10 trucos de limpieza para dejar como nuevos los artículos que antes limpiabas mal

¿Sabías que la mejor forma de limpiar el microondas y eliminar todo tipo de bacterias es calentando un vaso de agua con vinagre? Sus vapores despegarán la grasa y acabarán con los microorganismos

Limpiar no es una tarea precisamente placentera, pero sí es algo necesario, tanto por salud como por higiene.

Si nos ponemos a mirar todo en nuestro hogar, vamos a notar que día a día el polvo se va acumulando y algunas cosas incluso se van deteriorando como resultado de la suciedad y otras partículas del ambiente.

La buena noticia es que podemos hacer la labor de limpieza algo más sencillo y cómodo, si tenemos en cuenta una gran cantidad de trucos que agilizan este proceso con muy buenos resultados.

¿Llegó la hora de hacer limpieza general? Antes de iniciar estas actividades quizá te interese conocer algunos trucos que podrían ser de mucha utilidad. ¡No te los pierdas!

1. Limpiar la parrilla

horno

Si es momento de utilizar la parrilla y no estás tan seguro de su limpieza, ¡ojo! No uses agua y jabón.

Este tipo de productos podrían quedar impregnados en el elemento y tras utilizarse los alimentos podrían absorber su olor y sabor.

¿Cómo limpiarla bien? Simplemente, frótale una cebolla partida por la mitad antes de iniciar el asado. La cebolla tiene propiedades antisépticas y antivirales que ayudan a eliminar los posibles microorganismos y, además, le deja un sabor agradable.

2. Lavar la licuadora

Es muy probable que desperdicies agua y jabón tratando de dejar impecable tu licuadora después de batir alimentos.

¡No te compliques más! Llena el vaso con un poco de agua caliente y unas gotas de lavavajillas, y ponla a funcionar unos segundos. Luego solo tendrás que enjuagar con agua limpia y listo.

3. Horno microondas

El uso frecuente del horno microondas le va formando una capa de grasa y restos de alimentos que pueden crear un ambiente adecuado para las bacterias.

Para asegurarse de su correcta limpieza y, sobre todo, de la eliminación de todos esos microorganismos, calienta durante 5 minutos un vaso con partes iguales de agua y vinagre de manzana.

Después del tiempo recomendado solo tendrás que dejarlo reposar un par de minutos para pasarle un paño limpio por sus paredes.

Te recomendamos leer: ¿Sabías que las esponjas para lavar platos son una de las mayores fuentes de bacterias? ¡Conoce cómo limpiarlas y desinfectarlas!

4. La cabecera de la ducha

ducha

La humedad y el hecho de ser una parte ignorada a la hora de limpiar, va dando lugar a la formación de una lama u óxido que puede reflejar falta de higiene.

¡Revísala! De seguro notarás lo sucia que está. Si es así, fórrala con una bolsa, agrégale vinagre y déjala en remojo durante una hora.

5. Cuidar el colchón

De vez en cuando es bueno dejar al aire el colchón para eliminar ácaros y algunas bacterias que generan malos olores.

Pero para estar más seguros de que está limpio, vierte un poco de vodka en una botella con atomizador y rocíalo por todo el colchón.

6. Limpiar las persianas

Este artículo que cubre las ventanas suele acumular bastante polvo y requiere una limpieza regular para no deteriorarse pronto.

Una forma muy sencilla de dejarlas como nuevas es frotándoles un calcetín, tratando de que llegue hasta las partes más difíciles.

7. Eliminar restos de alimentos de las sartenes

No utilices nunca más productos con químicos agresivos para desengrasar. Por salud y para cuidar el medio ambiente prepara una mezcla de agua con una buena cantidad de sal y frótalo con una esponja para facilitar la eliminación de la grasa.

8. Lavar el rallador

patata

Después de rallar queso es todo un problema dejar impecable el rallador, ya que casi siempre queda algún tipo de resto que más tarde genera mal olor.

Para decirle adiós a esto, límpialo rallándole una patata y luego aclarándolo con agua. Esta hortaliza contiene ácido oxálico, ingrediente que facilita la eliminación de restos de queso.

9. Desinfectar tablas de madera

A algunos les cuesta trabajo creerlo, pero es cierto que las tablas de madera pueden estar incluso más sucias que un baño.

Por absorber humedad y compuestos de restos de los alimentos, este artículo de la cocina crea un ambiente perfecto para las bacterias y podría ser el origen de diferentes enfermedades.

Asegúrate de utilizarla siempre de forma segura, limpiándola con un poco de zumo de limón y sal, o una pequeña cantidad de agua oxigenada.

Ver también: Cómo limpiar y abrillantar la madera con productos caseros

10. Embellecer la bañera

¿Tu bañera empieza a lucir sucia y oxidada? Prepara una mezcla de zumo de pomelo y sal y utilízalo para hacerle limpieza. También puedes frotarle el pomelo para ahorrarte la tarea de exprimir el jugo.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar