10 técnicas curiosas que sirven para curar el hipo

El hipo es poco más que un reflejo. Los expertos dicen que el hipo es más a menudo una reacción a los disturbios digestivos comunes. Y, por lo general, son más una molestia que otra cosa. Incluso los bebés tienen hipo. Los remedios caseros que se utilizan para detener el hipo trabajan en dos principios: abrumando al nervio vago con otra sensación y con la respiración. Aquí están 10 técnicas para curar el hipo.

1. Come azúcar

La sobrecarga de las terminaciones nerviosas de la boca con una sensación dulce puede terminar con el hipo. Cómete una cucharadita de azúcar y, si es posible, coloca el azúcar en la parte posterior de la lengua, donde están las papilas gustativas. De esta manera, la sobrecarga de azúcar terminará con el hipo.

2. Tápate los oídos

Remedios caseros para tratar el dolor de oidos

Algunos médicos recomiendan poner tus dedos en los oídos para detener el hipo. Las ramas del nervio vago también llegan al sistema auditivo y estimulando las terminaciones nerviosas de ahí, el nervio vago entra en acción.

3. Haz que te asusten

Sí, efectivamente, el viejo truco del susto es efectivo para terminar con el hipo. Dile a alguien que te sorprenda y el susto podrá abrumar al nervio vago poniendo fin al molesto hipo.

4. Bebe agua

beber-agua2

Otro truco que seguramente conoces y funciona. La ingestión de agua interrumpe el ciclo de hipo, que puede calmar los nervios. Hacer gárgaras con agua también puede tener el mismo efecto.

5. Tira de tu lengua

Sacando la lengua y tirando de él puedes detener el hipo también.

6. Hazle cosquillas a tu paladar

Las cosquillas en el paladar con un hisopo de algodón pueden hacer el truco. O, si eres del tipo que disfruta recibiendo cosquillas, dile a alguien que encuentre tus puntos de cosquillas.

7. Aguanta la respiración

Aguantar la respiración es otro truco que puede acabar con el hipo. Tápate la nariz y cierra la boca, la forma en la que te pones cuando estás listo para saltar en una piscina, por el tiempo que sea posible o hasta que sientas que el hipo se ha ido.

8. Respira dentro de una bolsa de papel

El viejo recurso de respirar dentro de una bolsa de papel, se cree que trabaja en el mismo principio que el método de apnea. Ambos aumentan la cantidad de dióxido de carbono en la sangre y el cuerpo se preocupa por deshacerse de ella y se olvida de los otros contratiempos como el hipo.

9. Tómate un antiácido

Magnesio

Otro truco es tomarte un antiácido. Este método puede ser más eficaz si se elige uno que contiene magnesio, ya que este mineral tiende a disminuir la irritación y a calmar los nervios. Una o dos tabletas son suficientes para quitar el hipo.

10. Come más despacio

Si comes rápido probablemente no masticas bien los alimentos, lo que parece ser la causa del hipo. Y la alimentación rápida hace que el aire quede atrapado entre las piezas de los alimentos, lo que puede desencadenar el nervio vago. Mastica deliberadamente y toma sorbos pequeños de bebidas para mantener tu consumo de aire al mínimo.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar