2.

Su consumo contribuye a transformar los azúcares y carbohidratos en energía y a evitar los descontroles en la glucosa. Por ejemplo, como en el caso de la resistencia a la insulina.

7. Mejoran la salud gastrointestinal

Flora intestinal

Las espinacas en tu dieta hacen parte del grupo de alimentos prebióticos que, tras ser ingeridos, alimentan la flora bacteriana del intestino. Así mejoran el proceso digestivo y la salud inmunitaria.

Su significativo aporte de fibra promueve el movimiento intestinal, evitando la acumulación de desechos en el colon. Y un intestino saludable es imprescindible para una buena salud en general.

8. Evitan el envejecimiento de la piel

También, otro motivo para incluir las espinacas en tu dieta tiene que ver con las arrugas. Los altos niveles de luteína y vitaminas del complejo B de estas hojas verdes son una gran ayuda para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Estos nutrientes, sumados a su contenido de agua, brindan una acción protectora frente a los rayos UV del sol y las toxinas del ambiente. No obstante, también deberemos cuidar la piel por fuera.

9. Mejoran la salud cardiovascular

Incluye espinacas en tu dieta para mejorar la salud cardiovascular

Los antioxidantes y compuestos antiinflamatorios de este vegetal se han aprovechado desde la antigüedad como remedio natural contra los problemas cardiovasculares. Su fibra dietética y el beta-caroteno disminuyen la oxidación del colesterol malo en las arterias y evitan su endurecimiento y deterioro.

También mejora la presión arterial y la circulación sanguínea, lo cual es clave para prevenir los riesgos de ataque al corazón. Por tanto, no deben faltar en tu dieta.

Visita este artículo: 7 tips para tener un corazón sano

10. Controlan la inflamación

Por último, este prodigioso vegetal contiene más de una docena de sustancias antiinflamatorias. Estas, al ser absorbidas, controlan una amplia variedad de dolencias que afectan la calidad de vida.

Además, se aconsejan para combatir la retención de líquidos en los tejidos. Y también para minimizar los síntomas de los problemas de las articulaciones y los músculos.

¿Sigues sin añadir las espinacas en tu dieta? Ahora que conoces sus bondades principales, procura consumirlas con más regularidad para promover el bienestar de tu cuerpo.

  • Koike, S., Gladders, P., & Paulus, A. (2013). Spinacia oleracea. In Vegetable Diseases (pp. 368–381). CRC Press. https://doi.org/10.1201/b15147-18
  • Mahmood, A., & Malik, R. N. (2014). Human health risk assessment of heavy metals via consumption of contaminated vegetables collected from different irrigation sources in Lahore, Pakistan. Arabian Journal of Chemistry7(1), 91–99. https://doi.org/10.1016/j.arabjc.2013.07.002
  • Roberts, J. L., & Moreau, R. (2016, August 1). Functional properties of spinach (Spinacia oleracea L.) phytochemicals and bioactives. Food and Function. Royal Society of Chemistry. https://doi.org/10.1039/c6fo00051g