11 curiosos trucos para la cocina que te servirán siempre

Carolina Betancourth 4 marzo, 2016
En la cocina, cuando se nos queman alimentos es muy difícil volver a recuperar la pulcritud de ollas y sartenes. Para lograrlo solo tienes que ponerlas al fuego con jabón común

Las tareas de la cocina suelen ser bastante complejas y, por lo general, nos toma mucho tiempo llevarlas a cabo.  Preparar las comidas, limpiar los utensilios y vigilar con cuidado cada una de las actividades que hacemos puede estresarnos un poco, en especial cuando tenemos otras cosas que hacer.

Por fortuna, se han revelado una serie de trucos y recomendaciones que todos podemos poner en práctica para hacer cada una de estas labores algo más simple.

Como sabemos que muchos desean conocerlos, a continuación queremos compartir los 11 más curiosos y útiles. ¡Manos a la obra!

1. Cuidar la cristalería

cristal-copas

Las copas y utensilios de cristal suelen perder su brillo uso tras uso; además, adquieren con facilidad los malos olores de los alimentos y la humedad.

Para dejarlas en perfecto estado y libres de olores desagradables, lávalas con una solución de partes iguales de vinagre blanco y agua tibia.

2. Brillar las ollas esmaltadas

esmalte-negro

Por el material que las compone, las ollas esmaltadas suelen ponerse negras con cierta facilidad.  Si quieres que luzcan como nuevas, vierte en su interior un poco de jabón lavavajillas y una cucharada de bicarbonato de sodio.

Ver también: Cómo elaborar un lavavajillas casero y ecológico

3. Limpiar el refrigerador

Refrigerador

Los productos químicos agresivos no son una buena opción para desinfectar el refrigerador al momento de limpiarlo.

Si quieres una opción ecológica, humedece un poco de bicarbonato de sodio con agua y frótalo con la ayuda de una esponja.

Cada uno de los espacios de este electrodoméstico quedará limpio, sin malos olores y libre de bacterias.

4. Recuperar ollas quemadas

limpiar-ollas

Es común que las ollas adquieran un color negro en su interior por la quemadura de ciertos alimentos. Sin embargo, es fácil limpiarlas con un poco de jabón común y agua.

Tan solo debes ponerle unos cuantos trozos de jabón en el interior, agregarle un chorrito de agua y llevarlo al fuego para que se derrita, sin llegar a quemarse.

Tras enjuagarlo como de costumbre verás que estos artículos quedan como nuevos.

5. Recuperar la miel cristalizada

miel

Si la miel de abejas perdió su consistencia líquida y se cristalizó, no la tires a la basura, tiene solución.

Coloca el frasco en un recipiente al baño María y déjala a fuego bajo unos minutos para que el calor ayude a derretirla.

6. Almacenar la harina

ajo-harina

La harina es uno de los alimentos favoritos de los pequeños insectos. Si crees que estos pueden colonizarla, coloca un par de cabezas de ajo en su interior para mantenerlos alejados.

7. Pelar los huevos

Clara-de-huevo

A nadie le gusta tardar mucho en pelar los huevos cocidos. Sin embargo, cuando la cáscara no se despega fácil puede demorarse 10 minutos y hasta más.

Para que esto no vuelva a ocurrir, antes de retirarlos del agua, agrégales una cucharadita de bicarbonato de sodio.

8. Limpiar el horno microondas

Neutralizar los malos olores del microondas

Los restos de comida que se adhieren en el interior del horno microondas son muy difíciles de eliminar y casi siempre dejan una sensación pegajosa en el aparato.

La forma más simple de eliminarlos es con este truco: sumerge una esponja en agua, colócala en su interior y caliéntala durante un minuto.

Luego, al pasarla por las superficies podrás eliminar toda la suciedad sin invertir demasiado tiempo.

9. Afilar el cuchillo

afilar-cuchillo

Sacarle filo a los cuchillos es una de las actividades más complicadas que hay dentro de la cocina. De hecho, en ocasiones lo dejamos en manos de un experto.

Por suerte, hay una forma muy fácil de lograrlo sin tener que pagar de más: coloca el cuchillo en un recipiente con agua y sal, y déjalo por algunas horas. Más tarde, sin secarlo, procede a sacarle filo.

Te recomendamos leer: 7 usos de la sal como producto de limpieza en el hogar

10. Limpiar la máquina de moler

moledora-papa

Tras moler carne u otro alimento similar en la máquina procesadora, es común que queden algunos pedazos en su interior que no salen con el lavado.

Si te quieres asegurar de dejarla bien limpia, muele una patata cruda para que saque hasta las partículas más pequeñas.

11. Conservar las hierbas aromáticas

Hierbas

Todos sabemos que las hierbas aromáticas pierden su frescura en muy poco tiempo. Algunos prefieren tirarlas a la basura, porque ya no dan el mismo sabor y olor.

No obstante, para no tener que llegar a tales extremos, pícalas bien y llévalas a una cubitera de hielo cubiertas con aceite de oliva.

Con este simple truco las mantendrás frescas en todo momento y, de paso, realzarás su sabor.

¿Lista para poner en práctica estos consejos? Tenlos en cuenta cada vez que estés en la cocina y comprueba que son de gran ayuda.

Te puede gustar