10 señales que te envían tus uñas para decirte que debes ir al médico

Entre las causas que motivan el quiebre de las uñas podemos encontrar el uso de productos químicos sin guantes, lo que termina debilitándolas. También puede indicar una deficiencia de nutrientes

En ocasiones las uñas presentan una serie de alteraciones que casi todos ignoran por considerar que es algo normal y que solo afecta a nivel estético.

La fragilidad, las manchas y las dificultades para que crezcan son solo alguno de esos inconvenientes que estas pueden evidenciar y que, muchas veces, están alertando un problema de salud de mayor atención.

En este sentido, todos deberían tener en cuenta que algunas enfermedades a nivel interno afectan de forma directa su salud y apariencia, haciéndolas más débiles y susceptibles de sufrir daños.

Es importante observarlas a menudo y tratar de identificar si presentan algún tipo de señal que pueda alertar sobre una dificultad en la salud.

Teniendo esto en cuenta se puede acudir a tiempo al médico para facilitar el diagnóstico adecuado y un oportuno tratamiento. ¡Descúbrelas!

1. Uñas pálidas

uñas manicura Lydia Pintscher

Cuando las uñas pierden color y lucen demasiado blancas es muy probable que haya algún tipo de deficiencia nutricional.

La falta de hierro debido a la anemia o  la inadecuada absorción de los nutrientes durante el proceso digestivo suelen ser sus principales causas.

Lee también: 3 Recetas saludables y alimentos para combatir la anemia

2. Uñas gruesas

Tener unas uñas gruesas y saludables es lo que todos desean. No obstante, si ese grosor se excede más de lo normal se convierte en un problema estético que requiere más cuidado.

En ocasiones esta alteración se produce por una dificultad a nivel circulatorio o una afección pulmonar.

3. Uñas rugosas

Uñas rugosas

Sentir las uñas rugosas y gruesas también puede indicar la presencia de algún tipo de hongo. Esta afección es bastante común y debe ser tratada a tiempo para que no se empeore con el paso de los días.

4. Uñas planas y con cavidades

También llamadas coiloniquias o “uñas cuchara”, suelen ser comunes en las manos de personas con trastornos como la anemia o el hipotiroidismo.

La deficiencia de hierro y la alteración de las hormonas influyen de forma significativa en su alteración.

En algunos casos también pueden deberse a un problema respiratorio como bronquitis crónica o enfisema, notándose además con un color morado o azul.

5. Manchas blancas

Las pequeñas manchas blancas que son visibles en la superficie de la uña son un síntoma contundente de la deficiencia de aminoácidos, es decir, la base de las proteínas.

Tras notarlos es esencial aumentar su consumo pues, de no ser así, puede dar lugar a la anemia y otras afecciones de más cuidado.

6. Uñas amarillentas

Uñas amarillentas

Son muy comunes en las personas fumadoras o que están recibiendo algún tratamiento farmacológico con antibióticos.

En menos casos indican que se está desarrollando un problema a nivel hepático, probablemente por la acumulación de toxinas.

7. Uñas moradas o de color azul

Es una de las primeras señales que se hacen notorias en aquellas personas con dificultades en su sistema circulatorio. El color que va de morado a azul se debe a la dificultad para transportar el oxígeno hacia las células.

Cuando lucen de un tono rojizo pueden estar alertando de un incremento en la presión arterial. Haciendo esto a un lado, una lesión o golpe también las puede volver amoratadas e incluso negras.

8. Uñas quebradizas

Mantenerlas demasiado largas es el primer factor que influye en su constante quiebre. No obstante, más allá de eso, en la mayoría de los casos se debe a una deficiencia en nutrientes, una enfermedad o la constante exposición a químicos agresivos.

La manipulación de productos de limpieza sin utilizar guantes causa un debilitamiento en la estructura de la uña y al final las termina agrietando.

También es un síntoma propio de las enfermedades de la glándula tiroides y la psoriasis.

Visita este artículo:Remedio con miel y nueces para regular la glándula tiroides

9. Uñas descamadas

Unas quebradizas

La descamación en las uñas es antiestética y evita lucir una manicura perfecta. Por lo general, se produce cuando estas se someten a temperaturas extremas, ambientes demasiado secos o por el contacto directo con algunas sustancias químicas.

La solución es la aplicación de un fortalecedor y la constante hidratación con crema para las cutículas.

10. Uñas con agujeros

Suelen ser menos comunes que las anteriores, pero suele desencadenarse cuando la persona se enferma de psoriasis o alopecia areata. También son la señal de una deficiencia de zinc en el organismo y  trastornos del tejido conectivo.

Las alteraciones de las uñas no son el único síntoma de los trastornos de salud mencionados, pero pueden ser un signo temprano para motivar una visita al médico. ¡No las ignores por ningún motivo!