Los 4 mejores antialérgicos naturales. ¿Los conocías?

Ana Karen Quintana·
21 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
04 Enero, 2019
Entre las diferentes soluciones naturales disponibles para combatir las alergias, podemos encontrar las de uso tópico y las de consumo oral. Te presentamos algunas de estas alternativas.
 

Con los cambios de clima, la contaminación y otros factores, aparecen las alergias. Con ellas, a su vez, emerge la necesidad de encontrar remedios antialérgicos naturales. ¿Qué opciones tenemos?

En este artículo, compartiremos los cuatro mejores antialérgicos, así como algunos consejos de alimentación y buenos hábitos. Además, explicaremos qué dice la ciencia sobre cada uno de ellos.

Las alergias

Las alergias son respuestas del organismo que consisten en una hipersensibilidad inmediata. Es decir, el paciente experimenta una reacción irregular a una sustancia que podría ser inofensiva para el resto de las personas.

¿Por qué se desarrolla la alergia?
La alergia es una reacción del sistema inmunitario ante agentes que identifica como peligrosos.

El sistema inmunitario se encarga de defender al cuerpo de sustancias que encontramos a nuestro alrededor. Estas pueden llegar al individuo por el aire, por contacto o al ingerir alimentos. De manera automática, las células reconocen al componente y lo etiquetan como algo irregular.

Por ello, el organismo produce millones de anticuerpos —inmunoglobulinas— que circulan en la sangre. No obstante, también se encuentran en los líquidos corporales para combatir los elementos extraños.

 

Sin embargo, aún no se sabe con exactitud por qué unas sustancias resultan ser alergénicas y otras no. Tampoco se conoce la razón por la que algunas personas presentan síntomas de alergia.

Entre tanto, hay una gran probabilidad de que los hijos con padres alérgicos desarrollen un padecimiento del mismo tipo. Todas estas cuestiones relativas a las alergias se explican en profundidad en una publicación de Metabolism of Human Diseases

¿Qué sustancias producen alergias?

El desarrollo de las alergias se origina por la exposición a un alérgeno. El tipo de exposición puede ser muy diverso, así como los órganos afectados; hay quienes presentan molestias respiratorias, mientras que otros sufren dificultades gastrointestinales, alteraciones en la piel, entre otros.

De acuerdo con una publicación especializada de Manual MSD, las sustancias o alérgenos más comunes incluyen:

  • Látex.
  • Polen.
  • Mohos.
  • Ácaros.
  • Pelo de mascotas.
  • Picaduras de insectos.
  • Sustancias de cosméticos.
  • Ciertos medicamentos (como antibióticos y antiinflamatorios).
  • Algunos alimentos (como lácteos, frutos secos y mariscos).

Es indispensable que el afectado acuda a realizarse las pruebas cutáneas o de sangre para determinar el tratamiento de anticuerpos necesario:

  • Lo primero que se tiene que hacer es identificar la causa de la alergia para evitar la exposición.
  • A continuación, se deben seguir las indicaciones del médico en cuanto a cuidados y medicamentos. Inclusive hay casos en los que se opta por la vacunación.

Te recomendamos leer: Cómo se deben tratar las alergias 

Remedios antialérgicos naturales

 

Sin dejar de considerar la consulta médica obligatoria y el tratamiento indicado por el profesional, existe la posibilidad de probar con remedios naturales que pueden brindar cierto alivio. Presta atención a las siguientes recomendaciones y aplícalas si el médico te da el visto bueno.

1. Un baño con sales de Epsom

Sales de epsom, uno de los mejores antialérgicos naturales

Las sales de Epsom tienen propiedades antiinflamatorias, según una investigación reciente publicada en ChemistryEl magnesio que contienen —el nombre científico de estas sales es sulfato de magnesio— podría ayudar también a absorber el exceso de humedad, aunque esta propiedad no ha sido comprobada.

La medicina tradicional sostiene que las sales desintoxican el cuerpo y combaten las alergias en la piel. Aunque se suele considerar como uno de los remedios antialérgicos más tradicionales, es importante saber que no hay investigaciones que hayan probado su efectividad para aliviar las alergias o sus síntomas. A continuación, un modo de uso basado en estas creencias populares:

Ingredientes

  • 1 taza de sales de Epsom (150 gramos).
  • 1 tina con agua tibia.

Preparación

 
  • En primer lugar, agrega la taza de sales de Epsom en una tina con agua tibia.
  • Introduce la zona afectada y manténla dentro durante 30 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, enjuaga. 

2. Extracto de semillas de uva

Las propiedades de las semillas de uva actúan en los vasos capilares y mejoran la circulación sanguínea, según indica un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food. Además, de acuerdo con la misma fuente, la uva contiene antioxidantes y vitaminas naturales que refuerzan el sistema inmunitario.

Ambas son cualidades que pueden contribuir a un bienestar general de la persona, pero no combaten las alergias en sí mismas. Con respecto a esto último, un estudio de 2012 publicado en Food Chemistry confirma, aunque no totalmente, las supuestas ventajas del extracto de semilla de uva para aliviar patologías alérgicas.

Por otro lado, es importante saber que las uvas pueden causar alergias en algunas personas, como indica una publicación de WebMD. Desde luego, su consumo está contraindicado en estos casos, así como también lo está en personas con hipertensión.

Ingredientes

  • 10 gotas de extracto de semilla de uva.
  • 1 vaso de agua (200 mililitros).

Preparación

  • Añade 10 gotas de extracto de uva en un vaso de agua y consúmelo dos veces al día.
  • También puedes tomar media taza de uvas (unos 80 gramos).

3. Infusión de eucalipto

Hojas de eucalipto
 

Como mencionamos con anterioridad, los ácaros son un factor muy común para la aparición de alergias. Ante ello, el eucalipto puede ser una buena opción para combatirlos, de acuerdo con lo que afirma un estudio publicado en el Journal of Zhejiang University Science. Por lo tanto, puedes aplicarlo en la ropa, las sábanas o los muebles.

Asimismo, el eucalipto tiene componentes expectorantes que mejoran las funciones respiratorias durante enfermedades o alergias, como confirma un estudio publicado en International Journal of Aromatherapy.

Además, según la misma investigación, el eucalipto tiene sustancias antisépticas que curan la piel. Aquí te presentamos una receta tradicional para su aplicación:

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (medio litro).
  • 10 gotas de aceite de eucalipto.

Preparación

  • Para empezar, toma en cuenta que por cada medio litro de agua, se debe añadir 10 gotas de aceite de eucalipto.
  • Después, vierte la cantidad necesaria según la cantidad de ropa.
  • No utilices detergente ni suavizante y seca de forma habitual.
  • En el caso de los muebles, es suficiente con pasar una franela humedecida con la mezcla.

4. Infusión de manzanilla

En algunas situaciones, los síntomas de la alergia son incontrolables; a menudo se presenta comezón, irritación y enrojecimiento. En estos casos, es casi imposible no frotarse para obtener una sensación de alivio.

Sin embargo, esto es momentáneo porque, después de un par de minutos, la zona estará más inflamada. Aquí es cuando se pueden aprovechar las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla que se mencionan en un estudio publicado por el International Journal of Molecular Medicine. Popularmente, se suele recomendar la siguiente preparación:

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (10 gramos). 
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Preparación

  • En primer lugar, dejar reposar la bolsa de té en una taza de agua caliente.
  • Después, meterla al refrigerador durante 24 horas.
  • Por último, utilizar la infusión en la zona con un algodón, esperar a que actúe unos minutos y enjuagar.

Lee también: 6 usos inusuales de la manzanilla que deberías probar

Mejora tu alimentación

Alimentos antialérgicos

Una dieta equilibrada ayudará a que las defensas del organismo aumenten, sobre todo si la alimentación incluye vegetales y frutas, gracias a su alto contenido de vitaminas y minerales. Tal relevancia de los nutrientes se expone, por ejemplo, en un estudio sobre pacientes oncológicos realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid

La misma fuente indica que también es bueno cambiar las grasas saturadas por alimentos que contengan ácidos grasos beneficiosos. Algunos de ellos podrían ser:

  • Frutos secos.
  • Pescado.
  • Semillas de linaza.
  • Soja.
  • Nueces.
  • Cereales.

Recomendaciones finales

Para concluir, vale la pena remarcar la importancia de llevar un estilo de vida saludable para mantener altas las defensas del organismo. Además del buen descanso, cuyo vínculo con el sistema inmune se detalla en un estudio publicado en Annals of the New York Academy of Sciences, también podemos destacar:

 
  • Mantener la ventilación en casa.
  • Preferiblemente, no utilizar alfombras o, en todo caso, mantenerlas limpias y libres de polvo.
  • Lavar y cambiar las sábanas frecuentemente.

Finalmente, además de seguir estas claves, es importante realizar una consulta con un especialista. Así podremos saber específicamente qué nos provoca alergias para, como dijimos, evitar exponernos y conocer el tratamiento adecuado.

  • E. Nova, A. Montero, S. Gómez y A. Marcos. La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. http://www.seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/publicaciones/soporteNutricional/pdf/cap_01.pdf
  • Bhaskaran, N., Shukla, S., Srivastava, J. K., & Gupta, S. (2010). Chamomile: an anti-inflammatory agent inhibits inducible nitric oxide synthase expression by blocking RelA/p65 activity. International journal of molecular medicine, 26(6), 935–940. https://doi.org/10.3892/ijmm_00000545
  • Tony Balacs. 1997. Cineole-rich eucalyptus. International Journal of Aromatherapy. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0962456297800203)
  • Saad, e., Hussien, R., Saher, F., & Ahmed, Z. (2006). Acaricidal activities of some essential oils and their monoterpenoidal constituents against house dust mite, Dermatophagoides pteronyssinus (Acari: Pyroglyphidae). Journal of Zhejiang University. Science. B, 7(12), 957–962. https://doi.org/10.1631/jzus.2006.B0957
  • Grape Seed Extract. WebMD. https://www.webmd.com/diet/grape-seed-extract
  • Bing-Hung Chen, Mei-Huei Hung, Jeff Yi-Fu Chen, Hsueh-Wei Chang, Meng-Lung Yu, Lei Wan, Fuu Jen Tsai, Tzu-Pin Wang, Tzu-Fun Fu, Chien-Chih Chiu. 2012. Anti-allergic activity of grapeseed extract (GSE) on RBL-2H3 mast cells. Food Chemistry. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S030881461101661X)
  • Polyphenolics in Grape Seeds—Biochemistry and Functionality. John Shi, Jianmel Yu, Joseph E. Pohorly, and Yukio Kakuda. Journal of Medicinal Food 2003 6:4, 291-299
  • @inproceedings{Elbossaty2018PharmaceuticalIO, title={Pharmaceutical Influences of Epsom Salts}, author={Walaa Fikry Mohammed Elbossaty}, year={2018} }
  • Delves, P. 2019. Introducción a las reacciones alérgicas. Manual MSD. https://www.msdmanuals.com/es-ar/hogar/trastornos-inmunol%C3%B3gicos/reacciones-al%C3%A9rgicas-y-otros-trastornos-de-hipersensibilidad/introducci%C3%B3n-a-las-reacciones-al%C3%A9rgicas
  • Meyer N., Yun J. (2014) Allergies. In: Lammert E., Zeeb M. (eds) Metabolism of Human Diseases. Springer, Vienna
  • Lange, T., Dimitrov, S. and Born, J. (2010), Effects of sleep and circadian rhythm on the human immune system. Annals of the New York Academy of Sciences, 1193: 48-59. doi:10.1111/j.1749-6632.2009.05300.x