10 tips para eliminar la mucosidad crónica de manera definitiva

Elena Martínez Blasco·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
28 Noviembre, 2018
La hidratación es fundamental para reducir la mucosidad crónica. Deberemos beber, al menos, dos litros de agua al día para fluidificar el moco y evitar su acumulación

Las personas que sufren mucosidad crónica deben saber que hay muchos consejos naturales que pueden seguir no solamente para aliviarla, sino para eliminarla de manera definitiva, actuando sobre la causa que genera la mucosidad.

Si bien es cierto que lo primero que debe hacer una persona que sufre de mucosidad crónica es visitar al médico, existen 10 tips que –según la sabiduría popular– pueden contribuir con el alivio en gran medida, cuando se incluyen dentro de un estilo de vida saludable.

¿Cuál es la causa de la mucosidad crónica?

Todos podemos sufrir mucosidad de manera puntual, relacionada con un resfriado, una gripe o una alergia estacional. Generalmente, esta molestia puede aparecer a jóvenes y adultos por igual en cualquier momento de la vida.

Así pues, los niños también tienden a acumular mucosidad con mucha facilidad, y con ellos es todavía más importante prevenir de manera natural, para evitar riesgos innecesarios para la salud.

Las causas pueden estar relacionadas con la alimentación y la falta de hidratación, por lo que estos deberán ser el principal objetivo a la hora de empezar un tratamiento.

No obstante, quienes la padecen de manera crónica deberían investigar cuál puede ser la causa para poner fin a este molesto trastorno. El médico es la persona encargada realizar un diagnóstico efectivo que puede ser complementado con estos remedios naturales y fáciles de realizar.

Una de las posibles causas detrás de la mucosidad crónica puede ser la sinusitis.

Mujer con sinusitis

10 tips para eliminar la mucosidad de manera natural

Según la sabiduría popular, además de seguir las indicaciones del médico, para eliminar la mucosidad crónica de forma natural, puedes optar por lo siguiente.

1. Eliminar los lácteos

Los lácteos son uno de los alimentos que se aconseja eliminar momentáneamente de la dieta. Y es que se cree que la proteína presente en la leche, conocida como “caseína”, podría ser la causante del aumento de mucosidad en el tracto respiratorio.

Por ello, tradicionalmente, se recomienda evitar los productos lácteos en general hasta obtener el alivio, sin embargo, no hay que irse al extremo –a menos que el médico así lo indique–, simplemente se puede reducir la cantidad de lácteos que se consumen entre diario, por unos días hasta notar una mejoría.

Nota: los expertos de Mayo Clinic indican que el consumo de leche no aumenta la cantidad de flemas sino la densidad de las mismas, concretamente.

2. Reducir las harinas

Aunque esta relación causa-efecto no es tan popular como la anterior, en el ámbito popular se dice que las harinas refinadas también pueden provocar una acumulación de mucosidad en el organismo, ya que provocan un exceso de humedad.

En general, se recomienda reducir el consumo de harinas de trigo refinadas y sustituirlas por harinas integrales de otros cereales, como la avena, el arroz, la espelta, el centeno o el trigo sarraceno.

3. Beber más agua

Para eliminar la mucosidad crónica de forma natural y evitar la acumulación se recomienda beber dos litros de agua al día, en ayunas y fuera de las comidas. De este modo el agua ejerce una función importante en la eliminación de la mucosidad, puesto que la hace más líquida y por lo tanto más fácil de expulsar.

Si nos cuesta beber agua podemos tomar limonada sin azúcar e infusiones medicinales.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

4. Condimentar con picante

Se dice que las especias como la pimienta de Cayena y el jengibre son excelentes expectorantes naturales. Por ello, se aconseja incluirlas en la dieta, con moderación, para aprovechar sus beneficios.

5. Aceites esenciales expectorantes

Aceite esencial de limón

Se dice que algunos aceites esenciales podrían contribuir con el alivio en caso de congestión y mucosidad crónica. Por ello, tradicionalmente hay muchas personas que los utilizan –diluidos en agua– para hacerse masajes relajantes en el área del pecho y la espalda.

También hay quienes vierten unas gotas de aceite esencial en un difusor para colocarlo en la habitación y así, crear un efecto ambientador-humidificador-expectorante para promover el alivio.

Se dice que los aceites esenciales se pueden aplicar en la piel mezclados con un aceite vegetal base (oliva, almendra, coco, sésamo). Algunos de los más recomendables serían:

  • Pino.
  • Abeto.
  • Limón.
  • Niaouli.
  • Eucalipto.
  • Ravensara.

Descubre: Prepara un ungüento natural para descongestionar las vías respiratorias

6. Emplasto de mostaza y lino

Según la sabiduría popular, para aliviar la congestión que provoca la mucosidad crónica en las vías altas, se puede recurrir al siguiente emplasto de mostaza roja y lino sobre el pecho.

Ingredientes

  • 1 parte de semilla de lino.
  • 2 partes de semillas de mostaza.
  • Agua caliente (la cantidad necesaria).

Preparación

  • Mezcla las semillas (siempre 2 partes de mostaza por 1 de lino) con agua caliente hasta hacer una pasta.
  • Aplica sobre el pecho y la cubres, primero con una tela de lino y después con dos telas de lana.
  • La dejas actuar un minuto como máximo y la retiras.

7. Aplicación de jengibre

Así como se preparan infusiones para beber y así aliviar la mucosidad crónica, en el ámbito popular, también se dice que, en lugar de beber la infusión, se puede utilizar esta a modo de tónico…

  • Prepara una infusión concentrada de jengibre.
  • Ponte una toalla seca a lo largo de la espalda y los trapecios y encima colocas una toalla mojada en la infusión.
  • La tapas con otra toalla seca y la dejas actuar durante 5 minutos.

8. Cebolla en la mesita

5 remedios caseros con cebolla para aliviar la tos

El truco de la cebolla en la mesita de noche forma parte de la botica de la abuela y por ello mismo, es muy popular. Consiste simplemente en tomar una cebolla fresca, cortarla en varios trozos, colocarla en un plato sobre la mesita de noche.

Si bien por lo general se dice que la cebolla ayuda a combatir la infección que ha causado la mucosidad crónica, lo que realmente hace la cebolla esa mantener la humedad en la habitación y esto a su vez contribuirá con el alivio de las molestias. 

9. Golpecitos con la mano

Según creencias, esta técnica ayuda a expulsar la mucosidad crónica. En concreto, se dice que ayuda a “despegar” el moco de los bronquios y las vías respiratorias en general.

Pon la mano cóncava, en forma de cazuelita, y ve golpeándote tanto el pecho como la espalda superior con golpes suaves, rápidos y secos durante unos minutos.

10. Infusiones expectorantes

Según las abuelas, existen varias infusiones expectorantes que podrían contribuir con el alivio de la congestión y otras molestias. Algunas de las más recomendable son:

  • Ajo.
  • Canela.
  • Hinojo.
  • Jengibre.
  • Semillas de anís verde.
  • Eucalipto blanco (no se recomienda el consumo para niños).

Nota: no se recomienda consumir ningún remedio con hierbas con plantas medicinales sin la autorización del médico, ya que podrían causar interacciones y otras molestias.

¿Listo para deshacerte de los mocos?

Como puedes ver, existen varias opciones con las que puedes deshacerte de los mocos de forma natural. Puedes aplicarlas a la par del tratamiento médico, si el profesional así lo autoriza.

Recuerda que además de aplicar estos trucos y tomar tus medicamentos, deberás mantener una dieta equilibrada y una hidratación adecuada para poder notar una verdadera mejoría.

  • Belvisi, M. G., & Hele, D. J. (2006). Capsaicin. In Encyclopedia of Respiratory Medicine, Four-Volume Set (pp. 315–319). Elsevier Inc.
  • Ben-Arye E, et al. (2010). Treatment of upper respiratory tract infections in primary care: A randomized study using aromatic herbs.
  • Gibson P, et al. (2016). Treatment of unexplained chronic cough: CHEST guideline and expert panel report.
  • Kurmukov, A. G. (2013). Phytochemistry of medicinal plants. In Medicinal Plants of Central Asia: Uzbekistan and Kyrgyzstan (pp. 13–14). Springer New York. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-3912-7_4
  • Rhinitis (nasal allergies). (2015, October)
  • Voynow, J. A., & Mengr, B. K. R. (2009). Mucins, mucus, and sputum. Chest135(2), 505–512.