15 sencillos ejercicios para la memoria

Algo tan sencillo como tomar un camino diferente para ir al trabajo puede ayudarnos a mejorar nuestra memoria, ya que la obligaremos a mantenerse alerta debido a los cambios

En muchas ocasiones no acabamos de recordar ciertas cosas por problemas relacionados con nuestra memoria. Esto es algo que puedes solucionar fácilmente si sigues una serie de consejos.

1. Cambia el reloj de mano

Si cambias el reloj de la mano en la que habitualmente lo usas tendrás que ejercitar tu memoria para recordar dónde está.

2. Caminar en varias direcciones

caminar-en-la-naturaleza

En espacios que conozcas, aprovecha para caminar hacia delante y hacia detrás, alternando las direcciones.

¿No lo sabías? ¿Es mejor correr o caminar?

3. Vístete con los ojos cerrados

Esto, aunque no lo creas, también te puede ayudar a mejorar tu memoria. Vístete con los ojos cerrados.

Eso sí, tendrás que tener en cuenta que esto puede retrasarte el procedimiento así que, si te vas a trabajar, tendrás que tomarte algo más de tiempo.

4. Estimula tu paladar

escribir

Estimular tu paladar también puede resultar un buen ejercicio para tu memoria. Podrás ejercitarlo tanto en compañía de tu pareja como con tus amigos.

Lo mejor es que lo hagas probando cosas que sepas que sí te van a gustar. Así te asegurarás una experiencia agradable.

5. Observa fotos de un modo diferente

Es importante que busques viejas fotos y te pongas a mirarlas detenidamente. Puedes agarrarlas y mirarlas del revés.

Repara en aquellos detalles en los que nunca antes te habías detenido y préstales especial atención.

6. Mira la hora de un modo diferente

mujer-corriendo-entre-relojes

Para mirar la hora de un modo diferente tendrás que seguir estos pasos:

  •  Coloca un reloj ante un espejo y podrás ver la hora al revés.
  • Si dejas el reloj y el espejo en un lugar por el que habitualmente pasas para ver la hora, verás que tu cerebro te sorprende.

7. Cambia el ratón de lado

Cambia el ratón de tu ordenador de lado para así ejercitar tanto tu memoria como tu motricidad fina.

8. Cepillarse los dientes

cepillar-dientes

Para mejorar tu atención prueba a cepillarte los dientes usando la mano contraria a la que empleas cuando escribes.

9. Ve al trabajo por otro camino

Cambia el trayecto que habitualmente haces para ir al trabajo. No solo será algo positivo para tu cerebro, también es algo que debes hacer por seguridad para que nadie pueda conocer tus rutinas diarias.

10. Busca una foto que te llame la atención

Chica con tomando fotografías

Busca una foto que te guste o llame la atención y luego piensa en una serie de adjetivos que puedan servir para describir la imagen en cuestión.

11. Intenta identificar los ingredientes que lleva un plato

Al ir a un restaurante, un buen ejercicio puede ser que intentes identificar los ingredientes que lleva el plato que te has pedido.

Así lograrás ejercitar tu memoria. Concéntrate en los sabores más imperceptibles para ello.

12. Con un libro

Mujer leyendo un libro bajo un árbol

Elige una frase de un libro e intenta que hacer, con las mismas palabras que conforman la frase, un enunciado diferente.

Verás que eres capaz de elaborar enunciados de lo más interesantes.

13. Con un rompecabezas

El rompecabezas es uno de los mejores juegos posibles si lo que queremos es practicar con nuestra memoria.

Para ello tendremos que encajar las piezas lo más rápido posible. Es importante que midas el tiempo que gastas con un cronómetro. Repite esto un par de veces para ver si, poco a poco, eres más hábil.

14. Olvídate de las notas cuando vayas al supermercado

mujer comprando en el supermercado

Olvídate de tomar notas cuando vayas al supermercado. Si no recuerdas todo, compra lo más importante y verás como, poco a poco, sí consigues memorizar la lista completa.

¿Quieres conocer más? Consejos para una memoria prodigiosa

15. Consulta el diccionario

Nunca dejes de aprender. No hace falta que estés estudiando diferentes materias de por vida pero adquiere una sana costumbre: consultar el diccionario.

  • Aprende una palabra al día y ve incluyéndola en tu diccionario particular.

Otros consejos

Una de las claves para tener una buena memoria, más allá de llevar a cabo ciertos ejercicios como estos, es comer bien y siguiendo una dieta adecuada.

Y es que los alimentos que comemos desempeñan un papel fundamental en nuestra memoria.

Es importante seguir una dieta a base de vegetales frescos, grasas saludables y evitar el consumo de azúcar y carbohidratos.

Gracias a su contenido en antioxidantes y otros compuestos, son muy recomendables en este sentido alimentos como:

  • Curry
  • Apio
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Nueces

De esta forma protegemos nuestra salud cerebral y estimulamos el buen funcionamiento de las neuronas y sus conexiones.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar