Contra el dolor de espalda, algunos remedios naturales y caseros

10 remedios caseros contra el dolor de espalda

Practicar ejercicio puede ser muy adecuado para aliviar el dolor de espalda siempre y cuando elijamos actividades suaves y que no fuercen demasiado, como estiramientos y similares

El dolor de espalda es una dolencia común en nuestra vida diaria: 8 de cada 10 personas lo sufren en algún momento de sus vidas.

Entre otras causas médicas este tipo de dolor puede estar provocado por:

  • Una mala postura
  • No levantar peso de manera correcta
  • Estrés
  • Padecer alguna lesión
  • Un golpe
  • Sobrepeso
  • Embarazo
  • Sufrir hernia discal

Existen algunos remedios caseros que pueden aliviar la incomodidad que produce el dolor de espalda.

Sin embargo, si el dolor es muy fuerte y desaparece, se debe acudir al médico en búsqueda de una opinión profesional para verificar su origen.

El dolor de espalda pertenece a un tipo de dolores que pueden ser crónicos y durar más de tres semanas.

10 remedios que pueden aplicarse en casa

1. La técnica de frío y calor

  • Colocaremos en una toalla unos cuantos cubitos de hielo hasta que alcance una temperatura bastante fría.
  • La colocaremos sobre la zona afectada y ejerceremos presión durante unos 20 minutos.
  • Después cambiaremos a una toalla humedecida con agua caliente, y la dejaremos actuar otros 20 minutos.
  • Es importante saber si el dolor de espalda fue causado por algún tipo de lesión, porque el calor podría aumentar la inflamación.

Ver también: Los 11 mejores estiramientos para la espalda

2. Masaje

Pediremos a alguien que nos haga un masaje con alcohol, aceite de romero o sándalo.

  • Para una mejor absorción del producto es recomendable limpiar la zona afectada.
  • Este masaje nos ayudará a liberar estrés, destensar los músculos, anestesiar los nervios afectados y bajar la inflamación.

Para la mujer embarazada, hay que evitar realizar el masaje con alcohol o aceite de romero, ya que están contraindicados durante el periodo de gestación.

3. Infusión de castaño de Indias

Una forma natural de fortalecer la espalda, es con la infusión de castaño de Indias, que deberemos tomar todos los días para lograr un mejor efecto.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 3 gotas de extracto de castaño de Indias

Preparación

Calentaremos el agua y, cuando llegue a ebullición, añadiremos el extracto de castaño de Indias.

4. Romero y vinagre

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1 taza de vinagre (250 ml)
  • 2 cucharadas de romero (20 g)

Preparación

  • Calentaremos el agua y, cuando hierva, añadiremos el vinagre y el romero. Retiraremos del fuego y dejaremos que repose 5 minutos.
  • A continuación, colaremos el contenido, mojaremos una toalla con la mezcla y la aplicaremos en la zona afectada durante unos 10 minutos.

5. Infusión de salvia

La hoja de salvia tiene propiedades relajantes. Para aprovecharlas, se re recomienda tomar tres tazas de una infusión de salvia al día.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de salvia (20 g)

Preparación

Calentaremos el agua y añadiremos las dos cucharadas de salvia.

Dejaremos que se realice la decocción durante unos minutos, colaremos el contenido y serviremos.

6. Vitamina C

 

La vitamina C es muy efectiva para aliviar el dolor de espalda. Para obtenerla podemos aumentar el consumo de alimentos como:

  • Fresas
  • Kiwi
  • Frutas cítricas (toronja, naranja, limón)
  • Pimentón
  • Guayaba
  • Brócoli

7. Ejercicios

Incluir en nuestra vida una rutina de ejercicios nos ayudará a evitar y aliviar el dolor de espalda.

Como ejemplos están el yoga, pilates y la natación, todos ellos excelentes para relajar y fortalecer nuestra espalda.

No obstante, deberemos evitar ejercicios como los abdominales, levantamiento de pesas o tocarte los dedos de los pies mientras estemos parados, ya que podrían aumentar el dolor.

8. Mejorar la postura

Una de las causas más comunes del dolor de espalda es mantener una mala postura, puede ser al caminar, al dormir o al sentarse.

Para saber si tenemos una mala postura, nos colocaremos frente a un espejo y dividiremos de forma imaginaria en dos nuestra espalda: los hombros, caderas y rodillas deben encontrarse a la misma altura.

Para corregir una mala postura podemos utilizar una faja o realizar yoga y pilates, así como ejercicios de estiramiento.

Te recomendamos leer: Trucos para mejorar tu postura y evitar el dolor crónico

9. Toma descansos

Dolor-de-espalda (2)

La mayoría de las personas que trabajan en oficinas utilizan mucho tiempo su móvil y el ordenador, y terminan padeciendo de dolores de espalda.

Podemos empezar a tomar descansos entre 5 y 10 minutos, durante los cuales realizaremos una pequeña caminata o ejercicios de estiramiento.

De esta forma relajaremos los músculos y conseguiremos que mejore el flujo sanguíneo.

10. Dormir lo suficiente

Cumplir con las horas de sueño requeridas para el buen funcionamiento de nuestro organismo es una buena opción para reducir el dolor de espalda.

Y es que un buen descanso ayuda a que el cuerpo se mantenga con más energía y más relajado. Se recomienda dormir mínimo 6 horas al día y de lado, para así reducir la curva de la espalda.