10 usos del limón que demuestran que es imprescindible en el hogar

Katherine Flórez 27 enero, 2016
Es un potente desengrasante y además es antibacteriano. El limón se puede utilizar para mucho más que para cocinar. Toma nota de lo que te vamos a explicar, ya no podrás prescindir de esta fruta.

El limón es, sin lugar a dudas, una de las grandes maravillas que nos ofrece la naturaleza. No solo es útil en la gastronomía y a nivel medicinal, sino que además cuenta con múltiples usos que facilitan las tareas del hogar.

Dada su composición química, tiene un poderoso efecto antibacteriano que sirve para desintoxicar el organismo y reducir la presencia de bacterias. Justamente por esto, también se ha convertido en la base para elaborar diferentes productos de limpieza y estética.

A lo largo de la historia, sus distintas variedades han estado presentes en la mayoría de casas de todo el mundo y, de hecho, podríamos asegurar que es casi imprescindible.

Existen varios usos más allá de la cocina que demuestran por qué este ingrediente es tan esencial en la vida cotidiana. En esta oportunidad queremos revelar los 10 más destacados para que los consideres cada vez que sea necesario.

1. Limón como limpiador multiusos

limpiador-limón

Las propiedades antibacterianas de esta fruta son útiles para desinfectar todo tipo de superficies en el hogar.

Para esto se puede preparar un sencillo limpiador multiusos que sirve en la limpieza de la cocina, el baño y cualquier otro espacio.

Ingredientes

  • 1 cáscara de limón
  • 150 ml de vinagre blanco
  • 150 ml de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Pela un limón y vierte sobre la cáscara el vinagre blanco.
  • Al día siguiente, agrega la cantidad de agua recomendada y agita bien antes de utilizar.
  • Frota el producto con la ayuda de un paño limpio.

2. Desinfectante de la tabla de la cocina

Aunque a simple vista no suele notarse, la tabla de picar en la cocina es uno de los elementos del hogar que más bacterias concentra.

Para utilizarla sin correr los peligros que acarrean esos microorganismos, basta con aprovechar el efecto antiséptico del limón.

Ingredientes

  • ½ limón
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Frota medio limón sobre la superficie de la tabla y luego exfolia con un poco de sal.
  • Déjalo actuar 10 minutos y enjuaga.

3. Desodorante natural

Limon-axilas

El penetrante olor de este fruto es ideal para neutralizar los malos olores que se van acumulando en la casa o en espacios reducidos como los armarios y la nevera.

También actúa como un desodorante natural contra los malos olores corporales en áreas como las axilas y los pies.

Ingredientes

  • 1 cáscara de limón
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce la cáscara de limón en una olla con un litro de agua y utiliza los vapores para desodorizar.
  • También puedes rociar el líquido usando una botella con atomizador.

4. Blanqueador

No hay necesidad de recurrir a blanqueadores químicos para tener unas prendas más blancas y relucientes.

Los compuestos activos del limón penetran en los tejidos de la tela para remover el color amarillento y las manchas.

Ingredientes

  • 4 limones
  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Exprime el zumo de los cuatro limones y mézclalo con el bicarbonato de sodio y un litro de agua caliente.
  • Sumerge las prendas y déjalas en remojo durante media hora.

5. Fortalecedor de uñas

Uñas amarillentas

La aplicación diaria de jugo de limón sobre las uñas ayuda a fortalecerlas para evitar su sequedad, la rotura y los hongos. Con este fin también se puede combinar con un poco de aceite de oliva.

6. Atenúa manchas faciales

Las personas con pecas o manchas oscuras en su piel pueden aprovechar las cualidades de este ingrediente para atenuarlas de forma significativa.

Su uso debe ser continuo, pero siempre en horas de la noche para no correr los riesgos de tener efectos contrarios por la exposición al sol.

Te recomendamos leer: 6 recomendaciones que te ayudarán a disminuir las manchas faciales

7. Remedio para la digestión

Son buenas para la digestión

Las personas con problemas de digestión pueden empezar su día tomando un vaso de agua tibia con limón para solucionar este problema. Sus propiedades mejoran el movimiento intestinal al tiempo que fortalecen las defensas del cuerpo.

8. Repelente

El olor y sabor del limón es muy desagradable para insectos como las hormigas, las pulgas y las cucarachas, entre otros.

Tanto su zumo como sus cáscaras pueden ser utilizados como repelentes en el jardín o en cualquiera de las áreas del hogar.

9. Tratamiento para la garganta

Prepara un espray natural para las molestias de la garganta

La vitamina C del zumo de limón es uno de los mejores remedios para combatir las bacterias que causan irritación e infecciones en la garganta.

Su consumo en agua tibia o mezclado con un poco de miel ayuda a acelerar la recuperación de estas enfermedades comunes.

10. Cortar la grasa de los platos

Frotando medio limón sobre los platos o superficies grasientas en la cocina se puede facilitar la eliminación de la grasa para que queden complemente limpios.

Estos y otros usos son razones más que suficientes para que el limón no falte nunca en la despensa del hogar.

¿Conoces otras utilidades?

Te puede gustar