12 recomendaciones para tener un hogar sostenible

Ángel Rodríguez · 4 abril, 2019
Los espacios naturales se reducen cada día más y la contaminación crece. En cada casa podemos poner nuestro granito de arena para ayudar al planeta ya nuestro bolsillo.

Tener un hogar sostenible no solo beneficia al planeta y ayuda para un mejor futuro, también puede resultar más económico y le dará un mejor ambiente a nuestro hogar.

Algunos cambios que puedes hacer en tu hogar para que sea más sostenible pueden ser fáciles, rápidos y económicos, otros pueden tomar más tiempo y quizás requieran una inversión más alta pero, a la larga, siempre resultarán ventajosos.

Generar desperdicios y basura, además de crear un problema ecológico, representa más gasto familiar, pues implica mayor reposición de lo que usamos. El principio básico de reducir, reusar y reciclar debe estar siempre en la mente para crear un hogar sostenible.

Normas básicas para un hogar sostenible

Con unas cuantas reglas elementales puedes comenzar a dar los primeros pasos para hacer tu hogar sostenible.

1. No compres cosas que no necesitas

Pareja haciendo la compra
Planifica tus compras y evitar consumir cosas que no necesitas, alejándote especialmente de los envases plásticos.

Muchas veces, casi sin darnos cuenta, compramos cosas que no son realmente necesarias. Pueden ser alimentos, utensilios o adornos, que se quedan olvidados y al final terminan en la basura. Compra lo que realmente sabes que vas a usar a corto plazo. Evitarás acumular objetos, generar basura y le darás mejor uso a tu dinero.

2. Guarda las sobras de comidas en envases de vidrio

Los envases de vidrio duran más que los de plástico, que se gastan y manchan más rápido y fácilmente, y luego no pueden ser reciclados. Guardar las cosas en papel aluminio o bolsas plásticas también genera más desperdicios. Los envases de plástico se pueden usar para productos no alimenticios, y así durarán más tiempo.

Lee también: Cómo enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente

3. Compra productos a granel para tu hogar sostenible

En vez de comprar los productos que más utilizas en envases pequeños, adquierelos más grandes para evitar el uso de muchos envases pequeños. Si sobra, lo puedes guardar en envases de vidrio en la alacena o la nevera.

4. Usa bolsas de tela en el mercado

Bolsas de tela de colores
A diferencia de las bolsas de plástico, las de tela son más amigables con el medioambiente.

Lleva tu propia bolsa de tela cuando vayas a hacer la compra, así disminuyes el uso de bolsas de plástico o papel que terminan llenando los vertederos de basura, o peor aún en los campos y en las aguas.

El Departamento de Ambiente de Estados Unidos estima que se usan un trillón de bolsas plásticas el año en el mundo. Esto equivale a 100 millones de barriles de petróleo. El 80 % de estas bolsas terminan en los vertederos de basura y el 20 % (200 billones) van a parar a los océanos, ríos y bosques.

5. Compra producción local

Tanto para productos agrícolas como envasados, la producción local resulta más conveniente para el medioambiente. El trasporte de productos importados o de otras regiones es una gran fuente de contaminación. Además, con la compra de productos locales también se estimula la economía local.

Si tienes espacio, puedes incluso crear tu propio huerto con algunos cultivos básicos o puedes sembrar algunas pequeñas plantas de especias que uses más frecuentemente, como perejil, albahaca o cilantro.

6. Compra productos orgánicos

Los productos orgánicos están cultivados de una forma más consciente y amigable con el medioambiente, sin pesticidas ni fertilizantes químicos que contaminan.

7. Hogar sostenible: desecha la basura conscientemente

Mujer reciclando una botella de plástico: hogar sostenible
Al separar los materiales permitimos que algunos puedan reciclarse y se acumulen menos desechos.

Piensa siempre en el reciclaje. Separa la basura por categorías y deséchala en los contenedores específicos. Busca las guías locales de reciclaje y sigue las instrucciones.

Te puede interesar: 5 ideas para hacer cestos reciclados para la basura

8. Ahorra energía

Asegúrate de que no quedan luces encendidas en cuartos en los que no hay nadie o cuando hay suficiente iluminación natural. No dejes artefactos electrónicos encendidos cuando no los estás usando.

No dejes los cargadores de los teléfonos enchufados, los transformadores de los cargadores siguen gastando electricidad aunque no tengan el móvil conectado, e incluso puede ser peligroso, ya que pueden recalentarse.

Renovaciones de estructura para un hogar sostenible

Hay otros ajustes que puedes hacer para tener un hogar sostenible, que quizás requieran más planificación, pero que una vez que los realices harán una gran diferencia.

9. Remplaza los electrodomésticos

Mujer sujetando dos bombillas
Las bombillas de bajo consumo permiten un ahorro energético al planeta y a tu factura de la luz.

La gran mayoría de los electrodomésticos nuevos están fabricados con materiales que consumen menos energía, por lo cual son más amigables con el medioambiente.

Aunque requieren un inversión inicial mayor, también representan un ahorro en el gasto de electricidad. Puedes empezar con algo más sencillo, como reemplazar las bombillas tradicionales con bombillas LED y CFl, que duran más tiempo y consumen menos energía.

Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, las bombillas CFl ahorran un 25 % de energía y duran 3 veces más que las incandescentes, mientras que las luces LED ahorran un 80 % de energía y duran 25 veces más. El gasto de luz en la factura eléctrica de un hogar normal es de un 5 %.

10. Instala reguladores de electricidad

En artefactos eléctricos que son difíciles de apagar, como los aires acondicionados o los calentadores de agua, puedes instalar reguladores de electricidad que los apagan y encienden automáticamente a determinadas horas. Así, puedes apagar el calentador mientras duermes o trabajas, o el aire acondicionado cuando no estás en la casa.

11. Hogar sostenible con ventanas de doble vidrio

Las ventanas de doble vidrio mantienen mejor la temperatura interior de la casa. Si es muy costoso, puedes usar cortinas de interior térmico, que también reducen la penetración de las temperaturas extremas exteriores. Esto reduce el gasto de energía en calefacción y aire acondicionado.

12. Instala paneles solares

Si tienes la posibilidad, instala paneles solares. Puede ser para uso parcial de algunas cosas, como para calentar el agua o algún sector específico de la casa. De esta forma disminuirás el consumo de energías combustibles contaminantes a cambio de energía limpia. También representará un ahorro en tu factura de electricidad.

Finalmente, recordar que todas estas estrategias están encaminadas a mejorar el medioambiente y la salud del planeta. Por otra parte, aunque algunas de ellas requieran una inversión inicial, tus factoras y gastos se verán también beneficiadas.