10 recomendaciones para reforzar tus defensas con la dieta

Tener unas defensas de hierro no es una tarea fácil y lo sabemos, pero si sigues una dieta saludable podrás conseguirlo sin esfuerzo.

En el mundo actual existen muchos factores que pueden debilitar nuestro sistema inmunitario. Los cambios de temperatura, el estrés continuo y el cansancio son tres variables que te deben alertar sobre la importancia de reforzar tus defensas.

Mantener una dieta saludable siempre será una buena decisión y en este caso es el paso que te permitirá mantener tu sistema inmunitario en buen estado. Para tener las defensas del organismo en niveles óptimos es indispensable consumir una alimentación equilibrada.

A continuación, te recomendamos 10 alimentos para reforzar tus defensas con la dieta, evitando suplementos vitamínicos o medicamentos, que suelen ser la solución más común.

En principio, las frutas y las verduras nunca pueden faltar, ya que contienen macronutrientes, vitaminas, antioxidantes y minerales. Estos permiten equilibrar los niveles de glóbulos blancos, que son los encargados de proteger tu organismo de las enfermedades y las infecciones.

10 alimentos para reforzar tus defensas

1. Ajo

Se usa comúnmente para darle sabor a cada preparación. Sin embargo, tiene innumerables propiedades que lo hacen un aliado de nuestra salud. Es antibacteriano y antiviral lo que permite subir nuestras defensas y la capacidad de respuesta ante una enfermedad.

Te recomendamos leer: 7 usos del ajo para la salud y cómo consumirlo

2. Cítricos

Las frutas como las naranjas, la lima, limón, pomelos y mandarinas contienen muchas vitaminas, sobre todo la C. Es necesario que las ingieras para reforzar tus defensas. Te ayudará a prevenir las afecciones típicas que se producen con los cambios climáticos, como la gripe y la tos.

Combatir la tos con cítricos.

En caso de que estés padeciendo alguna de estas afecciones, la vitamina C también te ayudará a recuperarte de una forma más rápida y fácil.

3. Cebolla

Una infusión de cebolla siempre ayudará a reforzar las capacidades del sistema inmunitario. Se puede cocinar en trozos y beber a temperatura alta para aliviar los malestares respiratorios como los catarros y la congestión de los bronquios.

Si prefieres, también la puedes comer cruda para ayudar a disminuir los problemas causados por la tos y la mucosidad. En ambas presentaciones, la cebolla permitirá que tus defensas se potencien y puedan reaccionar ante estas afecciones.

4. Frutas y verduras rojas

A este grupo pertenecen los pimientos rojos, el tomate, las cerezas y las fresas. Estos alimentos son ricos en vitamina A y en caroteno, dos compuestos que ayudan a potenciar las defensas y  a prevenir enfermedades.

5. Agua

Con cada sorbo de agua ayudas a reforzar tus defensas. Esto se debe a que cuando mantienes hidratado tu organismo se disuelven las mucosidades.

De esta manera, mantendrás libre de congestionamiento tus vías respiratorias. Y a la vez, las protegerás de bacterias y virus. Toma diariamente dos litros de agua para garantizar que los virus se mantengan a raya.

Beber agua para estar hidratados.

También puedes tomar agua de coco para aumentar la cantidad de electrolitos en el organismo. Esto favorece la hidratación, sobre todo en momentos donde hay mucho desgaste físico.

Debes leer: 5 remedios con cebolla para la tos y otras enfermedades

6. Frutos secos como la almendra

Son ricos en vitamina E, una importante aliada en la eliminación de toxinas. Es antioxidante y aumenta el número de leucocitos que son los que actúan en la protección del organismo contra las enfermedades, virus y bacterias.

Específicamente, las almendras ayudan a reducir el colesterol gracias a su contenido de Omega-3. Una buena opción es preparar mantequilla de almendras, la cual puedes emplear para acompañar cualquier alimento.

7. Miel

El uso frecuente de la miel para tratar la tos es muy popular. Cuando estés padeciendo una gripe, tos o malestar de resfriado, toma una cucharada de miel. Sus propiedades antisépticas te ayudarán a reforzar tus defensas.

Miel para tratar la tos.

8. Avena en hojuelas

La avena es un superalimento, rica en minerales como el magnesio, zinc y cobre que ayudan directamente al sistema inmunitario, aumentando su eficacia contra la aparición de virus y bacterias que desencadenan enfermedades.

9.Hongos

Los hongos tienen propiedades antivirales y antimicrobianas. Estos vegetales mejoran la capacidad de respuesta del sistema inmune ante cualquier adversidad que amenace el organismo. Puedes comerlas antes de dormir condimentadas con ajo y cebolla.

10. Jalea real

Este es un producto creado por las abejas. Es un superalimento natural que refuerza totalmente el sistema inmunitario. Durante las bajas temperaturas del invierno, funciona de manera perfecta para fortalecer tus defensas.

Extra: combate el estrés

No olvides que el sistema inmunitario también se puede debilitar por otros factores diferentes a la alimentación. Al principio te mencionamos el cansancio y el estrés. Este último es determinante en cuanto a tu salud se refiere.

El estrés puede ocasionar la depresión del sistema inmune. Si esto sucede aumentará tu presión arterial, el colesterol, y la segregación desnivelada de hormonas. En este contexto podrías padecer de muchas enfermedades.

Por eso, te recomendamos hacer ejercicio y practicar alguna actividad que mejore tu bienestar emocional, aparte de incluir los 10 alimentos que te acabamos de mostrar. Reforzar tus defensas es un trabajo del día a día.