11 alimentos que ayudan a combatir la ansiedad

Carolina Betancourth · 29 junio, 2014
Es muy importante que abandones el tabaco y el alcohol y que practiques ejercicio para liberar endorfinas, sentirte mejor y evitar los picos de ansiedad

La ansiedad es como un velo invisible que resta brillo, motivación y vitalidad a nuestro día a día.

Esta condición puede acompañarnos de forma puntual o crónica, debilitando nuestra salud y sumiéndonos en estados que pueden llegar a rozar la gravedad.

Así, la ansiedad temporal y asociada a un evento concreto no supone a largo plazo ningún problema. Lo preocupante es cuando esa realidad y los cambios que el cortisol orquesta en nuestro cuerpo, van mermando procesos básicos en nuestro organismo.

El corazón, la circulación sanguínea, nuestra digestión e incluso nuestro sistema inmunitario reciben el impacto del estrés crónico.

En nuestra mano está gestionar la ansiedad, hacerla más manejable y ponerla a nuestro favor.

Es recomendable por tanto contar siempre con ayuda profesional para afrontar mejor estas condiciones. Asimismo, seguir una dieta saludable y rica en esos nutrientes que reducen la ansiedad, puede sernos de gran ayuda.

Veámoslo a continuación.

La ansiedad y nuestra alimentación

mujer con ansiedad por lo dulce

Uno de los principales síntomas de la ansiedad es el hambre emocional. Es común que cuando atravesamos épocas de grandes presiones y preocupaciones, experimentemos un ansia mayor en cuando a deseos por consumir alimentos muy dulces o muy salados.

Esta conducta en nuestros patrones de alimentación pueden empeorar mucho más la situación. Por ello, es conveniente tener en cuenta lo que nos revelan desde un estudio de la Universidad de Harvard: un cambio en la dieta puede aliviar la ansiedad.

De este modo, debemos tener en cuenta que a la hora de reducir la presencia de esta condición en nuestro día a día, necesitamos de tres enfoques muy claros:

  • Estrategias psicológicas.
  • Cambios en nuestros hábitos de vida.
  • Mejora en la alimentación.

Por nuestra parte, te animamos a introducir desde hoy mismo 11 alimentos  en tu dieta. Con ellos cuidarás de tu bienestar y ye ayudarán a sentirte mejor para reducir el impacto de la ansiedad y el estrés.

1. Salmón

El salmón es ideal para mantener la presión estable, posee omega 3 que se encarga de reducir enfermedades cardiovasculares.

Además, los ácidos grasos omega 3 regulan el nivel de cortisol y la adrenalina,  reduciendo así el impacto de la ansiedad.

2. El kéfir

Los lácteos como el kéfir contienen triptófano, aminoácido destacado por su capacidad de causar un buen humor y sensación de relajación. 

De entre todos los lácteos que tenemos a nuestra disposición, el kéfir es el más saludable: es bajo en lactosa y fortalece nuestra flora bacteriana.

Asimismo, cabe destacar un estudio de la Universidad de Queen de Canadá: los probióticos como el kéfir nos protegen de la depresión.

3. Almendras

Almendras para combatir la ansiedad

Al igual que el salmón, las almendras poseen un alto contenido de magnesio, además de otras proteínas y vitaminas que ayudan al buen funcionamiento del organismo. Cuando sientas nervios come un poco, igual que al sentir mucha hambre. Además recuerda que estás disminuyendo el volumen de tu alimentación, puesto que generan gran saciedad.

4. Plátano

El plátano es uno  de los alimentos más ricos en potasio, un mineral ideal para el fortalecimiento del sistema nervioso, controlando así los trastornos de ansiedad y estrés.

5. Algas

Las algas poseen altos niveles de magnesio y triptófano, lo que causan sensación de tranquilidad y armonía.

Por otro lado, tal y como nos revela un estudio de la Universidad de Módena en Italia, las algas son muy adecuadas para reducir los síntomas de la menopausia, en especial los problemas anímicos.

6. Chocolate

Chocolate para combatir la ansiedad

Busca chocolate negro (sin azúcar), este resulta excelente para calmar la ansiedad, reduce el cortisol, hormona que produce el estrés. Ideal si cada día nos tomamos una onza en el desayuno.

7. Avena

La avena es un alimento muy completo y saludable. Tomar cada día un tazón de este cereal nos permitirá reducir la ansiedad, gracias a su aporte en magnesio, y por supuesto, fibra.

Tip: Hierve tres cucharadas en avena en ¼ de litro de agua, toma una tasa al despertar, antes de cada comida y antes de ir a dormir.

8. Infusión de melisa

La melisa o toronjil, es una planta ansiolítica ideal para tomar cada día después de tus comidas. Reduce el estrés y nos relaja. De hecho, tal y como nos explican en un estudio de la Universidad de Aviñón, en Francia, la melisa es uno de los recursos naturales más adecuados para tratar los estados de ansiedad moderada así como el insomnio.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de melisa (15 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Añade el agua en una olla y lleva a ebullición.
  • Cuando hierva, retira del fuego y añade esos 15 gramos de melisa o torongil.
  • Deja reposar durante 15 minutos.
  • Seguidamente, separa las hojas de la infusión con un colador.
  • Añade la miel y deja reposar 5 minutos más.

9. Frutos secos

frutos secos para combatir la ansiedad

Los frutos secos como las nueces o almendras se utilizan en estos casos porque trae vitamina B, esencial en la formación de serotonina, la cual desempeña un papel muy importante como neurotransmisor del bienestar.

10. Melocotón

El melocotón tiene fibras, vitaminas y minerales que ayudan a controlar la ansiedad y el estrés. Cada vez que tengas ansiedad come algún melocotón natural (no en zumo ni envasado).

11. Consejos para tu diario vivir

  • Reduce el café, mejor toma infusiones de frutas o hiervas o aguas aromáticas.
  • Toma entre 6 y 8 vasos de agua, esencial para el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.
  • Establece un horario alimenticio, a qué hora vas a desayunar, almorzar y comer, que se algo vas a seguir día tras día a la misma hora.
  • Mantén algún tipo de actividad física, le brinda beneficios a tu cuerpo y a tu mente
  • Trata de consumir muchas frutas o vegetales.
  • No consumas alcohol ni cigarrillos, estos malos hábitos sólo le causan afecciones al cuerpo.

Para concluir, estos consejos son ideales para reducir el impacto de la ansiedad. No obstante, recuerda, este enfoque en la alimentación es algo complementario.

Estos estados necesitan estrategias psicológicas para manejar mejor ese nudo de tensiones, problemas y emociones complejas. No dudes en solicitar ayuda profesional y propiciar un cambio en positivo a tu vida.