11 complicaciones de la diabetes

La diabetes es una enfermedad silente que nos puede sorprender en cualquier momento. Sus complicaciones son serias y su diagnóstico a tiempo, fundamental. Reconocer sus síntomas puede salvarnos de sufrir sus difíciles complicaciones

Antes de detallar las complicaciones de la diabetes, es importante revisar en qué consiste esta difícil enfermedad, sus tipos, sus síntomas, qué la origina y cómo prevenirla. Finalmente, te presentaremos las 11 complicaciones más serias de la diabetes.

¿Que es la diabetes?

diabetes

La diabetes se origina cuando el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo necesita, pudiendo en ocasiones elaborarla en menor calidad o no utilizarla de manera eficaz. La diabetes se desarrolla cuando el nivel de glucosa en la sangre, conocido como azúcar en la sangre, es demasiado alto. La glucosa en la sangre es la principal fuente de energía, y se obtiene de los alimentos.

La insulina ayuda a que la glucosa ingrese a las células para ser utilizada como energía, permitiendo el funcionamiento de los músculos y los tejidos. Cuando el cuerpo no produce insulina en la cantidad suficiente, no la produce o no la utiliza adecuadamente, hace que la glucosa se quede en la sangre y no llegue a las células.

Si el paciente con diabetes no sigue el tratamiento correctamente, sus tejidos pueden sufrir daños importantes, entre otras complicaciones. Y es que con el transcurrir del tiempo, el exceso de glucosa en la sangre origina serios problemas de salud.

A pesar de que la diabetes no tiene cura, el paciente con diabetes puede tomar medidas para mantenerse controlado o sano.

¿No lo sabías? La diabetes y los problemas del sueño, una relación muy común

Tipos de diabetes

  • Insípida.
  • Infantil.
  • Gestacional.
  • Tipo 1.
  • Tipo 2.

Síntomas

Efecto sedante

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer rápidamente, mientras que los síntomas de la diabetes tipo 2 se desarrollan gradualmente. Estos pueden aparecer después de varios años y ser tan leves que no se perciben.

Entre los principales síntomas de la diabetes se incluyen:

  • Aumento de la sed y de las ganas de orinar.
  • Debilidad, cansancio y pérdida de peso.
  • Irritabilidad y cambios del estado de ánimo.
  • Sensación de malestar en el estómago y vómitos.
  • Vista nublada.
  • Cortaduras y rasguños que no se curan o se curan lentamente.
  • Picazón o entumecimiento en las manos o los pies.
  • Infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga.
  • Elevados niveles de glucosa en la sangre y en la orina.

¿Quieres conocer más? Causas médicas del cansancio crónico

Causas de la diabetes

Las causas y las complicaciones de la diabetes dependen de cada tipo. Sin embargo, algunos de los factores que en general provocan esta enfermedad son:

  • El sistema inmunitario que combate las infecciones ataca y destruye las células beta del páncreas, las células encargadas de producir insulina.
  • Producción de insulina escasa.
  • Factores ambientales que pueden desencadenar la enfermedad, por ejemplo, virus.
  • Sobrepeso e inactividad física.
  • Resistencia a la insulina.
  • Antecedentes familiares.
  • Cambios hormonales durante el embarazo.
  • Factores genéticos.
  • Estilo de vida.

Otras causas

  • Mutaciones genéticas.
  • Lesión del páncreas.
  • Ciertas medicinas.
  • Otras enfermedades.

Prevención de la diabetes

hacer-ejercicio

Hay prácticas que contribuyen con la prevención de la diabetes, tales como el ejercicio físico y la pérdida de peso. Igualmente, moderar el consumo de azúcar, alcohol y tabaco contrarrestan la aparición de esta compleja enfermedad.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir, pero la tipo 2 sí, ya que está relacionada con la obesidad. La práctica de hábitos saludables como el ejercicio frecuente y una alimentación balanceada contribuyen con su prevención.

Consejos para prevenir la hipoglucemia en personas con diabetes

  • Ajustar la dosis de medicamento a las nuevas necesidades.
  • Mantener un régimen alimenticio equilibrado.
  • Tomar hidrato de carbono en cantidades moderadas antes de hacer ejercicio.
  • Llevar siempre una provisión de azúcar, galletas y agua para tomarlos en el momento en que se presenten signos de hipoglucemia.

Complicaciones de la diabetes

 1. Enfermedades cardiovasculares

Enfermedad coronaria o cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte de los pacientes con diabetes. Ataques cardíacos, derrames cerebrales y problemas relacionadas con daños en los vasos sanguíneos son enfermedades con una alta probabilidad de ocurrencia en personas con diabetes.

2. Nefropatía diabética

Es una enfermedad que se origina por el daño de los vasos sanguíneos dentro de los riñones, por lo que estos no pueden filtrar el material que debe ser eliminado. Algunas personas con diabetes requieren diálisis, y cuando la enfermedad está avanzada pueden necesitar un trasplante de riñón.

3. Neuropatía diabética

Neuropatía diabética

El riesgo de desarrollar una neuropatía depende del tiempo en el que una persona ha padecido de diabetes. Esta se origina por el daño que los altos niveles de glucosa en sangre causa a los vasos sanguíneos encargados de llevar oxígeno a ciertos nervios.

Alrededor de la mitad de las personas con diabetes presentan alguna forma de neuropatía. Una revisión diaria de brazos y de piernas es muy importante. Si presentan hinchazón, enrojecimiento o alguna molestia, se debe acudir al médico.

Entre las consecuencias más graves de una neuropatía está la amputación de los pies, dedos o extremidades inferiores, así como la pérdida de la sensibilidad.

4. Retinopatía diabética

Es una complicación ocular que hace que los vasos sanguíneos de la retina se deterioren, a tal punto que pueden sufrir una fuga de fluido o sangre. Es además una de las primeras causas de ceguera.

Al inicio, se pueden percibir algunos cambios en la visión, pero luego, la retinopatía puede empeorar. Esta complicación de la diabetes no puede evitarse completamente, pero se puede aminorar el riesgo con un control adecuado de los niveles del azúcar en la sangre.

5. Diabetes gestacional

Diagnostico de la diabetes gestacional

Afecta aproximadamente al 18% de las embarazadas y aparece cerca de la semana 24 de gestación. Se caracteriza por la presencia de altos niveles de glucosa en sangre durante el embarazo. Esto debido a que las hormonas de la placenta bloquean la acción de la insulina, provocando una resistencia a esta.

Cuando la mujer embarazada no recibe tratamiento, la glucosa puede pasar al bebé y almacenarse como grasa. La consecuencia puede ser un bebé obeso o con macrosomia (crecimiento de los órganos).

6. Hipertensión

Una de las más graves complicaciones de la diabetes es la hipertensión arterial. Es una de las principales causas de muerte en pacientes con diabetes. Las personas que padecen de presión arterial alta presentan un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

7. Complicaciones de la piel

Manchas en la piel a causa del estrés

Las complicaciones de la piel vienen siendo de los primeros síntomas de la diabetes. Si se diagnostican a tiempo, estos trastornos pueden ser tratados con éxito. Infecciones bacterianas, hongos e irritaciones son algunos de los desórdenes que pueden presentarse.

Por otro lado, hay problemas de piel que afectan exclusivamente a los diabéticos, tales como la dermopatía diabética, la necrobiosis lipídica diabética, las ampollas diabéticas y la xantomatosis eruptiva.

8. Complicaciones en los pies (pie diabético)

Estas complicaciones surgen cuando hay daño en el sistema nervioso. Como consecuencia del escaso flujo sanguíneo, las personas con diabetes pierden sensibilidad en los pies. Al perder la sensibilidad en los pies, los diabéticos son más propensos a padecer problemas circulatorios, más cuando la persona padece de una neuropatía o enfermedad de los vasos sanguíneos.

Cuando un paciente con diabetes pierde la sensación en los pies, las llagas o las heridas pueden pasar inadvertidas hasta que se forman úlceras. No sienten dolor si tienen una herida, pueden tener una piedra en el zapato o una infección y no darse cuenta.

9. Amputaciones

Amputaciones

Otra de las complicaciones de la diabetes es el pie diabético, definido como una infección, ulceración o destrucción de los tejidos profundos del pie, lo que puede ameritar una amputación. Las personas en esta situación suelen tener un alto nivel de glucosa en sangre e hipertensión arterial, por lo que controlar ambas condiciones puede reducir el riesgo de una apuntación.

10. Síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico (HHNS)

Es una condición seria, muy frecuente en las personas mayores con diabetes, principalmente, con diabetes tipo 2. Implica el paso del exceso de azúcar en la sangre a la orina. Bajo esta condición, cuando el paciente no toma mucha agua, corre riesgo de deshidratarse y de sufrir un ataque, entrar en coma o incluso fallecer.

Para detectar el HHNS, se debe estar atento a síntomas como sed extrema, nivel de azúcar en sangre superior a 600 mg/dl, boca seca, piel seca sin sudor, pérdida de la visión, fiebre alta y debilidad de un lado del cuerpo.

11. Impotencia masculina

Qué es la disfunción eréctil

La impotencia masculina es otra complicación de la diabetes bastante común en la mayoría de los pacientes diabéticos. Y es que el elevado nivel de azúcar puede afectar la circulación y las terminaciones nerviosas del organismo. Puede dañar los nervios responsables de conseguir y mantener la erección masculina.

Por otra parte, los medicamentos utilizados para controlar y regular la diabetes pueden provocar disfunción eréctil. Sin embargo, la impotencia masculina puede mejorar gradualmente con hábitos saludables y aplicando el tratamiento médico correctamente.

Recomendaciones para mantener los niveles de azúcar 

  • Evaluar los niveles del azúcar en la sangre de manera regular.
  • Seguir el tratamiento indicado 100%.
  • Utilizar la insulina conforme a la prescripción médica.
  • Realizar una dieta apropiada para controlar el nivel del azúcar en la sangre.
  • Realizar ejercicio para reducir y ayudar al cuerpo a que utilice el azúcar en la sangre.
  • Evitar consumir productos a base de azúcar refinada.
  • Dormir bien respetando las horas de sueño.
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y cigarrillos.

Pruebas

Para medir la concentración de glucosa en la sangre se debe tomar una muestra de sangre del paciente, quien deberá estar en ayunas 8 horas antes de la prueba. A las personas mayores de 65 años se les debe realizar esta prueba en ayunas, ya que tienen un mayor incremento de las concentraciones de glucosa en la sangre después de comer.

Existe otro análisis de sangre llamado prueba de tolerancia oral a la glucosa. Este análisis se realiza cuando se sospecha que una mujer embarazada tiene diabetes gestacional.

Diagnóstico

Instrumentos de control de la diabetes

El diagnóstico de la diabetes se origina cuando el paciente tiene valores elevados de glucosa en la sangre. Este diagnóstico se debe controlar y medir con un examen anual de rutina o en una exploración clínica. También, se realizan análisis para determinar la posible causa de síntomas asociados al aumento de la sed, la micción y el hambre.

Se verifica si existen factores de riesgo, tales como antecedentes familiares de diabetes, obesidad, infecciones frecuentes o cualquier otra complicación asociada con la diabetes.

Tratamientos

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa principalmente en tres aspectos: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los parámetros normales para minimizar el riesgo de complicaciones causadas por la enfermedad.

En muchos pacientes con diabetes tipo 2 puede no ser necesaria la medicación, siempre y cuando se controle el exceso de peso y se lleve a cabo un programa de ejercicio físico de manera regular. Sin embargo, en muchas ocasiones es necesario una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucémicos vía oral.

La mayoría de las veces la diabetes no se manifiesta sino hasta después de muchos años de padecer esta enfermedad. Suele desarrollarse de manera silenciosa y de forma gradual a lo largo del tiempo. De esta manera, una persona puede estar desarrollando la enfermedad a pesar no presentar ningún síntoma.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar