10 tips imprescindibles para alargar tu esperanza de vida

10 tips imprescindibles para alargar tu esperanza de vida

Más allá de llevar una dieta sana y practicar ejercicio, una actitud positiva puede ser determinante a la hora de aumentar nuestra esperanza de vida

La esperanza de vida viene condicionada por nuestra herencia genética, pero también es fundamental aprender a cuidarnos para alargarla y vivir con una buena calidad de vida.

En este artículo compartimos 10 tips para alargar la esperanza de vida con algunos consejos de salud, buenas pautas de alimentación e ideas que te sorprenderán.

¡Descúbrelas!

Vivir de manera positiva

La clave para alargar la esperanza de vida es, en primer lugar, vivir de manera positiva.

Debemos hacerlo con optimismo y alegría, superando los obstáculos que se nos presenten, ya sean de salud, familiares, laborales, etc. La actitud es fundamental para lograrlo.

Nuestra personalidad nos condiciona a ser de una determinada manera desde niños. No obstante, en nuestras manos está cambiar todo aquello que no nos permite ser felices, que nos angustia o nos entristece y que, por lo tanto, nos quita años de vida.

familia con cometa

Lo que nos hace enfermar

También es importante conocer qué es lo que nos hace enfermar:

  • El estrés y las emociones negativas.
  • Una mala alimentación o una manera de comer desequilibrada.
  • El sedentarismo.
  • Los malos hábitos.
  • La contaminación.
  • La acumulación de toxinas en nuestro organismo.
  • La falta de un buen descanso.

Aumenta tu esperanza de vida

1. Bebe más agua

¿Cuántas veces nos lo han dicho? Tenemos que beber más agua para evitar la deshidratación que sufrimos cada vez más con el paso del tiempo.

Deberíamos beber entre un litro y medio y dos litros cada día, siempre fuera de las comidas, y sobre todo en ayunas, que es el momento en que tiene un efecto más positivo para la salud.

2. Come menos y mejor

No se trata de comer más, sino de comer mejor. Si nos comemos una buena cantidad de pizza y helado, ¿cuántos nutrientes obtenemos con esa comida?

Debemos evitar llenarnos en cada comida y quedarnos siempre al 80%. Es ese punto en el que todavía podríamos comer un poco más, pero no debemos hacerlo.

Así evitaremos que la digestión sea demasiado pesada y nos quite toda la energía.

No obstante, los alimentos que elijamos deben ser de calidad, y conviene optar siempre que podamos por superalimentos como:

  • Espirulina.
  • Maca.
  • Cáñamo.
  • Levadura nutricional.
  • Semillas y frutos secos.
  • Legumbres

3. Muévete

Si no te gusta el gimnasio elige otro tipo de ejercicio, pero muévete. Evita el sedentarismo y estar demasiadas horas sentado.

Haz actividades, cambia de tareas a menudo, sube escaleras y ve a los sitios andando. Ese ritmo te aportará una gran sensación de felicidad y mejorará tu descanso nocturno.

4. Respira profundamente

Respirar nos mantiene con vida y, sin embargo, lo hacemos de manera muy superficial. Aprende a tomar conciencia de la respiración, sobre todo en aquellos momentos en los que te sientas estresado o angustiado.

5. Huye de lo negativo

Debemos evitar todo aquello negativo que nos rodea e incluso nuestra propia negatividad.

Si no podemos enfrentarnos a alguna situación intentaremos esquivarla para que no nos afecte a la salud.

las parejas satisfechas son amigos

6. Lucha por ser mejor persona

Las mejores personas tienen una mejor calidad y esperanza de vida, ya que las emociones positivas nos predisponen a una buena salud.

Debemos dar importancia a los valores como la amistad, la generosidad, el altruismo, el compañerismo o la empatía, e intentar ayudar a otras personas siempre que podamos.

7. Depúrate de vez en cuando

Las toxinas se van acumulando en nuestro organismo de manera gradual y, a la larga, nos provocan trastornos y enfermedades.

Por este motivo conviene hacer depuraciones, al menos, dos veces al año.

8. Busca lo natural

Elige siempre que puedas aquello que es natural, tanto en la alimentación como en el entorno.

La naturaleza es un refugio que nos ayuda a sentir mayor paz y serenidad, por lo que puede superar los beneficios de cualquier terapia.

personas felices

9. No te olvides de la meditación

Unos minutos de meditación cada día nos ayudan a:

  • Relajarnos.
  • Prevenir la ansiedad y la depresión.
  • Dormir mejor.
  • Aliviar los dolores de cabeza.
  • Desconectar de las preocupaciones del día.
  • Mejorar nuestras relaciones familiares.

10. Da amor y recibirás amor

Sin duda, todo lo que demos lo recibiremos de vuelta. Por lo tanto, todo el amor y las emociones positivas que demos a quienes nos rodean regresarán a nosotros.

Lo harán como un regalo, para alargar nuestra esperanza de vida. Da amor, y recibirás más amor todavía.