11 razones por las que tus pies sudan demasiado

Aunque puede deberse a cuestiones médicas que requieran de un diagnóstico y un tratamiento, por lo general la sudoración de los pies se debe a factores que se pueden solucionar fácilmente

¿Crees que tus pies sudan en exceso? Todos hemos presentado este problema alguna vez y ya sabemos que puede ser realmente molesto.

Por suerte, para la mayoría se trata de un episodio aislado originado por la realización de algún ejercicio físico (como una caminata) o por un clima muy cálido.

Sin embargo, si este problema ocurre de forma recurrente, debes saber que las razones pueden ser muy diversas aunque, por lo general, se trata de una condición natural.

Sólo en algunos casos puede deberse a factores médicos y un aseo inadecuado.

Aquí te contamos algunas de las razones por las que tus pies pueden estar sudando demasiado. Recuerda siempre que, en caso de que la sudoración parezca incontrolable, debes siempre acudir a un podólogo especialista para que te ayude a encontrar la solución.

1. Tus pies sudan demasiado porque eliges calzado inadecuadoQuitarse los zapatos antes de entrar a casa no está tan mal

Esta es una de las principales razones por las que tus pies pueden estar sudando demasiado, pero también una de las más fáciles de solucionar.

Los zapatos son artículos muy importantes a los que pocas veces prestamos la atención que requieren. Si acostumbras a usar calzado fabricado con materiales sintéticos o muy cerrados, es normal que padezcas algunas consecuencias.

  • Esto se debe a que el calzado sin ventilación o de material inadecuado aumenta la sudoración de los pies.
  • Lo ideal es escoger zapatos de materiales naturales y con buena ventilación.
  • Además, deben adaptarse a tus necesidades a fin de evitar problemas como uñas enterradas.

Ver también: 14 curiosas ideas para renovar tu calzado viejo

2. Calcetines de mala calidad

El uso de telas sintéticas o fibras plásticas en tus calcetines quizás sea una de las razones por las que tus pies sudan. Aunque te gusten unos calcetines determinados o sean más económicos: 

  • La mala noticia es que las fibras sintéticas aumentan la temperatura de tus pies.
  • Esto no será un problema en la temporada de frío o durante la noche. Sin embargo, en climas cálidos o al hacer deporte representa un gran riesgo.

3. Tus pies son prisioneros de los zapatos

Quizás eres una persona muy ocupada y tus pies pasan el día encerrados en los zapatos. Si no te tomas el tiempo para usar sandalias o zapatos cómodos podrías encontrarte con que tus pies sudan demasiado.

  • Intenta quitarte los zapatos unas horas durante la tarde y noche.
  • Para evitar lesiones procura tener unas buenas sandalias de baño. Además, es buena idea que uno o varios días a la semana elijas llevar zapatos abiertos y cómodos.

4. La alimentación

Comidas picantes

Es probable que no lo hayas analizado o que ni lo creas, pero hay alimentos que pueden aumentar la sudoración de tus pies. Es el caso del picante, los refrescos y la cafeína.

  • Si sufres de exceso de sudor en tus pies evita estos alimentos durante unos días o semanas.
  • En caso de que notes que la situación mejora, asegúrate de limitar el consumo de estos productos.

5. Problemas de salud

Otras razones por la que tus pies sudan demasiado incluyen problemas médicos como:

  • La diabetes.
  • Enfermedades que alteran el sistema nervioso.
  • Problemas del hígado.
  • El estreñimiento.

Si te has asegurado de que tu calzado y calcetines son los adecuados y tu alimentación está libre de los productos que te mencionamos y, a pesar de todo, el problema continúa, acude a un chequeo médico para descartar estos problemas.

6. Hiperhidrosis

La hiperdrosis es una condición que debe determinar tu médico.

Se trata de la falla en las glándulas sudoríparas en determinadas zonas del cuerpo que fabrican demasiado sudor sin motivo aparente.

En los casos severos de hiperhidrosis se puede llevar un tratamiento para controlar el problema. En los casos más extremos incluso puede ser necesario el tratamiento quirúrgico.

7. Falta de aseo

Esta es una razón obvia de la sudoración excesiva. Si no mantienes un correcto aseo en tus pies es probable que estos comiencen a sudar de más.

A través del sudor el cuerpo libera toxinas. Si éstas se sienten atrapadas en los pies, buscan la forma de liberarse mediante el sudor excesivo.

Es conveniente que:

  • Te vales siempre los pies.
  • Los seques correctamente.
  • Cambies tus calcetines diariamente.
  • Uses talco.

8. Factores emocionales

El estado emocional puede afectar la sudoración de los pies

Una de las razones por las que tus pies pueden estar sudando demasiado puede ser tu estado de ánimo.

Es probable que sientas tus pies muy mojados en situaciones en las cuales te sientes muy nervioso, enojado, con miedo, estresado o excitado.

Si estás pasando por un momento donde tus emociones están incontroladas, procura relajarte para evitar la sudoración excesiva.

Te recomendamos leer: Cómo evitar la sudoración excesiva

9. Genética

En ocasiones la sudoración excesiva viene determinada por la genética.

¿Has notado que los miembros de tu familia sudan en exceso? De ser así, no tendrás muchas opciones, salvo buscar productos cosméticos que te ayuden a controlar el problema.

10. Infecciones

Las infecciones encuentran un hábitat perfecto en los pies si estos no se mantienen aseados.

  • La proliferación de hongos es el resultado de una maceración de bacterias y afecta tanto a las uñas como al resto del pie.
  • Si padeces de esta condición puedes aplicar cremas contra las infecciones. Pueden encontrarse fácilmente en el mercado a precios asequibles. Si el problema es serio, consulta a tu podólogo. 

11. Apego a un calzado

¿Tienes un par de zapatos que no puedes dejar ir porque son tus favoritos? ¿Usas más de dos días seguidos el mismo calzado?

En caso de que ese par de zapatos de verdad te guste, adquiere más de un parAsí puedes aprovechar y tener varios colores que te faciliten la combinación con varios looks, y airear uno de los pares mientras llevas el otro.