14 formas prácticas de conseguir que tus artículos luzcan como nuevos

Podemos recuperar fácilmente la buena apariencia de muchos artículos caseros sin necesidad de usar productos químicos. En casa contamos con muchas soluciones naturales que además no pondrán en peligro nuestra salud

Muchos de nosotros procuramos mantener los artículos de nuestro hogar con la mejor apariencia posible. Sin embargo, su constante uso y el paso de los días les van formando una serie de marcas que les da un aspecto envejecido.

Para muchos la única opción es tirarlos a la basura y remplazarlos por unos nuevos; no obstante, existen otras soluciones para no tener que gastar más y ser amables con el ambiente.

Aunque estas implican invertir un poco más de tiempo, vale la pena practicarlas de forma regular para conservar y restaurar todos esos artefactos que aún son muy útiles.

En esta ocasión vamos a revelar 14 interesantes trucos con los que podrás darle una apariencia renovada a tus objetos deteriorados. ¡Toma nota!

1. Tabla de picar

Tabla de picar

Si quieres que esa tabla de cocina manchada tenga su aspecto original, nada mejor que recurrir a la sal y el limón.

Toma un puñado de sal y frótala con la ayuda de una esponja empapada de jugo de limón. Deja que el producto actúe unos minutos y tras enjuagar verás el resultado.

2. Pisos de madera

Para eliminar las manchas y suciedad de los pisos de madera, prepara una solución con partes iguales de agua y vinagre blanco. Tras aplicarla vas a notar que luce brillante y como si recién lo hubiesen puesto.

No olvides leer: Cómo limpiar y abrillantar la madera con productos caseros

3. Bandeja para hornear

Bandeja para hornear

Para quitar las manchas de grasa que se van formando en tu bandeja para hornear, humedece un poco de bicarbonato con agua oxigenada y aplícalo.

Lo debes dejar actuar durante unos 30 minutos para que haga efecto. Luego, lava la bandeja con una esponja y jabón.

4. Alfombras

Las manchas en las alfombras son difíciles de remover y suelen darnos dolores de cabeza en la búsqueda de una solución.

¡No te compliques más! Mezcla una parte de vinagre con dos de agua y pulverízala sobre las áreas manchadas.

Luego, cubre con un paño húmedo y activa el vapor de la plancha durante unos 30 segundos.

5. Platos de porcelana

Platos de porcelana

Pregunta en el mercado por el detergente especial para pulir los platos y vajilla de porcelana. Este es una solución simple para deshacerse de los rayones.

6. Joyas

Si tu joyería luce opaca y sucia, frótala con una pasta de sal y limón. Luego, sumérgela unos minutos en agua tibia y listo.

7. Muebles de exteriores

muebles

Las partes metálicas de los muebles de exterior tienden a ponerse negras y con una apariencia poco agradable.

Si deseas que brillen y luzcan como nuevos, toma una pequeña cantidad de cera para auto y úsala como pulidor.

8. Accesorios metálicos

Si las partes metálicas del baño y la cocina empiezan a lucir sucios, frótales un poco de zumo de limón y luego pásales un paño limpio.

9. Mosaicos y azulejos

Antes_despues_cart3

Para eliminar la suciedad que se va quedando acumulada en las grietas de los azulejos, combina partes iguales de agua y cloro y frótalos con una esponja.

10. Artículos de cuero

Las bolsas, zapatos y botas de cuero pueden mancharse con diversos tipos de sustancias. Para recuperarlos, frótalos con harina de maíz y déjala actuar durante una hora.

11. Muebles de piel

Para pulir los muebles de piel y eliminarlas las rozaduras, toma un poco de aceite de oliva con un paño limpio y frótalos con cuidado. Si las marcas continúan repite el proceso cuantas veces sea necesario.

12. Tapizados de microfibra

tapizado

Los muebles y demás artículos tapizados con microfibra requieren un cuidado especial para no lucir desgastados en poco tiempo.

Una forma simple de limpiarlos es frotándolos con una esponja impregnada con alcohol. Los dejas secar y por último les pasas un cepillo.

¿Quieres conocer más? Lee: Consejos para tener un hogar antialérgico

13. Muebles de madera

La limpieza de los muebles de madera puede ser tediosa si no se cuenta con un producto que nos facilite la tarea.

Para no recurrir a los costosos pulidores del mercado, mezcla un poco de vinagre blanco con un chorrito de aceite de oliva y frótalo sobre la superficie con un paño.

14. Toallas de felpa

toallas-felpa

Las toallas de felpa pueden dañarse rápido cuando no se les aplica suavizante o productos que contrarresten los químicos del detergente.

Una forma simple de mantenerlas perfectas es enjuagándolas con agua con sal tras el lavado habitual. Estos ingredientes cumplen el papel del suavizante comercial y protegen sus delicadas fibras.

No dudes en poner en práctica cada uno de esos consejos para mantener todos tus artículos en buenas condiciones.

Como puedes notar, no hace falta invertir grandes sumas de dinero y son soluciones más ecológicas que las que venden en los mercados.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar