10 señales de que tus pulmones pueden estar fallando

Brunilda Zuñiga · 28 marzo, 2017
Debemos vigilar la salud de nuestros pulmones si notamos que nos empieza a faltar el aire cuando realizamos actividades cotidianas, si tenemos sibilancias al respirar o nos cansamos en exceso

Nuestra calidad de vida siempre va a depender del cuidado que demos a nuestro cuerpo, pues los órganos internos son de gran importancia.

Comenzar a sentirte cansado con solo subir unos escalones, jugar con tus hijos o al hacer trabajos pequeños en casa son indicios de que tus pulmones pueden estar fallando.

Una persona adulta puede respirar hasta unas 20 000 veces por día en condiciones normales. Cuando la regularidad de la respiración comienza a suponer un problema hay que vigilar qué sucede.

Las vías respiratorias son tal vez el sistema con más trabajo en nuestro cuerpo y la fatiga constante es una clara señal de que tus pulmones pueden estar fallando.

Síntomas que indica que tus pulmones pueden estar fallando

1. Cansancio o fatigaCansancio

Quizás antes ibas caminando a todas partes, en vez de usar ascensor subías escaleras y no te importaba mover todo en casa a la hora de realizar el aseo.

Sin embargo, ya no quieres hacer nada de esto y has notado que te cansas con pocos movimientos.

Visita este artículo: ¿Qué podemos hacer para reducir el cansancio y la fatiga?

2. Sibilancias

No es normal que nuestra respiración produzca ruidos con el entrar y salir del aire.

Si notas que aparece cierto silbido leve cuando respiras, esto, sin duda, es una alarma que indica que tus pulmones pueden estar fallando.

3. Tos y gripes constantes

Sufrir de gripes producto de virus en etapas de invierno sobre todo es bastante normal. Lo que debe alarmarnos son los tiempos prolongados con esta condición.

Es probable que el especialista primero revise las defensas del cuerpo, pero no se debe pasar por alto un chequeo pulmonar.

4. Esputo

Es el nombre que recibe la mezcla de saliva y flema en las vías respiratorias. Es común en fumadores que suelen presentan crisis en horas de la mañana.

Este problema causa una necesidad constante de escupir y expulsar flema.

5. Falta de aliento

Qué-saber-sobre-la angina-de-pecho

Si no respiramos con tranquilidad algo está mal. Nuestra respiración es algo natural que casi no notamos.

Por eso, tener dificultad al respirar puede ser una señal de que tus pulmones están fallando.

6. Presión en el pecho

Se percibe como si algo pesado estuviera comprimiendo el pecho, y es probable que esté acompañado de dolor al realizar acciones comunes como toser, caminar, comer, respirar con profundidad o al agacharse.

7. Pérdida muscular

La masa muscular comienza a disminuir por la falla en el intercambio de oxígeno dentro del organismo.

Aunque esta pérdida de masa muscular también puede deberse a otros factores, debes prestar atención si aparece al mismo tiempo que varios de los síntomas que te hemos mencionado.

8. Fiebres inexplicablesfiebre

No es normal tener fiebres sin motivos aparentes. La fiebre es una forma de defensa del organismo que indica que algo va mal, y suele aparecer unida a la inflamación de los ganglios linfáticos.

9. Tos con sangre

Suele tratarse de padecimientos con patología avanzada, como es el caso de la embolia pulmonar o la tuberculosis. Es necesario revisarlo de manera urgente para descartar cualquier pronóstico negativo.

10. Pérdida de apetito

Aunque muchas personas no ven la relación, cuando los pulmones no están funcionando bien se pierden las ganas de comer y aparecen episodios de desgana.

Consejos para mantener unos pulmones sanos

Fumar

Estos cambios en el cuerpo encienden las alarmas, por lo que no es bueno ignorarlos. Estar atento podría ayudar a tu médico a detectar a tiempo cualquier enfermedad con resultados satisfactorios.

La salud no solo se basa en reconocer cambios en el organismo, la prevención también es muy importante.

Existen algunas cosas que puedes llevar a cabo para fortalecer tus pulmones y así evitar daños en tu sistema respiratorio, algo que, sin duda, va a influir en la obtención de una mejor calidad de vida.

Pon en práctica estas 5 recomendaciones básicas para proteger tus pulmones:

  • No fumes. Es esencial y quizás lo más importante.
  • Ejercita la respiración. Existen diversos ejercicios para fortalecer los pulmones. Si tienes dudas, pregunta a un experto o especialista.

La práctica de yoga es una de las que mejores resultados proporciona.

  • Depura tu organismo con regularidad. La limpieza mediante alimentos es de gran ayuda. Los pulmones tendrás mejor salud si consumes fuentes de hierro como berros, pistachos y alimentos ricos en vitamina E.
  • Evita la contaminación. Quizás sea difícil hoy en día pero, en lo posible, aléjate de la contaminación ambiental así como de las áreas de fumadores.
  • Tés depurativos. Puedes sustituir el café por un té de hierbas que ayudan a depurar los pulmones. Las más recomendables son el orégano, eucalipto y cáscara de naranja.

Ver también: Guía para dejar de fumar

La enfermedad pulmonar más común

La afección de salud que más ataca al sistema respiratorio es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Aparece comúnmente en personas que han fumado por más de dos décadas, aunque también puede afectar con menos tiempo.

Aunque su aparición se atribuye mayormente al consumo de tabaco también hay casos en personas expuestas a vapores químicos, contaminación ambiental y polvo.

Ahora que ya has descubierto esos síntomas que pueden alertar de que tus pulmones pueden estar fallando, empieza a tomar precauciones.

Insistimos en la importancia que tiene la detección temprana y el cuidado con el cual se pueden proteger los pulmones.

Después de todo, son unos de los órganos más importantes para nuestro organismo.