14 brillantes trucos de cocina que te ayudarán a evitar el desperdicio de alimentos

Carolina Betancourth·
15 Abril, 2020
¿Sabías que puedes contribuir a la reducción del desperdicio de alimentos? Aplicando una serie de trucos podrás incrementar la vida útil de tus comidas y volverte un consumidor más responsable.
 

Con el ánimo de reducir el desperdicio de alimentos en la cocina, desde hace mucho se vienen compartiendo una serie de trucos que ayudan a sacar más provecho de algunos ingredientes e, incluso, prolongar su vida útil.

Si bien muchos están basados en creencias populares, quienes los han probado sugieren a través de diferentes medios que pueden resultar útiles. ¿Te animas a probarlos?

Cómo evitar el desperdicio de alimentos

1. Conservar los huevos frescos

La mayoría de las personas consumen huevos con regularidad. Sin embargo, algunos temen que no se conserven frescos mientras llega la hora de consumirlos. Por fortuna, al parecer, basta con que les apliques una capa de aceite de oliva por encima para mantenerlos en buen estado. ¡Genial!

Mantener los huevos frescos
Un poco de aceite de oliva parece ayudar a mantener los huevos frescos por más tiempo. ¿Te animas a intentarlo?
 

No olvides leer: Usos del aceite de oliva virgen extra para cuidar la salud

2. Recuperar una sopa salada

¿Se te fue la mano con la sal al preparar la sopa? ¡No te preocupes! Es un error que le puede pasar a cualquiera. Por suerte, podemos tratar de solucionar con un simple truco.

Pela una patata e introdúcela en el interior de la olla, por unos 20 minutos. En la sabiduría popular se dice que esto ayuda a absorber la sal. Además, así podrías contribuir a evitar el desperdicio de alimentos.

3. Utilizar hasta la última gota de mayonesa

Para aprovechar los restos de mayonesa que quedan en el frasco, agrega un par de cucharadas de vinagre o limón y prepara un aderezo para tus ensaladas.

4. Evitar que las bayas se oxiden

Las bayas son una de las frutas que más se estropean cuando no se consumen en poco tiempo. Para evitar que se oxiden, hay un sencillo truco que parece funcionar. Consiste en introducir las bayas en un recipiente con agua y vinagre de manzana.

 

Si no vas a ingerirlas pronto, no contribuyas al desperdicio de alimentos y colócalas en un recipiente hermético en el congelador.

5. Proteger los ajos y cebollas durante más tiempo

La cultura popular sugiere que las bolsas de papel con pequeños agujeros podrían conservar el sabor y frescura de alimentos como la cebolla y el ajo.

Cebolla y ajo.
¿Deseas mantener los ajos y las cebollas más frescos? Hay muchos trucos, en este caso, podría bastar con una bolsa de papel.

6. Mantener fresco medio aguacate

En ocasiones, cuando consumes aguacate, solo quieres comer la mitad. Sin embargo, sabes que si dejas la parte restante se oxidará rápidamente. ¿Qué puedes hacer?

En el amplio listado de trucos que comparten las personas nos encontramos con uno para este problema: consiste en introducir en un recipiente hermético la parte del aguacate junto a un trozo de cebolla grande. ¡Anímate a intentarlo!

 

7. Usar los restos de Nutella

La Nutella es deliciosa y es una pena tener que tirar esas pequeñas cantidades que quedan adheridas en el frasco. En lugar de hacer esto, vierte un poco de leche caliente, mezcla con una cuchara y obtendrás una bebida chocolatada. ¡Deliciosa!

8. Conservar el apio

¿Quieres conservar por más tiempo las ramas de apio? Como sabes, es un vegetal que tiende a deteriorarse en poco tiempo. No obstante, según la sabiduría popular, si lo envuelves en una buena cantidad de papel aluminio se mantendrá fresco por más tiempo.

9. Alargar la vida útil de las bananas

Las bananas hacen parte de la dieta habitual de muchas personas. Son deliciosas y también nutritivas. No obstante, suelen madurar rápido, al punto de perder su vida útil en muy poco tiempo.

¿Quieres evitar esto? Pues bien,  si cubres el extremo del racimo con papel film, pueden durar tres o cuatro días más. ¡Pruébalo por ti mismo!

plátanos con papel film para evitar el desperdicio de alimentos
Los plátanos tienden a madurarse rápida, pero con este truco puedes retrasar un poco ese proceso.
 

10. Reutilizar la leche para evitar el desperdicio de alimentos

La leche, como todos los lácteos, es un alimento cuyo almacenamiento y conservación debe ser cuidadoso, ya que puede contaminarse. Sin embargo, el hecho de que deje de estar fresca no quiere decir que ya no sirva.

Si apenas lleva unos días de pasada, puedes aprovecharla en otras preparaciones como kumis, requesón, queso u otros derivados. ¡Te encantará!

11. Almacenar las finas hierbas

Muchos de tus platos quedan mejor si les agregas un poco de finas hierbas. El inconveniente es que si no las conservas bien, se pueden dañar en menos de lo que piensas.

Para evitar que esto ocurra, y sobre todo para no tener que desperdiciarlas, ponlas en cubetas de hielo, rellénalas con aceite de oliva y llévalas al congelador. Los cubos que obtienes podrás usarlos en muchas recetas.

¿Quieres conocer más? Lee: Ensalada aromática con pollo

12. Colocar patatas y manzanas juntas

¿Sabías que poner las manzanas junto a las patatas ayuda a que ambos alimentos se conserven mejor? Si bien no es un hecho probado por la ciencia, en la cultura popular hay quienes señalan que esto sirve para mantener su frescura.

 

13. Aprovechar la pulpa del mango

Si eres de los que quita una cantidad importante de la pulpa al pelar el mango con el cuchillo, mejor córtalo en varias partes y retira la fruta con la ayuda de un vaso. Este mismo consejo puede aplicarse con el kiwi, el aguacate y otras frutas similares.

14. Reutilizar los posos de café

Desde la antigüedad, los posos de café se han aprovechado para preparar fertilizante para las plantas o abono para los suelos. ¿Te animas a darles este uso? Aunque no hay suficientes evidencias para avalar esta información, es un método simple que puedes probar sin problema.

Evitar el desperdicio de alimentos es una buena forma de ayudar

Por insignificantes que parezcan, todos estos consejos y trucos son formas simples de evitar el desperdicio de alimentos. No te costará nada llevarlos a cabo y, con un poco de esfuerzo, no solo tú les sacarás provecho.

Ser generoso con los demás no cuesta nada. Por eso, además de aplicar estos trucos, recuerda que también puedes compartir la comida que te sobra con los que más lo necesitan. De esta forma no desperdiciarás la comida y, además, contribuirás a ayudar a otras personas.