13 usos que le puedes dar al jabón neutro en tu hogar

El jabón neutro tiene muchas más aplicaciones que las relacionadas con el aseo personal. De hecho, sus múltiples usos pueden convertirlo en un ingrediente fundamental en nuestras rutinas diarias

El jabón neutro es un producto cuya formulación es equilibrada, lo cual indica que no es muy alcalino, ni muy desengrasante, ni tampoco demasiado aromatizado.

El pH de este producto se mantiene en 5,5, de modo que asegura un nivel adecuado para la alcalinidad de la piel y la protección contra agentes externos.

Gracias a tales características está recomendado para aquellas personas de pieles sensibles, con tendencia oleosa o que presentan alergias a otros tipos de jabones.

No obstante, más allá de tener este tipo de aplicaciones, sus propiedades se pueden aprovechar en diversas tareas de la cocina y el hogar.

A continuación te revelamos 13 usos alternativos para que no dudes en convertirlo en tu aliado.

¡No te los pierdas!

1. Limpiar objetos varios

Limpiar objetos varios

La espuma de este tipo de jabón es idónea para la limpieza de muchos elementos que tienden a ensuciarse de forma continua.

Úsalo sobre:

  • Elementos de cristal
  • Manijas de puertas
  • Herrajes
  • Placas de interruptores
  • Muebles sucios
  • Artículos de decoración

Ver también: Cómo hacer un jabón desinfectante para la limpieza de superficies

2. Quitar el rechinido de las puertas

Ese incómodo rechinido que se produce en las cerraduras y manijas de las puertas se puede eliminar con la aplicación de jabón neutro.

Tan solo tienes que humedecerlo y frotarlo en el espacio que hay entre el marco y la bisagra. Asegúrate de cubrirlo bien y mueve la puerta de atrás hacia adelante.

También lo puedes aplicar de forma directa en la bisagra.

3. Evitar el olor a humedad

Evitar el olor a humedad

Corta una barra de jabón neutro en varios cubos y ponlo en cajones, armarios y maletas vacías con el fin de prevenir el olor a moho o humedad.

4. Detener los chirridos del piso de madera

Otro de los sonidos que nos incomodan en los espacios del hogar son esos molestos chirridos que se produce en las tablas de madera del piso.

Para detenerlo de una buena vez, humedece un poco de jabón neutro y aplícalo en las grietas que hay entre cada tabla.

5. Aflojar una cerradura rígida

Si comienzas a sentir que las cerraduras están rígidas y oxidadas, lubrícalas todos los días con un poco de jabón neutro hasta que ablanden por completo.

6. Extraer un anillo apretado

Extraer un anillo apretado

Un anillo demasiado apretado parece imposible de sacar del dedo. Sin embargo, si lo frotas con la espuma de este jabón podrás deslizarlo con facilidad en cuestión de segundos.

7. Limpiador de vidrios

Como no contiene químicos agresivos, este ingrediente se puede utilizar para la limpieza de superficies de cristal delicadas y gafas.

Sus propiedades facilitan la eliminación de manchas de polvo y no dejan marcas tras realizar el enjuague.

8. Detectar fugas de gas

En caso de sospechas de fuga de gas puedes confirmarlo con una sencilla mezcla de jabón neutro con agua.

Frótala sobre la tubería sospechosa y, si se forman burbujas, efectivamente hay una fuga que debe ser corregida.

9. Pegar clavos

Pegar clavos

Para que la madera no se dañe al momento de pegarle algunos clavos, frota un poco de espuma de jabón y déjala absorber unos segundos.

10. Lubricar rieles metálicos

Por su consistencia y compuestos, este producto es un buen lubricante para los rieles de metal que permiten que los cajones de escritorio corran mejor.

Humedécelo con agua, genera un poco de espuma y frótala con la ayuda de un paño.

11. Arreglar una cremallera

En ocasiones las cremalleras de los pantalones o chaquetas pierden su capacidad para deslizarse y hacen difícil la tarea de cerrar.

Una forma simple de corregir este problema es lubricándola con un poco de jabón neutro aplicado en ambos lados.

Ciérrala bien, aplica el jabón y baja el cierre para que el producto quede extendido por todos los dientes abiertos.

12. Limpiar suelos de mármol

Limpiar suelos de mármol

El jabón neutro con agua caliente es uno de los mejores productos para mantener impecables los suelos de mármol alicaídos.

Tan solo debes poner un chorrito de jabón en una cubeta con abundante agua y proceder a la limpieza durante unos 15 minutos.

Repítelo todos los días hasta que el piso recupere el aspecto que deseas.

Te recomendamos leer: 13 ideas geniales para decorar las paredes de tu baño

13. Limpiar vajillas

En lugar de utilizar el lavavajillas convencional, ralla tres cucharadas de jabón neutro y mézclalas con un litro de agua caliente y media taza de vinagre.

Este producto natural dejará tus platos libres de restos de grasa, malos olores y bacterias.

¿Conocías estos usos del jabón neutro? Ahora que ya sabes cómo sacarle todo el provecho a sus propiedades, no dudes en mantenerlo en tu despensa.

 

Te puede gustar