10 tratamientos naturales contra el herpes labial

Daniela Castro · 8 junio, 2014
A continuación te presentamos algunos de los remedios naturales que mejor pueden ayudarte a aliviar las molestias del herpes labial, en conjunto con el tratamiento farmacológico que haya pautado tu médico. 

El herpes labial o también conocido como “herpes febril”, es popularmente conocido por el nombre de ‘fuego’. Esto se debe a que una de las principales molestias que produce es la sensación de ardor y picazón en el punto donde brota la ampolla.

La infección es causada por el virus del herpes simple (VHS- 1). Por lo general, la infección se produce por el contacto directo con una persona que tiene un brote activo (a través de un beso, por ejemplo), o por el uso de elementos contaminados (labiales o toallas, entre otros).

Antes de que se manifiesten las ampollas, la persona experimenta sensaciones de hormigueo, picazón y ardor. Luego aparecen las ampollas llenas de líquido, que posteriormente se romperán y se convertirán en llagas. Cabe destacar que las heridas no suelen dejar marca.

Se trata de una enfermedad muy común y se estima que, en los Estados Unidos, la mayoría de las personas la han padecido antes de llegar a los 20 años de edad. No obstante, el número de casos se ha reducido considerablemente en los últimos años.

¿Cómo curar y tratar el herpes labial de manera natural?

Además del tratamiento pautado por el médico, se pueden aplicar ciertos remedios naturales para aliviar el dolor producido por el herpes labial. Por lo general, todas las molestias giran en torno a la aparición y rotura de las ampollas. 

Antes de aplicar cualquier remedio natural, es de suma importancia realizar siempre, primero, una limpieza de la zona afectada con agua y un jabón antiséptico. De esta manera se evitará la contaminación y propagación del virus. Asimismo, es importante que, cada vez que se toque el área afectada, se laven las manos. 

1. Tratamiento con ajo

Cortar ajo.

El ajo es un antiviral natural que resulta un gran aliado para combatir el herpes, lo único que se debe hacer es: partir un diente de ajo por la mitad y frotarlo sobre la ampolla durante 1 minuto. Una vez finalizado el tiempo, se desecha el ajo y se repite el procedimiento con un nuevo diente. Se puede aplicar este tratamiento tantas veces como se desee.

2. Tratamiento con té negro

Colocar una bolsa de té negro sobre la zona afectada también puede ayudar a aliviar las molestias del herpes labial. Tan solo será necesario hervir el agua y colocar la bolsa, como si se fuese a preparar la bebida, y antes de que se enfríe, se exprime un poco para retirar el exceso de líquido y se coloca sobre las ampollas. 

3. Tratamiento con hielo

Al igual que se utiliza el hielo para aliviar otras dolencias e inflamaciones, también funciona en el caso del herpes labial. A la primera sensación de hinchazón o cosquilleo en la zona de los labios, se recomienda aplicar una bolsa llena de hielo envuelta en una servilleta desechable durante unos minutos. 

Aprende: Usos alternativos de los cubos de hielo

4. Tratamiento de tomate y aloe vera

Otro tratamiento natural para el herpes labial es una combinación de dos elementos: una fruta y una planta. Se trata ni más ni menos que del tomate y el cristal del aloe vera.

Se pica un tomate y se mezcla con el cristal de una hoja de aloe. Se puede llevar al refrigerador para que enfríe y luego aplicar directamente sobre la zona afectada. Este remedio ayudará a secar la ampolla.

5. Tratamiento con tomate verde

Otro remedio que cumple las mismas funciones del anterior está compuesto sencillamente por la pulpa de un tomate verde con una cucharada de bicarbonato de soda. Esta mezcla se aplica directamente sobre la zona afectada con un poco de algodón y se deja actuar durante unos minutos. Posteriormente, se retira con agua limpia y jabón antiséptico.

6. Tratamiento con limón

El limón es una fruta que también tiene propiedades desinfectantes y antisépticas que ayudarán a combatir el virus del herpes labial. Para aprovecharla, tan solo será necesario cortar medio limón y exprimir su zumo. Con ayuda de un gotero, tomaremos unas cuantas gotas de zumo y las aplicaremos sobre la zona afectada varias veces al día.

Exprimir zumo de limón.

7. Tratamiento con leche

La leche tiene altos contenidos de lisina, un componente que ayuda a inhibir el aminoácido llamado arginina, que es el aminoácido que causa los brotes de herpes labial. Por ello, con un tratamiento con leche se puede acelerar el proceso de curación. Lo único que se debe hacer es humedecer un algodón con leche y frotarlo sobre la ampolla.

8. Tratamiento con yogur

El yogur natural, sin ningún tipo de azúcar o añadidos, también es una sustancia natural que puede ayudar a tratar el virus del herpes labial, debido a que es un alimento rico en ácido láctico, niacina y vitaminas del grupo B. Si bien se puede comer, también se puede aplicar directamente a modo de ungüento sobre la ampolla. Se recomienda aplicar bien frío para que la sensación de alivio sea aún mayor.

Para saber más: Receta para preparar yogur griego en casa

9. Tratamiento con sal

Otro remedio natural que ayuda a aliviar los síntomas del herpes labial consiste en colocar sal sobre la zona afectada. Para ello solo se debe tomar una cuchara y, con ayuda de otra cuchara, oprimirla hasta que se deshaga completamente. Una vez lista, se toma un algodón y se aplica sobre la zona afectada unas 2 o 3 veces al día. 

10. Tratamiento con miel de abejas

Miel para combatir los nervios.

Otro remedio natural con propiedades antisépticas geniales es la miel. En este caso, se debe combinar una cucharadita de miel de abejas pura con un poco de vinagre y luego aplicarla sobre la zona afectada. Este procedimiento se debe repetir unas 3 o 4 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

Recomendaciones

  • Para que las ampollas se sequen cuanto antes, es importante limpiarlas adecuadamente todos los días.
  • Evitar la exposición al sol.
  • Evitar ingerir alimentos con arginina, como el chocolate, la cerveza, las bebidas de cola, la gelatina, los guisantes, los cacahuates o las nueces, entre otros.
  • No se deben romper las ampollas ni arrancar la piel muerta en caso de resequedad.
  • Lavarse las manos antes y después de manipular el área afectada. 
  • Desechar, o bien desinfectar muy bien los materiales con los que se manipuló el área.

Si bien el brote de herpes labial puede reaparecer, este puede tratarse con ayuda de estos remedios. En caso de que se presente alguna variación o se incrementen las molestias, será necesario consultar con el médico cuanto antes.