11 señales de toxicidad en el hígado

Lucía Ramírez · 8 octubre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 27 enero, 2019
El hígado es un órgano importante del cuerpo humano. Se ve afectado por numerosos procesos inflamatorios, fármacos, defectos genéticos, sustancias tóxicas industriales e incluso por ciertos elementos de la naturaleza

El hígado es el órgano principal que se desempeña en la labor de metabolizar nutrientes, medicinas y otras sustancias tóxicas. Cuando es incapaz de hacerlo, aparecen una serie de complicaciones características. Así pues, hablamos de toxicidad en el hígado.

Dicho de otra manera, es un gran filtro que separa los nutrientes con toxicidad mucho antes de que estos alcancen el torrente sanguíneo y otros tejidos. No obstante, en algunas personas, algunas sustancias no pueden ser depuradas y estas mismas dañan al hígado.

La toxicidad en el hígado

La hepatotoxicidad se define como la lesión del hígado originada por la exposición a un medicamento o a ciertos agentes no farmacológicos. La capacidad del hígado para filtrar sustancias lo hace susceptible a los fenómenos de toxicidad.

De hecho, actualmente tanto en Estados Unidos como en Europa, la toxicidad en el hígado representa un importante problema sanitario que ha ido en aumento provocando la suspensión o retiro de ciertas sustancias del mercado para frenar el problema. Entre los tóxicos hepáticos se incluyen:

  • Algunos medicamentos (principalmente los antibióticos y antiinflamatorios)
  • Sustancias industriales o naturales (por ejemplo: las setas , el exceso de té verde, etc.) que provoquen una reacción anormal.

Ver también: 5 batidos para eliminar toxinas rápidamente

Síntomas de toxicidad en el hígado

Cuáles son los síntomas

Los síntomas son muy similares a los casos de hepatitis por virus. En el caso de la toxicidad hepática por medicamentos puede adoptar cualquier manifestación de hepatopatía, es decir, de enfermedades que impiden que el hígado funcione o trabaje bien. Entre las más habituales encontramos:

  • Ictericia
  • Náuseas y vómitos
  • Cambios de color en las heces
  • Color de la orina hacia un tono más oscuro
  • Cansancio y fatiga
  • Dolor abdominal e hinchazón
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Picazón en la piel
  • Aparición de hematomas

En algunas personas puede no evidenciarse síntoma alguno. No obstante, este mal suele identificarse a pocas horas después de la exposición a ciertos tóxicos hepáticos predecibles. Por el contrario, en el caso de los tóxicos hepáticos impredecibles, los síntomas pueden tardar en aparecer semanas e incluso meses.

Productos naturales relacionados con la toxicidad en el hígado

1. Algunas plantas medicinales

Medicamentos

La lista de plantas medicinales de toxicidad comprobada, realizada con la agencia española de farmacovigilancia, junto con el Gobierno español, puede ser de ayuda para comprobar si los medicamentos de plantas medicinales que consumimos pueden ser dañinos para nuestra salud.

2. Suplementos nutricionales y herbolarios

Al contrario de lo que muchos creen, algunos remedios herbales presentan riesgo de toxicidad hepática. También se desaconsejan los productos combinados. Dentro de la lista se encuentran:

  • Morinda citrifollia (Zumo de noni)
  • Viscus album (muérdago, mistletoe)
  • Valeriana officinalis
  • Cinnamomum camphora (aceite de alcanfor, Vicks VapoRub)
  • Aloe vera
  • Glycine max (isoflavonas de soja)

3. Setas

Algunas setas u hongos contienen anatoxinas. Estas son toxinas hepatotóxicas, es decir, provocan la muerte de células y tejidos del hígado y riñones. Sin la debida atención médica, puede producir la muerte por paro cardíaco en dos días. Sus efectos pueden incluir:

  • Dolores de estómago
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Hemorragias

4. Drogas y agentes químicos

Drogas y agentes químicos

Entre estas sustancias se encuentran la cocaína, el éxtasis, plaguicidas, herbicidas, cloruro de vinilo y alimentos contaminados.

Te recomendamos leer el siguiente artículo: ¿Cuáles son las drogas más peligrosas del mundo?

Diagnóstico de toxicidad en el hígado

No hay pruebas concisas que diagnostiquen definitivamente la existencia de la hepatitis tóxica. Así, debido a la similitud de síntomas, es necesario realizar algunas pruebas médicas para descartar que estos sean consecuencia de hepatitis por virus o alguna otra causa.

Tratamiento de la toxicidad en el hígado

Peligros

Fuera de la acetil-cisteína, una sustancia que permite depurar tóxicos del hígado en caso de intoxicación por la administración de altas cantidades de paracetamol, no existe algún tratamiento o antídoto en específico para contrarrestar el problema. Una medida fundamental es retirar la sustancia sospechosa, tratar los síntomas como el vómito, guardar reposo y evitar sustancias que compliquen el cuadro clínico.

Peligros de la toxicidad en el hígado

Los síntomas de la toxicidad en el hígado suelen mejorar a partir de la suspensión de la sustancia tóxica. No obstante, si la enfermedad no se detiene, puede producir insuficiencia hepática de manera irreversible dando paso a una cirrosis.

Como ves, los riesgos de padecer toxicidad en el hígado pueden llegar a ser elevados. Por lo tanto, es importante identificar las señales relacionadas a esta condición para evitar complicaciones de salud. Si has identificado algún síntoma, no dudes en visitar al médico.

  • Andrade, R. J., M. I. Lucena, and M. García-Cortés. “Hepatotoxicidad por infusión de hierbas.” Gastroenterología y hepatología 25.5 (2002): 327-332.
  • Bessone, F., and H. Tanno. “Hepatotoxicidad inducida por antiinflamatorios no esteroides.” Gastroenterología y hepatología23.4 (2000): 200-205.
  • García-Cortés, M., et al. “Hepatotoxicidad secundaria a” productos naturales”: análisis de los casos notificados al Registro Español de Hepatotoxicidad.” Revista Española de Enfermedades Digestivas 100.11 (2008): 688-695.
  • Marino, Carlo, et al. “Hepatotoxicidad por drogas: reporte de un caso y revisión de literatura.” Rev. méd. Maule 26.2 (2010): 103-109.
  • Tejada Cifuentes, Francisco. “Hepatotoxicidad por fármacos.” Revista Clínica de Medicina de Familia 3.3 (2010): 177-191.