10 técnicas para mejorar tu forma de besar

Lo hemos soñado. Lo hemos visto en películas. Lo hemos idealizado tanto que cuando por fin llega el momento no sabemos qué hacer. Besar es una de las demostraciones de afecto más significativas. Aquí 10 técnicas para mejorar tu estilo.

Besar es mucho más que colocar los labios sobre los de otro y mover la boca de manera desenfrenada. Desde la antigüedad ha sido objeto de estudio, pero para muchos es un arte que requiere tiempo y práctica.

Sin embargo, si no dominas algunas técnicas, la situación puede volverse incómoda. Para que no te ocurra, compartimos contigo estrategias acertadas para mejorar tu forma de besar.

Dar un beso casi siempre resulta un momento especial. Estos roces al besar ayudan a aliviar los estados depresivos, estimulan la liberación de las hormonas del bienestar y benefician la salud física y psicológica. Descubre todo lo que te sucede al besar.

Lo que te sucede al besar

Besar.

A diferencia de la mayoría de los animales, los humanos se besan en la boca. Se dice que una de las primeras culturas en realizar esta práctica viene de una tribu hindú de hace más de 3.500 años. En ella besar significaba “inhalar el alma de alguien”.

Los besos hoy son una acción común en la cultura occidental. Para muchos, es inolvidable el primer beso de su vida o la primera vez que besaron a su pareja. De hecho, las personas pueden recordar con más detalle cómo fue su primer beso que sus relaciones sexuales.

“En un beso sabrás todo lo que he callado”.
– Pablo Neruda-

Besar conecta el mundo de dos personas, borra cualquier distancia entre ambos. El beso es el elemento más decisivo en el proceso para elegir a una pareja.

Esta caricia indica en general cómo puedes saber si una relación funcionará o no. Por otro lado, detrás de un beso hay numerosos neurotransmisores y cuestiones biológicas de teoría evolutiva.

Un mundo por descubrir: Qué besos son los más excitantes

Consejos

A veces la gente se guía por lo que ve en el cine, la televisión o lo que cuentan los demás. No obstante, para que sorprendas a tu pareja y la experiencia de dar un beso sea inolvidable, sigue estos consejos:

  • Despacio. Tómate el tiempo para acercarte y descubrir el terreno.
  • Haz pausas. No hagas todos los movimientos de una vez.
  • Aprovecha para respirar cerca de sus labios, pero sin besarlo.
  • Caricias. Mientras lo besas, roza su cabello, cara, cuello e, incluso, baja con delicadeza tus manos y toca sus brazos.
  • Mordisco. Pero no lo hagas tan intenso y a la primera. Puede que a tu pareja no le agrade o se asuste. Mejor intenta algo suave y por los bordes. Aunque no es una práctica tan higiénica, pues pueden transmitirse virus y bacterias que pueden ser mortales.
  • Déjate llevar. Aprende a relajarte y a esperar que las cosas se vayan dando.
  • Trata de variar el ritmo para evitar el aburrimiento y la monotonía.
  • La lengua. No se trata de meterla hasta el fondo de la garganta. Realiza movimientos sutiles.
  • Además del contacto, juega con las manos, mueve la cabeza, intercambia miradas, juguetea con los labios.
  • Procura no terminar de manera brusca. Hazlo con una mirada o una caricia. Sorprende a tu pareja con un beso inesperado y diferente cada vez.

Infórmate sobre: 5 puntos para potenciar el deseo sexual

Puntos extra

besar - Errores a la hora de besar.

En el arte del beso no todo es técnica. Como siempre, el momento, el lugar, el aspecto y, sobre todo, la actitud, influirán en que la experiencia sea o no placentera. Así que añade al encuentro estas recomendaciones.

  • Aseo. Es imprescindible que te prepares con buen aliento. Mantén contigo pastillas de menta.
  • Labios agradables. Unos labios secos no incitan a besar. Huméctalos de manera constante y, antes de besar, humedécelos.
  • Estar bien acicalado produce una sensación positiva que aumenta el deseo para besar.
  • Conocer a la otra persona y compartir secretos son buenas formas para romper el hielo para construir intimidad entre ambos.
  • El contexto importa. Es importante elegir un buen lugar.
  • Aprende lo que le gusta a tu pareja y lo que no para saber si es apasionada o romántica, arriesgada o cuidadosa.
  • El primer beso no debe durar más de un minuto. Deja espacio a la expectativa.

Besar te ayuda a acercarte y te proporciona una prueba del aroma, sabor y de las feromonas involucradas en la duración de una relación. Los besos te abren la puerta y el camino hacia donde puedes continuar. Saber de la química en un beso te ayudará a entender por qué un beso funcionó y por qué no.