13 motivos para consumir pimienta de cayena cada día

Si no toleras el picante te recomendamos que empieces a incluir poco a poco la cayena en tus recetas para poder aprovechar todos sus beneficios

Algunas culturas usan especias picantes en casi todas sus recetas, mientras que otras apenas las conocen.

No obstante, además de potenciar el sabor de los alimentos, las especias como la cayena tienen muchas propiedades para la salud.

Descubre en este artículo 13 motivos sorprendentes para incorporar la pimienta de cayena a tu dieta diaria.

¿Qué es la pimienta de cayena?

La cayena

La pimienta de cayena (Capsicum Annuum), es una especia originaria del continente americano que se seca y pulveriza para condimentar y dar un toque picante a cualquier receta.

No obstante, gracias a sus sorprendentes propiedades para la salud también se comercializa en forma de suplemento.

Este superalimento esconde muchos nutrientes:

  • Vitaminas (del grupo B, C, E y K)
  • carotenos
  •  minerales (calcio, potasio, manganeso)

La sustancia responsable del sabor picante es la capsaicina.

Ver también: Té verde y cayena para aumentar el metabolismo

1. Activa el metabolismo

La pimienta de cayena activa el metabolismo. Esta es la función del organismo que se encarga de aumentar la temperatura corporal y el gasto energético.

Así, es el que nos hace sentir enérgicos y llenos de vitalidad. Esta propiedad se consigue gracias a la capsaicina.

2. Ayuda a perder peso

Gracias a que la cayena activa el metabolismo también conseguimos un efecto beneficioso a la hora de perder peso, ya que aumentamos la cantidad de calorías que quemamos hasta en un 5%.

3. Elimina la mucosidad

Desde el primer momento en que empecemos a consumir pimienta de cayena podremos sentir cómo nos ayuda a eliminar la mucosidad.

Esto es muy beneficioso para prevenir y tratar los molestos síntomas de gripes y resfriados.

4. Previene las afecciones de garganta

Además de eliminar la mucosidad, la cayena aumenta la temperatura corporal, en especial en la garganta y el estómago.

Es un excelente remedio, por lo tanto, para dar calor local a la garganta a nivel interno.

5. Mejora la digestión

Mejora la digestión

Las personas que suelen consumir cayena saben que si añaden un poco de esta especia a cualquier plato tendrán una mejor digestión.

Y es que estimula la producción de enzimas y jugos gástricos, facilita el metabolismo de los alimentos y evita los gases y las flatulencias.

6. Alcaliniza el organismo

Las enfermedades suelen aparecer cuando el organismo se acidifica por diferentes motivos. Gracias a su grado de alcalinidad la cayena es excelente para contrarrestar la acidez que solemos sufrir.

7. Es antiinflamatoria y analgésica

Estas son dos de las grandes virtudes de la cayena, sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Ambas la hacen perfecta para prevenir y tratar todo tipo de molestias o dolores en cualquier parte del cuerpo: cabeza, articulaciones, alergias, contracturas, muelas, etc.

8. Previene los coágulos

Reduce las posibilidades de sufrir un infarto o una embolia al reducir la arteriosclerosis y evitar la formación de coágulos.

9. Depura el organismo

Es un gran desintoxicante a través de la circulación, el drenaje linfático, el intestino y el sudor.

10. Tiene propiedades anticancerígenas

Algunos estudios han demostrado cómo la capsaicina junto con el poder antioxidante de la vitamina C puede prevenir algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el de pulmón. 

11. Combate los hongos y las bacterias

Combate los hongos y las bacterias

La cayena tiene un alto potencial antifúngico y antibacteriano, tanto si la consumimos como si nos la aplicamos sobre la piel.

Te recomendamos leer: Eliminar bacterias del estómago con un eficaz tratamiento con higos

12. Tiene propiedades laxantes

Gracias a su contenido en calcio, magnesio y ácido cinámico la cayena contribuye a regular la función intestinal y combatir el estreñimiento.

13. Cuida el corazón

Esta especia es perfecta para regular los niveles de presión arterial, colesterol y triglicéridos, por lo que mejora la salud cardiovascular.

Además, ayuda a prevenir los coágulos y mejora la circulación en general.

¿Cómo la consumimos?

Muchas personas se quejan de que no toleran bien el picante, ya que les causa molestias digestivas.

No obstante, es importante saber que no podemos consumir especias picantes de golpe. Más bien, debemos irlas incorporando a nuestra dieta de manera progresiva.

  • Empezaremos por añadir una pizca de pimienta de cayena en polvo a todos nuestros guisos o platos cocinados, para que se integre bien con los ingredientes. Al principio ni siquiera la notaremos.
  • A medida que pase el tiempo sentiremos cómo el cuerpo nos pide aumentar la cantidad, del mismo modo que sucede con la sal, pero sumando beneficios para nuestra salud.

Recomendamos evitar salsas picantes y optar siempre por cayena pura de buena calidad, a ser posible orgánica.