3 consejos para eliminar los malos olores de la cocina

Ya sea a causa de los cocinados, olores provenientes del horno, de la tubería o la nevera. Si no se elimina a tiempo el olor puede volverse muy desagradable.

En la cocina tienden acumularse ciertos olores que pueden traspasarse al resto del hogar, ocasionando un ambiente desagradable.

Ya sea a causa de los cocinados, olores provenientes del horno, de la tubería o la nevera. Si no se elimina a tiempo el olor puede volverse muy desagradable.

Para evitar este problema, de forma que el espacio se presente agradable y limpio, se puede hacer uso de los siguientes consejos.

Eliminar los malos olores del refrigerador

1. Mantener limpia la cocina

Mantén el lavavajillas sin comida

Manteniendo el electrodoméstico limpio, se evitará que el drenaje se tapone o guarde mal olor.

Es importante que después de cada comida se tiren a la basura los restos de los alimentos. Estos no deben quedarse en los platos.

Posteriormente al lavado, limpia los residuos y la grasa. También es recomendable vertir tres tazas de agua hirviendo, mezcladas con una cucharada de bicarbonato de sodio, sobre la rendija para limpiar la tubería. Se puede repetir este procedimiento al menos una vez por semana.

Lee también: Cómo elaborar un lavavajillas casero y ecológico

Limpia la nevera

Si el foco del mal olor en la cocina es la nevera, es recomendable limpiarla con agua y vinagre.

Primero, fíjate en que no haya algún alimento en descomposición. Después de la limpieza, coloca un limón partido en cuatro partes. Además de absorber los malos olores, el limón le brindará un buen aroma al electrodoméstico.

Es bueno limpiar a fondo también la nevera, para evitar que proliferen hongos y bacterias. 

Mantener la limpieza habitualmente

Además de evitar los malos olores también es importante promover un ambiente aromatizado en la cocina. Para ello, se pueden colocar unos granos de café en un plato y ponerlos encima de la nevera. Para que abarque todo el espacio de la cocina y se llene de este rico aroma.

Igualmente, puedes sumergir una bola de algodón en esencia de vainilla y dejarla en algunos rincones de la cocina.

Para evitar que se impregnen los olores y la grasa en las vajillas y superficies de la cocina, lo más recomendable es asear constantemente mientras se va cocinando.

Lava los utensilios después de utilizarlos. A continuación, frota las paredes y superficies con un trapo bañado de vinagre para desengrasar y evitar que estas se manchen.

Existen diferentes formas de dejar tu cocina impecable.

2. Elimina el olor a grasa y evita el de la basura

Es usual que después de cocinar algún alimento se esparza el olor a grasa. Para evitar que esto ocurra, es recomendable vertir 2 tazas de vinagre blanco en una olla en la estufa después de haber terminado de cocinar. El vinagre absorberá los olores de grasa que están en el ambiente.

También es indispensable que, inmediatamente termines de cocinar, laves las ollas y sartenes para evitar que se impregne más la grasa. Si es difícil sacar la grasa, una opción es colocar las ollas a hervir con agua, vinagre y cáscaras de naranja.

Del mismo modo, es importante sacar siempre que sea necesario la basura, para que el mal olor no se extienda. Si aún no es tiempo de sacar la basura, toma algunas precauciones para que el mal olor de esta no invada tu cocina.

Espolvorea bicarbonato de sodio en el fondo de la bolsa y acompaña con un trozo de limón. Esta simple mezcla minimizará los olores desagradables.

3. Otros consejos

Al entrar en contacto con la mayoría de desperdicios y suciedades, las esponjas con las que limpiamos los cubiertos y demás instrumentos culinarios pueden convertirse en un foco de malos olores. Por lo tanto, es recomendable lavar bien estas esponjas cuando acabes con el quehacer, eliminando todos los restos que haya en ella.

Después, déjala en un lugar donde le dé el sol. La radiación UV ayuda a combatir las bacterias que ésta guarda.

Para finalizar, no se puede dejar de lado el microhondas. Para mantener limpio este utensilio, coloca dentro un recipiente de vidrio un limón partido en cuatro con agua caliente

Déjalo en el microondas durante 5 minutos. El vapor ayudará a aflojar la grasa en paredes y puerta y absorberá los malos olores. Posteriormente pasa un trapo con vinagre por el microondas para limpiar completamente.

Te recomendamos leer: El cocinado atractivo de las verduras en la dieta

  • Beumer, R. R., & Kusumaningrum, H. (2003). Kitchen hygiene in daily life. In International Biodeterioration and Biodegradation. https://doi.org/10.1016/S0964-8305(03)00041-6
  • Cogan, T. A., Slader, J., Bloomfield, S. F., & Humphrey, T. J. (2002). Achieving hygiene in the domestic kitchen: The effectiveness of commonly used cleaning procedures. Journal of Applied Microbiology. https://doi.org/10.1046/j.1365-2672.2002.01598.x
  • Rusin, P., Orosz-Coughlin, P., & Gerba, C. (1998). Reduction of faecal coliform, coliform and heterotrophic plate count bacteria in the household kitchen and bathroom by disinfection with hypochlorite cleaners. Journal of Applied Microbiology. https://doi.org/10.1046/j.1365-2672.1998.00598.x
  • Taché, J., & Carpentier, B. (2014). Hygiene in the home kitchen: Changes in behaviour and impact of key microbiological hazard control measures. Food Control. https://doi.org/10.1016/j.foodcont.2013.07.026