11 beneficios que desconocías de la cebolla

La cebolla está en todas las cocinas ¿Pero sabemos qué beneficios aporta a nuestro organismo? Te vamos a explicar los más importantes.

La cebolla se ha convertido en una de las hortalizas imprescindibles en la gastronomía, ya que su sabor y versatilidad permiten realzar el sabor de diferentes tipos de platos.

Se cree que ha sido consumida desde mucho antes que el hombre inventara un lenguaje escrito y desarrollara las técnicas de agricultura.

En muchas culturas se la ha valorado por su riqueza nutricional y las propiedades medicinales que permiten utilizarla como remedio contra muchas enfermedades.

Hoy en día continúa siendo una gran aliada de la salud, pese a que se han desarrollado muchos medicamentos y tratamientos químicos poderosos.

Su principal ventaja es que no causa efectos secundarios y, por el contrario, tiene acciones muy positivas en todo el organismo.

Muchos la recomiendan como remedio alternativo porque actúa contra cientos de patógenos y no altera la flora bacteriana del intestino.

En esta ocasión vamos a compartir 11 increíbles beneficios que se pueden obtener por incorporarlas en la dieta regular. ¡Disfrútalas!

1. La cebolla mejora la circulación

Mejora la circulación

Su importante aporte de quercetina la convierte en un excelente remedio para mejorar el flujo sanguíneo y reducir la inflamación.

Por su contenido de sílice, ingerirla de forma regular disminuye el riesgo de padecer trombosis  y envejecimiento de las arterias. Además, tiene un efecto anticoagulante que impide la formación de varices.

No olvides leer: 6 remedios caseros naturales para mejorar la circulación

2. Previene la anemia

Los pacientes con cualquier episodio de anemia pueden apoyarse en los nutrientes de la cebolla para aumentar la producción de glóbulos rojos y reponer la pérdida de sangre.

Esto debido a su significativo aporte de nutrientes esenciales como:

  • Hierro.
  • Fósforo.
  • Vitamina E.
  • Vitamina C.

3. Es un expectorante natural

Su contenido en vitaminas A y C aumenta la respuesta inmunológica del organismo para combatir de manera eficaz todos los tipos de afecciones respiratorias.

Sus aceites esenciales segregan compuestos azufrados, que actúan como poderosos expectorantes para facilitar la recuperación de los resfriados, catarros y bronquitis.

4. Controla la hipertensión arterial

presión-arterial

Una de las complicaciones que tienen los pacientes con hipertensión arterial es la retención de líquidos debido al exceso de sodio. Esta verdura contiene potasio, un mineral esencial para el equilibrio del agua y la desinflamación de los tejidos.

Comer cebolla en su estado crudo reduce los niveles elevados de tensión arterial y apoya el tratamiento de la gota y los cálculos renales.

5. Regula el azúcar en la sangre

Su aporte de glucoquinina hace que sea un alimento idóneo para los pacientes con un índice glucémico alto.

Al comerla bien fresca se regulan los niveles de azúcar en la sangre y se estimula la segregación del jugo pancreático.

6. Mejora la función digestiva

Mantiene la salud digestiva

Sus cualidades alcalinas la hacen un excelente ingrediente para neutralizar los ácidos y activar la segregación natural de los jugos gástricos que se encargan de la digestión.

Actúa como un impulso para la adecuada absorción de los nutrientes y, por sus compuestos antioxidantes, favorece la eliminación de los desechos acumulados en el colon.

7. Fortalece las defensas

Una adecuada dosis diaria de vitamina C mantiene las defensas activas y crea una barrera protectora contra los virus y demás patógenos que causan enfermedades.

8. Es un analgésico natural

La quercetina que contiene le da un efecto analgésico que sirve como remedio natural para aliviar dolores de cabeza y otros tipos de molestias asociadas a la tensión.

9. Favorece el sistema nervioso

Favorece el sistema nervioso

La cebolla contiene vitamina B y potasio, que sirven para la adecuada transmisión y generación de los impulsos nerviosos.

Por su parte, el magnesio se relaciona con el buen funcionamiento del sistema nervioso y la relajación muscular.

10. Contribuye a adelgazar

Todas las personas que desean perder peso pueden incorporar este alimento como un complemento perfecto para conseguir buenos resultados.

Es muy baja en calorías y rica en fibra, lo que disminuye la acumulación de desechos para un aumento del ritmo del metabolismo.

Controla la sensación de apetito, que es uno de los mayores impedimentos para llegar al peso deseado.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 tips para perder peso de manera gradual y sin esfuerzo

11. Previene el envejecimiento prematuro

Su riqueza en antioxidantes como la vitamina C, los compuestos azufrados y los flavonoides inhiben de forma eficaz el daño celular ocasionado por los radicales libres del ambiente y las toxinas.

Debido a esta importante acción, su incorporación, e incluso su aplicación, reduce el riesgo de padecer envejecimiento prematuro.

Como puedes apreciar, esta popular hortaliza tiene mucho que aportarle a tu cuerpo. Procura consumirla en su forma cruda para aprovechar al 100% todas estas cualidades.

Te puede gustar