15 remedios para depurar metales pesados del hígado

Valeria Sabater·
26 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
25 Mayo, 2019
El organismo almacena diferentes metales pesado procedentes del agua del grifo, ya que está contaminada con el metal de de las tuberías, o de los pesticidas presentes en algunos vegetales. Hablaremos en este artículo sobre la posibilidad de depurar metales pesados del hígado.
 

¿Por qué es tan importante depurar metales pesados del hígado? Porque son toxinas, elementos nocivos que dañan las células y hacen que uno enferme. Muchas de ellas acaban almacenándose en el hígado y, a largo plazo, pueden ocasionar problemas de salud bastante graves.

Es importante, entonces, saber de qué modo podemos depurar el hígado para eliminar todos esos metales pesados capaces de dañar no solo este órgano, sino que también el cerebro, los riñones, los intestinos y el sistema inmunológico pueden verse afectados.

La importancia de depurar los metales pesados del hígado

beber_agua

Debes saber que estos metales pesados se clasifican en orgánicos e inorgánicos. Los primeros tienen su origen en los medicamentos que, de vez en cuando, nos vemos obligados a tomar. Pero cuidado, también se incluyen en esta categoría otros elementos nocivos como el alcohol o el tabaco. Son hábitos que debemos evitar por el bien de la salud.

¿Y cuáles son los metales de origen inorgánico? Las llamadas toxinas inorgánicas son esas que recibimos a través de los alimentos y, también, a través de la contaminación. En ocasiones, el hecho de trabajar en industrias químicas o donde se manipulan, precisamente, metales pesados puede hacer que la salud se resienta, como señala esta información procedente del Gobierno de La Rioja.

 

Tarde o temprano, uno acaba enfermando a causa de no poder eliminar correctamente esas toxinas almacenadas en el cuerpo. ¿Sabes dónde se quedan estos metales pesados? En el sistema linfático y, sobre todo, en el hígado.

Lee: Mejores remedios naturales para el hígado graso

¿Cuáles son los metales pesados más comunes que solemos almacenar en el hígado?

metales

En ocasiones, por mucho que uno se esfuerce en mantener una vida saludable, acaba recibiendo toxinas de los medios más comunes. La contaminación urbana, el agua que bebemos o los químicos de muchos alimentos son fuentes habituales que nos pueden enfermar. A continuación, te proporcionamos una pequeña lista ilustrativa:

 
  • Arsénico. Es la sustancia más nociva para el organismo. En muchas ocasiones, se puede encontrar en el agua de los grifos, como señala este trabajo publicado en la Revista Española de Salud Pública, sobre la detección en la Comunidad de Madrid de concentraciones de arsénico mayores a la cantidad permitida en algunos abastecimientos de agua para el consumo consumo cuyo origen era subterráneo. Otras fuentes de contaminación pueden llegar por trabajar en entornos con este tipo de sustancia.
  • Plomo. Se suele obtener a través de las tuberías del agua. Y así lo muestra este estudio publicado en Anales de Medicina Interna. También, mediante pesticidas presentes en algunos alimentos como pueden ser los vegetales.
  • Mercurio. A través de mariscos y pescados contaminados, como señala esta información de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).
  • Cadmio. El cadmio está presente en muchos fertilizantes agrícolas, por lo que es probable que esté presente, sin que uno se dé cuenta, en numerosas frutas y verduras, aunque, por lo general, las cantidades son mínimas.

15 remedios para depurar metales pesados del hígado

15 remedios para depurar metales pesados del hígado

1. Un ajo en ayunas

Para ello, no tienes más que coger un ajo pelado y limpio y partirlo en tres trocitos para comerlo en compañía de un vaso de agua. Según este estudio publicado en The Internet Journal of Nutrition and Wellness, consumir ajo fresco puede ayudar a reducir el estrés oxidativo que causa toxicidad hepática.

2. El diente de león

Popularmente, el diente de león se ha considerado una medicina beneficiosa para el hígado. Sin embargo, y a pesar de que ciertos estudios sugieren que la raíz del diente de león estimula el flujo de la bilis, por el momento no hay suficientes evidencias científicas que demuestren sus beneficios.

 

3. Agua de alcachofas

Coge dos alcachofas y cuécelas en un litro de agua. Cuando ya estén blandas, separa el agua de los vegetales. Es una infusión que se puede tomar a lo largo del día.

Según esta publicación de la Profesora Nuria Lorite Ayán, las alcachofas ayudan a ‘limpiar’ el hígado de toxinas, ya que es una planta con propiedades diuréticas, por lo que, además, es beneficiosa también para los riñones y se eliminan mejor los líquidos con toxinas y desechos disueltos, aunque se necesitan más investigaciones al respecto para asegurar sus beneficios hepáticos.

4. Clorofila

La clorofila se puede encontrar fácilmente en herbolarios. Es un recurso natural para cuidar del hígado y para fortalecer el sistema inmunológico debido a su alto contenido en antioxidantes, como muestra este estudio publicado en Food Research International.

5. El cilantro

No lo olvides, a partir de ahora incluye unas hojas de cilantro en tus ensaladas y sopas. Algunas investigaciones señalan que el cilantro podría ayuda a proteger el hígado de los metales pesados y algunas toxinas.

6. El brócoli

El brócoli es uno de los mejores vegetales para depurar el hígado debido a au alto contenido en antioxidantes y polifenoles, como señala esta publicación de las Actas de Horticultura.

7. Espinaca cruda

Las espinacas son muy ricas en clorofila. Si se comen crudas, puede que los beneficios de sus propiedades sean mayores.

No te vayas sin leer: Mejora la salud de tu hígado con un simple remedio: el boldo

 

Entonces, ¿es posible depurar el hígado de metales pesados?

Según los datos de los que se dispone, es posible ayudar a depurar los metales pesados del hígado con estos remedios naturales. Sin embargo, te recomendamos siempre la supervisión médica. No faltes a tus revisiones y hazte tus analíticas con cierta frecuencia.