10 usos de la lavanda en el hogar, la cosmética y la medicina

La lavanda es una de las plantas medicinales más populares de todos los tiempos.

Reuma, acné, estrés, náuseas, la lavanda parece aliviarlo todo. También conocida como espliego, es una de las plantas medicinales más populares de todos los tiempos. Pero ¿cuáles son sus verdaderas propiedades? ¿Cómo beneficiarnos de sus bondades diariamente? En este artículo te estaremos presentando 10 usos de la lavanda en nuestro hogar.

La Lavanda y sus propiedades

La lavanda pertenece al género Lavandula y es originaria de la región norte africana y las áreas montañosas del Mediterráneo. Sus flores vistosas y aromáticas son utilizadas para extraer un aceite esencial muy cotizado en la industria cosmética y la medicina natural tradicional. Contiene linalol, linalino, geraniol, cumarinas y borneol, elementos que le proporcionan propiedades únicas para el tratamiento de ciertas afecciones.

Propiedades del espliego o lavanda

  • Antisépticas y anti-inflamatorias: Alivia la piel ante picaduras de insectos y quemaduras menores.
  • Digestivas: El té de espliego parece ser útil para calmar las náuseas, los gases y dolores de estómago.
  • Relajantes: Muestra resultados positivos al tratar la ansiedad y el insomnio, particularmente mediante su aroma.
  • Antifúngicas: Algunos especialistas han indicado que el aceite de lavanda resulta excelente para eliminar infecciones fúngicas de la piel.
  • Contra la pérdida del cabello: La lavanda promueve el crecimiento del cabello por lo cual puede ser efectiva en el tratamiento de la alopecia .

Cómo colectar la lavanda

Según los agricultores, si utilizamos la planta directamente es necesario colectar los mazos cuando comience el período de floración. Los colgamos volteados en una habitación fresca, oscura y seca para dejarlos secar y luego podremos recurrir a las hojas durante todo el año. En el caso de las flores se pueden tomar en el momento de usarse.

Pero recuerda que la lavanda no sustituye las medicinas prescritas, así que, ante cualquier duda, es mejor que consultes un especialista.

Y ahora te propongo revisar los

10 usos de la lavanda en el hogar

1.     Para alejar los ácaros

Si temes que los ácaros invadan tus armarios, toma un pequeño ramillete de hojas de lavanda, átalas con un hilo o introdúcelas en una bolsa de tela. Colócalas en las esquinas de las gavetas y ya verás cómo mantienen tu ropa olorosa y bien cuidada. Esto se debe al efecto repelente del geraniol contenido en la lavanda.

2.     Como aromatizante natural

¿Aún continúas comprando ambientadores artificiales? ¡Déjate de químicos! Consigue una planta de lavanda o algunas flores y colócalas en las áreas de la casa en que deseas eliminar el mal olor.

3.     Jabón

Lavanda

Como ya comentamos la lavanda es una gran aliada para tratar tu piel, gracias a sus propiedades astringentes te proporcionará una limpieza profunda que te dejará como nueva. Si deseas hacer un jabón artesanal con propiedades terapéuticas no dudes en considerar el uso de flores frescas o aceite esencial de esta planta.

4.     Acondicionador para el cabello

La infusión concentrada de flores de lavanda tiene un efecto acondicionador cuando se aplica después de lavado con champú. Estimula el crecimiento del cabello y proporciona un aroma agradable. Puedes prepararla echando una cucharada de flores en una taza de agua caliente.

5.     Tónico natural

Lavanda en la almohada

¿Sin tónico para tu rostro? Una infusión suave de estas flores también puede sustituir esos tónicos comerciales que suelen ser costosos. Sus propiedades cicatrizantes  y antibacterianas facilitan la limpieza de la piel  y dejan una maravillosa sensación de frescura.

Tan solo debes sumergir un algodón en el líquido, preferiblemente cuando esté bien frío. Frótalo por todo el rostro e inclúyelo en tu rutina de belleza diaria.

6.     Controlar el sistema nervioso

La fragancia natural y sedante de esta planta es útil para controlar las alteraciones del sistema nervioso. Puedes utilizar la planta entera o solo las flores si lo deseas

7.     Prevenir el insomnio

Dormir

Si el insomnio te está afectando, el aroma de la lavanda puede hacerle frente. Utiliza sus flores o su aceite esencial para  relajar tu cuerpo y dormir.

8.     Controlar el mal aliento

La halitosis o mal aliento puede ser causado por bacterias de tu sistema digestivo. Nada como una infusión de espliego para hacer enjuagues bucales y eliminar el mal olor.

9.     Aliviar los trastornos cutáneos

Las cualidades antisépticas y fungicidas de esta planta son útiles en el tratamiento de problemas cutáneos e inflamaciones. Su aplicación regular actúa como un apoyo para sanar heridas, golpes o quemaduras causadas por el sol. Eso sí, es primordial tener presente que la aplicación de su aceite esencial puede resultar un poco irritante, por lo que lo mejor es diluirlo con un aceite base.

10. Tratar las dolencias musculares

Dolor en el cuello

Tanto la lavanda en su estado natural como su aceite esencial cuentan con propiedades anti-reumáticas, por tanto, son útiles para el alivio de los dolores musculares y de los pies mediante masajes o compresas húmedas.

¿A que no conocías estos usos de la lavanda? Ahora que sabes todas las aplicaciones que le puedes dar no dudes en adquirirla en tiendas herbolarias.