10 objetos sucios con los que tienes contacto cada día

Katherine Flórez·
24 Julio, 2020
Los objetos sucios de uso diario son un foco de bacterias y posibles infecciones. El celular, por ejemplo, contiene millones de bacterias transmitidas no solo por el contacto con las manos, sino también por las partículas y gérmenes que salen de la boca al hablar.

Diariamente estamos expuestos a objetos sucios con miles de bacterias patógenas que viajan a través del aire. Un sistema inmunológico saludable permite la defensa contra estos microorganismos, conservando el bienestar del cuerpo.

Son varios los objetos de uso cotidiano que contienen gran cantidad de bacterias. Esto se debe a que muchas personas entran en contacto con tales objetos, o a que estos están en condiciones de humedad, temperatura o uso que favorecen la aparición de diversos microorganismos.

Para conocer un poco más al respecto, presentamos una lista de estos objetos de uso diario que tienen gran presencia de bacterias y que son fuente de posibles infecciones para el hombre.

10 objetos sucios con los que tienes contacto diariamente

1. El dinero

El dinero es el primero de los objetos sucios de esta lista. Esto se debe a que se trata de un elemento que entra en contacto con múltiples personas, que pueden tener bacterias en sus manos. Es un objeto que pasa de mano en mano cada día y que nunca se asea; esto aumenta la presencia de suciedad acumulada en billetes y monedas.

Es inevitable tener contacto con este objeto, ya que su uso es indispensable. Sin embargo, es recomendable que después de utilizarlo lave sus manos, especialmente antes de consumir alimentos.

 

Bacterias sitios sucios

2. Las perillas

Las perillas, chapas o pomos de las puertas tienen una gran presencia de bacterias. Se trata de un objeto que se encuentra en cualquier lugar, como la casa, el colegio, la oficina y lugares públicos. Muchas personas tienen contacto frecuente con estos objetos y dejan en ellos los restos de suciedad y/o de bacterias presentes en sus manos.

Ver también: El 70% del hielo de los locales de comidas rápidas es más sucio que el agua de los retretes

3. Objetos de supermercado

Cuando usted va al supermercado y toma un carro o una canasta para poner los productos de su compra allí, también entra en contacto con muchas bacterias. Aunque son herramientas muy útiles al momento de mercar, también son otros de esos objetos sucios de uso cotidiano.

La razón es la misma que en casos anteriores: muchas personas los tocan con sus manos y eso facilita la acumulación de bacterias. Esas bacterias podrían provocar diversas infecciones y enfermedades.

4. Cajero automático

Gracias a la tecnología financiera ahora no hay que hacer largas filas en un banco para retirar el dinero. Actualmente ese trámite se hace a través del cajero automático, una máquina necesaria y muy funcional. Pero, alguna vez se ha preguntado: ¿Cuántas personas entran en contacto con esas máquinas diariamente? Seguro, la cifra es muy alta.

Por ese uso masivo, los teclados de esos cajeros suelen estar muy sucios, así no lo parezca. Allí se acumulan diferentes tipos de bacterias, las cuales podrían causar problemas de salud.

5. El celular / móvil

El celular se ha convertido en una pieza clave en la vida de la mayoría de las personas. Son muy pocos aquellos que no poseen este dispositivo tecnológico. Algunas personas hacen uso frecuente de los celulares dispuestos en cabinas y ventas ambulantes. Otros, simplemente nunca limpian su propio teléfono.

El celular es un objeto que contienen millones de bacterias propagadas no sólo por el contacto con las manos sino también por las partículas y gérmenes que salen de la boca al hablar. Se trata de un dispositivo que podría provocar desde infecciones en la piel hasta enfermedades internas, en casos extremos.

 

gel_bacteria

6. Interruptores

Los interruptores de luz están en todas partes y muy rara vez se les hace una limpieza a fondo. Por obvias razones, muchas personas los tocan y no siempre tienen las manos limpias cuando lo hacen. Por lo mismo, estos objetos pueden tener bacterias acumuladas durante años y son portadores de gérmenes que atentan contra la salud.

7. Control remoto

El control remoto es otro de esos objetos que pasan de mano en mano y que suelen acumular suciedad oculta, convirtiéndose en multiplicadores de bacterias. Es recomendable limpiar este objeto frecuentemente.

8. Los ascensores

Los ascensores, al ser de uso público, reciben el contacto y la manipulación de centenares de usuarios diariamente. Lo usual es que en su teclado haya presencia de millones de bacterias y suciedad, que eventualmente pueden afectar la salud, generando principalmente enfermedades digestivas e infecciones.

9. Teclado y mouse

ejercicio-oficina

Elementos de uso laboral como el teclado y el mouse de su computador suelen tener una gran cantidad de bacterias y gérmenes. No es fácil mantener esos elementos limpios y desinfectados, por lo que hay que tomar la precaución de lavarse las manos después de utilizarlos.

Sigue leyendo: ¿Cuál es el tratamiento de la enuresis nocturna?

10. La cama

Por último, la cama no es un objeto en el que usted pensaría al momento de hablar de suciedad y bacterias. Sin embargo, la cama tiene presencia de ácaros. Estos son unos pequeños insectos que se alimentan de la piel muerta que desechamos cada noche.

Los ácaros no son directamente perjudiciales para la salud; lo que los hace peligrosos para el bienestar humano son sus desechos, ya que estos pueden producir asma y diversas infecciones respiratorias o alergias. La forma de deshacerse de ellos es mantener una ventilación constante en toda la casa.

¿Qué podemos hacer?

Son muchos los objetos sucios a los que nos exponemos diariamente, pero solo constituyen un problema grave en casos de extremo desaseo o de gran vulnerabilidad en el organismo.

De cualquier modo, la medida más recomendable para evitar problemas de salud es lavarse las manos frecuentemente. También limpiar aquellos objetos sucios con los que muchas personas tienen contacto en nuestro hogar. Todo esto ayuda a garantizar una vida saludable.

  • Betancur, C. A., Estrada, S., Ceballos, M. T., Sánchez, E., Abad, A. M., Vanegas, C., & Salazar, L. M. (2011). Billetes como fómites de bacterias con potencial patógeno para el hombre. Infectio, 14(2).
  • Stambullian, J., Rossotti, D., Fridman, D., Luchetti, P., Cheade, Y., & Stamboulian, D. (2011). EFICACIA DE CINCO DESINFECTANTES PARA LA REDUCCION BACTERIANA DOMESTICA. MEDICINA (Buenos Aires), 71(3).
  • Arévalo, P. (2012). El ataque de las bacterias: cómo prevenirlo sin morir en el intento. Nova, 10(18), 227-236.