13 señales en nuestro rostro que reflejan enfermedades

Lorena González·
24 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
17 Junio, 2020
Aunque no lo relacionemos, muchos problemas del organismo pueden mandarnos señales a través del rostro, por lo que debemos aprender a reconocerlas para poder tomar medidas
 

En ocasiones, no hace falta expresar con palabras que el cuerpo lo está pasando en un momento dado. Basta con mirarnos al espejo y prestar atención a algunos detalles en el rostro para detectar a tiempo las posibles enfermedades que estemos manifestando.

Como dice el dicho: “el rostro es el reflejo del alma”. A veces, también lo es de la salud, pues se convierte en uno de los mejores indicadores de que algo no anda bien en el organismo.

13 señales en nuestro rostro que reflejan enfermedades

Ten en cuenta que estas señales no siempre reflejan enfermedades, sino que pueden ser un efecto de cambios hormonales o de falta de sueño, entre otras causas. Por lo tanto, ante la mínima sospecha de padecer una enfermedad grave, lo mejor es acudir a un médico para que realice su diagnóstico y recomiende el tratamiento más oportuno.

1. Bolsas y ojeras bajo los ojos

Por lo general, son rasgos adquiridos por cuestiones genéticas. Sin embargo, puede ocurrir el caso de que aparezcan de la noche a la mañana, haciéndote lucir con mal aspecto.

 

Entre sus posibles causas encontramos:

  • Tabaquismo.
  • Mala alimentación.
  • Desequilibrio hormonal.
  • Falta de sueño o noches.
  • Consumo abusivo de alcohol.

2. Manchas o acné en la frente

Acné en el rostro

¿Te ha aparecido de repente un leve acné? Puede deberse a ciertos problemas digestivos o al consumo de comidas grasas. Parece haber pruebas que sugieren que la integridad del tracto gastrointestinal contribuye al proceso del acné.

Si es el caso, lo más recomendable será realizar pequeños cambios en los hábitos alimenticios. No dudes acudir a un nutricionista para que te asesore.

Te recomendamos leer: 5 remedios caseros para combatir el acné

3. Nariz roja

Si observas que tu nariz está más roja de lo normal, recuerda que esta se conecta a diversos vasos sanguíneos. En caso de que alguno no esté funcionando bien, su color tenderá a cambiar de manera automática.

 

Acude al médico para que realice los exámenes oportunos. Podría tratarse de una enfermedad que requiera atención, como la rinofima, o bien una alergia o un simple resfriado.

4. Piel facial y ojos de color amarillo

En esta ocasión, podría ser consecuencia de una disfunción del hígado. La ictericia es la coloración amarilla en la piel o los ojos que proviene de la bilirrubina, y que puede ser una señal de varios problemas de salud.

Acude cuanto antes al médico para un chequeo de páncreas, hígado, vesícula o bilis. Así podrás descartar enfermedades como hepatitis, mononucleosis, etc.

5. La aparición de lunares y manchas en la piel

Lunares

Es posible que, tras haber pasado ciertas horas al sol, la piel genere algunas manchas. Si te ocurre, debes restringir la exposición y usar protector solar para la piel.

 

En caso de observar algunos cambios irregulares en tus lunares o marcas de nacimiento tras los días, es mejor que acudas a un dermatólogo para que sea el profesional quien lo

6. Erupción en la cara en forma de mariposa

Esta tiende aparecer como una mancha roja y más extensa sobre el rostro y puede deberse a una enfermedad conocida como lupus eritematoso sistémico

Es importante acudir al médico para que realice análisis y recomiende el tratamiento oportuno, según el caso.

7. Descamación de la piel alrededor de la boca y la nariz

Estas señales te alertan sobre una falta de vitaminas como la A, B, C o E. Se puede presentar una considerable pérdida del cabello, fragilidad en la uñas y debilidad generalizada en el resto del cuerpo.

Pide consejo a un nutricionista y comienza por reajustar tu dieta añadiendo alimentos con las vitaminas que te faltan. Estos déficits, al largo plazo, pueden ser muy perjudiciales para la salud.

8. Erupción en la zona de triángulo nasolabial

 
Herpes en el rostro

¿Notas una erupción en el rostro? Si ocurre en lugares muy puntuales como los labios o nariz, señala que es probable que sufras de un herpes.

No hay de qué preocuparse, ya que suele curarse por sí solo. No obstante, la aplicación de una pomada farmacéutica no es mala idea.

9. Grietas en los labios

Si presentas grietas y sequedad excesiva en los labios es muy importante que consumas abundante agua. Asimismo, los bálsamos para labios también pueden ser una buena solución.

Por lo general, puede deberse a una falta de hidratación, exposición al sol o alergia. No obstante, es importante prestarle atención.

10. Exceso de vello facial

Este es otro de los rasgos adquiridos a causa de herencia familiar. No obstante, esto no descarta que pueda tratarse de un cambio hormonal originado por el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

 

Si es el caso, acude al ginecólogo para recibir un tratamiento adecuado. Él determinará la causa del problema.

Descubre: Cómo reducir la aparición de vello facial con 4 recetas caseras

11. Hiperpigmentación en el rostro

Hiperpigmentación en el rostro

Esta señal tiende a manifestarse durante la etapa de embarazo de muchas mujeres. Aparece como una especie de mancha en la zona de las mejillas o el tabique nasal.

Se reconoce como un tipo de hiperpigmentación llamada paño o melasma. Conviene acudir al médico, en especial si no se relaciona con el embarazo.

12. Cejas y pestañas delgadas

Sin recurrir a alguna cirugía o tratamiento, de repente notas que las cejas están más delgadas o que has perdido pestañas.

Presta atención, ya que puedes estar sufriendo de las glándulas tiroideas. En la medida de lo posible es conveniente que te hagas exámenes de sangre y acudas al médico.

 

13. Acné y sarpullido en la barbilla

La barbilla está asociada a las hormonas. Así, entre los factores que pueden favorecer la aparición del acné o sarpullido encontramos:

  • Estrés.
  • Falta de sueño.
  • Desajuste hormonal.

¿Qué hacer si se presentan alguna de estas señales en el rostro?

En la mayoría de los casos, no tendrá mayor importancia. No obstante, es importante acudir al médico y realizarse chequeos con frecuencia para descartar problemas más graves.

En ocasiones, puede deberse a una época de estrés, desajustes hormonales o, incluso, a falta de sueño. Intenta comer de forma más saludable. Añade vegetales a tus comidas diarias y revisa tus hábitos. Notarás la diferencia.

 
  • Tan, J. K. L., & Bhate, K. (2015). A global perspective on the epidemiology of acne. British Journal of Dermatology. https://doi.org/10.1111/bjd.13462
  • Arduino, P. G., & Porter, S. R. (2008). Herpes Simplex Virus Type 1 infection: Overview on relevant clinico-pathological features. Journal of Oral Pathology and Medicine. https://doi.org/10.1111/j.1600-0714.2007.00586.x
  • Nygaard, B. (2015). Primary hypothyroidism. American Family Physician. https://doi.org/10.1016/S0015-1882(09)70095-3
  • Liu, A., Al-Lami, A., & Kapoor, K. (2019). Rhinophyma: when Red Nose Day is no laughing matter. The British journal of general practice : the journal of the Royal College of General Practitioners, 69(680), 137. https://doi.org/10.3399/bjgp19X701585
  • Sarkar, R., Ranjan, R., Garg, S., Garg, V. K., Sonthalia, S., & Bansal, S. (2016). Periorbital Hyperpigmentation: A Comprehensive Review. The Journal of clinical and aesthetic dermatology, 9(1), 49–55
  • Bowe, W. P., & Logan, A. C. (2011). Acne vulgaris, probiotics and the gut-brain-skin axis - back to the future?. Gut pathogens, 3(1), 1. https://doi.org/10.1186/1757-4749-3-1
  • Gondal B, Aronsohn A. A Systematic Approach to Patients with Jaundice. Semin Intervent Radiol. 2016;33(4):253-258. doi:10.1055/s-0036-1592331
  • Basit H, Godse KV, Al Aboud AM. Melasma. [Updated 2020 Jan 15]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK459271/
  • Jović A, Marinović B, Kostović K, Čeović R, Basta-Juzbašić A, Bukvić Mokos Z. The Impact of Pyschological Stress on Acne. Acta Dermatovenerol Croat. 2017;25(2):1133-1141.