10 razones por las que el vino tinto es bueno para tu salud

Siempre que disfrutemos de un consumo responsable, el vino tinto puede ayudarnos a cuidar de nuestra salud cardiovascular, prevenir la obesidad e incluso mejorar los estados depresivos

El vino tinto es una bebida alcohólica que, desde hace siglos, ha hecho parte de cientos de culturas de todo el mundo.

Suele ingerirse durante celebraciones u ocasiones especiales, aunque muchos lo prefieren para la hora del almuerzo o la cena.

En los últimos años se ha hecho bastante popular, no solo porque es exquisito, sino porque sus propiedades nutricionales se han valorado como complemento para la salud.

Y es que, aunque no debe ingerirse en cantidades excesivas, se trata de una fuente saludable de antioxidantes que le confieren varios beneficios al organismo.

Su principal activo, el resveratrol, disminuye el riesgo de envejecimiento celular y otros efectos negativos que provocan los radicales libres del ambiente.

Además, aporta vitaminas y minerales que, tras ser asimilados, apoyan el buen funcionamiento de los sistemas principales del cuerpo.

Por esta razón, a continuación queremos compartir 10 buenas razones para tomarlo de forma moderada sin tener remordimientos.

1. Previene la obesidad

Sobrepeso y obesidad

Los antioxidantes que contiene el vino tinto tienen la capacidad de activar la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa.

  • Esta cualidad, además de su poder depurativo, reduce el riesgo de obesidad y apoya la pérdida de grasa en los pacientes con sobrepeso.

Lee también: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

2. Elimina las bacterias bucales

El consumo de una copa pequeña de vino tinto al día puede resultar clave en la prevención de enfermedades en los dientes y las encías.

  • Gracias a sus propiedades antimicrobianas detiene el crecimiento de bacterias como los estreptococos, vinculadas a las caries y la gingivitis.
  • A su vez, es ideal para neutralizar el mal aliento y otros síntomas derivados de las infecciones.

3. Mejora las funciones cognitivas

Cerebro

El resveratrol y otros compuestos antioxidantes del vino tinto son beneficiosos para la salud cerebral.

Su absorción equilibra los procesos inflamatorios del organismo y reduce el riego de endurecimiento arterial, lo cual es clave para tener una óptima oxigenación del cerebro.

  • Una copita al día es suficiente para disminuir el riesgo de demencia y desgaste prematuro de sus tejidos.

4. Protege la piel del sol

Los flavonoides contenidos en esta bebida saludable son útiles para cuidar la piel frente a los efectos negativos que provocan los rayos UV del sol.

  • Estos antioxidantes protegen las células de las agresiones y disminuyen el riesgo de sufrir quemaduras y daños cutáneos irreversibles.

5. Previene la depresión

Qué es la depresión

Ingerir 3 o 4 copas de vino tinto a la semana puede ayudar a estimular la producción de hormonas como las endorfinas y la serotonina, ambas asociadas con el bienestar y la felicidad.

  • Sus antioxidantes disminuyen la segregación de cortisol y mejoran el estado de ánimo ante el estrés y la depresión.

6. Evita el envejecimiento prematuro

Los efectos antioxidantes de las vitaminas y minerales que contiene esta bebida son un gran apoyo para proteger los órganos frente al deterioro causado por el envejecimiento prematuro de las células.

7. Mejora la salud respiratoria

Pulmones

El resveratrol, el antioxidante activo del vino tinto, tiene la capacidad de proteger los conductos respiratorios frente al daño ocasionado por las toxinas y los agentes químicos del ambiente.

  • Sus propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes facilitan la descongestión y reducen el riesgo de alteraciones en las células.
  • Esto quiere decir que, en pequeñas dosis, es un gran aliado para evitar la formación de tumores malignos en los pulmones.

8. Protege el corazón

Una copa de vino tinto al día para las mujeres y dos para los hombres pueden ayudar a disminuir el riesgo de problemas cardiovasculares asociados al colesterol malo (LDL) y la hipertensión.

  • Su acción antioxidante disminuye la oxidación de lípidos en las arterias y mantiene su elasticidad para lograr un óptimo paso de la sangre.

9. Combate el cansancio

Sensación de cansancio

Otra de las grandes virtudes de esta bebida saludable es que puede ayudar a darle un impulso de energía al organismo en los momentos de cansancio o fatiga.

  • Sus propiedades nutricionales mejoran la actividad celular y ayudan a tener un mejor rendimiento físico y mental.

Visita este artículo: 7 tips para vencer el cansancio matutino de manera natural

10. Controla las infecciones urinarias

Por su acción diurética y sus propiedades antioxidantes, el vino tinto puede ayudar a reducir el crecimiento de las bacterias que afectan las vías urinarias.

Su acción astringente mejora la salud de la vejiga y optimiza la eliminación de los desechos y microorganismos que se acumulan en estos conductos.

¿Conocías estas bondades del vino tinto? Ahora que sabes cuán bueno es para tu cuerpo, no dudes en incluirlo de forma moderada en tu dieta.

 

 

Te puede gustar