12 recomendaciones para tener un pelo fuerte y sano

Yamila Papa Pintor· 2 enero, 2020
Para lucir un cabello fuerte y sano es recomendable prestar atención a la alimentación, ya que a través de esta también se obtienen diversos nutrientes y beneficios.

Tener un pelo fuerte y sano es posible, siempre y cuando tengas en cuenta quela salud capilar no solo depende del tipo de champú que te apliques, sino de varios detalles, incluyendo la alimentación y la hidratación.

A continuación te comentaremos con mayor detalle cuáles son los consejos que debes tener en cuenta en tu día a día.

Consejos para un pelo fuerte y sano

pelo fuerte y sano

1. Cepilla tu pelo todos los días

  • Compra un cepillo con cerdas suaves y trata de cepillar el pelo cuando está seco, para evitar que las hebras se quiebren con facilidad.
  • Si tienes el cabello muy largo, también puedes pasarte el cepillo con suavidad antes de dormir. Así estimularás la circulación de la sangre en el cuero cabelludo y los folículos pilosos producirán hebras más sanas, pudiendo obtener así un pelo fuerte y sano.

Te interesa: 5 mascarillas para el cabello ricas en proteína

2. Corta las puntas dañadas

A medida que el cabello va creciendo, se va debilitando, sobre todo en las puntas, que es la parte más «antigua», por así decirlo. Para arreglar este problema:

  • Aunque a veces no lo queramos, es necesario cortar al menos las puntas del cabello, para mantener la salud del mismo.
  • Comienza cortando un poco (no más de 3 cm) y repite este proceso a medida que el cabello crezca. Cada 3 o 4 meses puedes cortarte las puntas.

3. Conoce tu tipo de cabello

Con esta información en tu poder,tendrás la capacidad de elegir los productos de belleza adecuados. Usar los productos que mejor se adapten a tu tipo de cabello es fundamental para lucir un pelo fuerte y sano.

Una evaluación del cabello consta de tres partes:

  • Densidad: abundante, medio o ralo.
  • Textura: gruesa o fina.
  • Fuerza: porosidad, elasticidad y humedad.

4. Acláralo con agua tibia o fresca

Sí, incluso en invierno. El enjuague final cuando te lavas el pelo siempre debe ser con agua tibia (o más bien, fresca) para permitir a las cutículas que se cierren. Verás que tu cabellera estará más brillante y sedosa. Además, esta técnica sirve para hacerlo crecer más rápido.

El agua caliente, en cambio, aumenta la oleosidad y rompe las hebras. Así, al secarse, las notarás como “abiertas”.

5. Usa productos de calidad

Optar por productos que sean acordes a tu tipo de pelo y que a su vez te brinden buenos resultados. Estos productos te ayudarán a conseguir un pelo fuerte y sano.

Puedes consultar con tu peluquero sobre las mejores opciones para ti, para así comprar la que mejor se adapte a tus necesidades.

6. No abuses del secador o la plancha

Aunque te quede precioso el pelo liso, reduce el número de veces por semana en que te lo secas o planchas. La exposición alcalor de estos elementos reseca el cabello, lo vuelve opaco y sin vida. Por todo ello, se vuelve más propenso a quebrarse o abrirse en las puntas.

Te recomendamos que uses estos utensilios solo cuando tengas un evento especial o los días de mucho frío para no salir con el cabello mojado a la calle y resfriarte.

7. Masajea el cuero cabelludo

Puedes hacerlo mientras te duchas o cuando estás mirando televisión en el sofá. Entre las beneficios del masaje capilar destacan:

  • Aumentar la circulación sanguínea hacia los folículos capilares
  • Aliviar el estrés
  • Acondicionar el cuero cabelludo.

Intenta masajear varias veces a la semana con aceites esenciales. Verás los efectos casi de inmediato.

8. No abuses de los productos químicos

Así como el calor del secador o la plancha es malo para la salud del pelo, ciertos productos habituales también lo pueden dañar. Es el caso de los tintes y los tratamientos para alisar (incluso si son de buena calidad).

9. Evita el sol y la piscina

Cuando llega el verano y las vacaciones es probable que nuestro pelo se vea opaco y débil. Esto es por la exposición al sol, al cloro que se le añade al agua de la piscina o a la sal del mar.

Te aconsejamos que en esta época uses gorros o pañuelos y, en lo posible, quete coloques algún producto que actúe como barrera ante estos elementos nocivos.

10. No lo laves en exceso

Tanto el cuero cabelludo como las hebras necesitan varias horas para secarse por completo. Además, cuantas más veces nos lavamos el pelo, menos aceites naturales tendrá estey más opaco se verá.

La frecuencia de lavado dependerá del tipo de cabello y de la época del año. No te laves todos los días, ni siquiera en verano.

11. Mantén una alimentación saludable

Alimentos con proteínas

Además de cuidarlo por fuera, el cabello debe ser nutrido por dentro. Es fundamental entonces que comas de forma equilibrada y añadas a tus platos muchas frutas y verduras frescas. Tampoco deben faltar los frutos secos, las legumbres y el agua.

Descubre: Consejos para una dieta equilibrada

12. No lo ates

Las coletas y demás elementos para atar el cabello rompen las hebras, sobre todo si quedan demasiado ajustadas. En casos extremos incluso pueden causar alopecia.

  • La “cola de caballo” es perjudicial para la salud de nuestro pelo, así como las trenzas o los peinados muy elaborados.
  • Mejor llevarlo suelto y solamente sujetarlo en ciertas situaciones como, por ejemplo, al hacer deporte o si hace demasiado calor.

Conclusión

Tener un pelo fuerte y sano no solo depende del tipo de champú que decidas aplicarte, sino de otros detalles. Por ello, recuerda los consejos que te hemos compartido, aplícalos y comienza a lucir una melena espectacular de ahora en adelante.