11 Alimentos que no deberías de refrigerar

Pese a lo que muchos puedan pensar, al guardar el pan en la nevera lo único que conseguimos es acelerar su descomposición y favorecer la aparición de hongos

Es cierto que en el refrigerador podemos conservar por más tiempo muchos de los alimentos que incluimos en el mercado y que no vamos a utilizar de inmediato. Sin embargo, hay determinados alimentos que no deberían llevarse al refrigerador, debido a que en las condiciones de frío pueden perder más fácil sus propiedades, textura e incluso vida útil.

Seguramente eres de los que conservan en el refrigerador la mayor cantidad de alimentos posibles y no te das cuenta de que algunos cambian su sabor y su forma. Si aún no conoces que tipo de alimentos no se deben refrigerar, a continuación te vamos a mencionar algunos de ellos para que los tengas en cuenta.

Cebollas

Para conservar mejor las cebollas, lo ideal es mantenerlas en un lugar fresco, seco y a una temperatura ambiente. Las cebollas pueden convertirse en una fuente rica de bacterias, si no se la hace un trato adecuado, además, en espacios como el refrigerador, estas bacterias pueden proliferarse con más facilidad. Según The National Onion Association (Asociación nacional de la cebolla) de Estados Unidos, este alimento debe guardarse sin pelar y requiere exposición al aire para conservar más su vida útil. El único caso en que se recomienda refrigerar, es cuando están partidas y se desean conservar un poco más; en este caso se debe guardar en un recipiente hermético.

Tomates

Tomate

Cuando conservamos tomates en el refrigerador, poco a poco pierden su textura y al utilizarlos vamos a notar que también han perdido el sabor original. Según el Instituto Nacional de Investigación Agronómica, cuando los tomates se exponen a temperaturas frías como las del refrigerador, disminuyen los niveles de los azúcares, ácidos y volátiles.  Lo mejor es conservar estos alimentos en un lugar seco y a temperatura ambiente.

Patatas

Al llevar las papas al refrigerador, lo único que se logra es que se descompongan más fácilmente y pierdan su sabor original. Las patatas se deben conservar sin lavar en un lugar fresco, seco y ventilado, ya que la humedad puede provocar los brotes de hongos.

Café

Cafe - Halitosis

Este producto tan imprescindible para muchos, debe ser conservado en un lugar fresco y seco, ya que si se conserva en un refrigerador, puede perder tanto su sabor como su olor. Además, el café puede absorber fácilmente los olores de los demás productos. Lo recomendado es guardarlo en un recipiente hermético, preferiblemente en un lugar oscuro.

Ajo

El ajo es un alimento que se conserva mejor a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco. Cuando se guarda en el refrigerador, pueden perder sus propiedades y se dañan con más facilidad, en cambio por fuera de la nevera pueden durar incluso meses.

Miel

Miel

La Asociación de Apicultores de Ontario (Canadá) asegura que este producto debe conservarse bien tapado y a temperatura ambiente. Cuando la miel se guarda en la nevera, tiende a cristalizarse y volverse espesa con mayor rapidez.

Aguacates

Tratar de conservar aguacates en el refrigerador, lo único que conseguirá es retrasar su maduración. Seguramente al comprar aguacates deseas que estén listos para su consumo, por eso si quieres que esto pase, lo mejor será dejarlos a temperatura ambiente.

Pan

pan de avena

Guardar el pan en el refrigerador es uno de los errores más comunes de los consumidores, ya que creen que allí lo pueden conservar mejor. La verdad es que el refrigerador puede acelerar su descomposición, envejece más rápido e incluso puede desarrollar hongos. Para su conservación es recomendado guardar a temperatura ambiente y en un lugar fresco y seco.

Chocolate

Este es otro de los errores que más cometen los consumidores, ya que la verdad no requiere refrigeración a menos de que el clima esté muy cálido. El chocolate conserva mejor su olor y su sabor en una temperatura ambiente, libre de humedad y de calor extremo.

Piñas

Drenar piña

Refrigerar una piña sólo evitará que se madure y conserve su sabor. Cuando una piña se pone a bajas temperaturas, se anulan las enzimas que les permiten madurar y pierden su sabor dulce.

Cereales y pasta

Los cereales y la pasta se conservan mejor en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente. Las bajas temperaturas como las del refrigerador, hacen que pierdan muchas de sus propiedades, se altera su sabor y pueden terminar siendo desagradables para el paladar.