10 síntomas de cáncer que muchos ignoran

Yamila Papa Pintor · 26 marzo, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 22 octubre, 2019
Prevención y detección temprana son fundamentales en la lucha contra el cáncer. Por eso, ante cualquier síntoma que nos parezca anormal o nos genere inquietud, debemos acudir a un especialista que lo evalúe.

Una de las principales maneras de luchar contra el cáncer es saber detectarlo a tiempo. A veces por estar muy ocupados nos olvidamos de los chequeos médicos anuales y dejamos pasar semanas antes de ir a la consulta si tenemos algún dolor.

El cáncer tiene síntomas iniciales que muchos de nosotros ignoramos. Por ello, es importante conocerlos (o repasarlos si los hemos olvidado) para tenerlos en cuenta.

Posibles síntomas de cáncer

Aunque hablar sobre el cáncer puede llegar a causar cierto temor, estar bien informados sobre el tema es fundamental para que así, en caso de notar algún cambio en nuestro estado de salud, acudamos al médico y le comentemos nuestra inquietud.

Acudir al médico y recibir un diagnóstico precoz aumenta las probabilidades de éxito del tratamiento.

Pérdida de peso

La pérdida de peso repentina, sin un motivo aparente y sin haber realizado cambios en la dieta o los hábitos de ejercicio, puede estar asociada a algún tipo de cáncer.

Tos frecuente

La tos frecuente, además de deberse a la alergia o al cambio de temperatura, la tos está causada por diversos factores. Si constantemente se tiene catarro, aunque no se fume, es preciso consultar con un médico. Puede que se esté gestando un cáncer de pulmón, de garganta o de laringe.

También hay que prestar atención al dolor de pecho y a los síntomas similares a la bronquitis severa (las molestias se extienden a los hombros o debajo de los brazos).

Fiebre frecuente

La leucemia es un tipo de cáncer que se desarrolla en la médula ósea y ataca las células de la sangre. Se producen glóbulos blancos enfermos o anormales y esto afecta la capacidad del organismo a prevenir o combatir las infecciones.

Fiebre

Dolor articular

Es cierto que las articulaciones pueden inflamarse y doler debido a un movimiento brusco, un exceso de esfuerzo o una mala postura, pero puede ser también un signo de algo más grave como el cáncer en los huesos. Si el dolor articular no cede, quizás sea momento de acudir al médico.

Moratones que no curan

Si nos golpeamos contra algo o nos caemos es normal tener moratones o hematomas. El problema reside en su aparición sin motivos aparentes o en un proceso muy lento de curación (cuando van cambiando de color hasta desaparecer).

Esto puede ser una señal de que las plaquetas y los glóbulos rojos no están sanos e incluso de leucemia que no permite a la sangre transportar oxígeno ni coagular como corresponde.

Moretones

Cambios varios en la piel

De acuerdo con los expertos de la Asociación Americana del Cáncer, hay cambios en la piel que pueden ser un signo de varios tipos de cáncer (no solo de piel):

  • Picazón.
  • Crecimiento excesivo de vello.
  • Oscurecimiento (hiperpigmentación).
  • Coloración amarillenta de piel y ojos (ictericia).

Cambios en el aparato genital masculino

Si se nota un bulto, una inflamación o dolor (entre otros cambios) en los testículos es preciso ir al doctor para determinar la razón. El cáncer testicular es de los más rápidos en avanzar. Según los médicos, los hombres de entre 15 y 55 años se pueden hacer un autoexamen en casa para ir monitoreando los cambios.

Además, no hay que desestimar los problemas para orinar: necesidad de ir al baño a cada rato, dificultad para comenzar a orinar o poca cantidad de orina. Esto puede ser síntoma de cáncer de próstata, una enfermedad que aparece sobre todo en los hombres mayores de 50 años.

Ver también: 12 variables psicológicas que influyen en el cáncer

Posibles síntomas de cáncer en las mujeres

Distensión abdominal

El 10 % de la población sufre hinchazón regularmente, sobre todo en el caso de las mujeres. Esta dolencia común está relacionada con el síndrome premenstrual, la indigestión o la acumulación de gases. Pero si la inflamación se mantiene durante más de dos semanas (y se descarta el embarazo) y se empareja con pérdida de peso o sangrado conviene consultar a un médico para descartar que se trate de cáncer de ovario.

Sangrado entre períodos

Durante el ciclo menstrual la mujer puede experimentar un poco de sangrado aun cuando no está con la menstruación. Sin embargo cuando esto sucede muy a menudo y varias veces en el mismo mes puede deberse a un problema hormonal, el estrés, la inflamación del cuello del útero o el cáncer de endometrio.

Te puede interesar: Entendiendo un análisis de sangre, te explicamos todos los parámetros

Cambios en las mamas

Al igual que sucede con los hombres, las mujeres también pueden hacerse un examen de sus mamas cuando se bañan o frente al espejo. La aparición de bultos (que se pueden extender hasta las axilas), la supuración desde el pezón, los cambios en la piel o los dolores fuera del período menstrual han de ser analizados.

Nota

Presentar alguno o varios de estos síntomas que hemos mencionado no tiene por qué implicar que obligatoriamente sufres de cáncer, por lo tanto, si tienes inquietudes acerca de tu estado de salud, consulta con tu médico. El profesional evaluará tu caso y te indicará qué es lo que puede estar pasando.