15 usos del protector labial que seguramente no conocías

Carolina Betancourth · 30 julio, 2016
Gracias a su textura oleosa el bálsamo labial puede sernos muy útil en múltiples ocasiones en las que necesitamos lubricar algún elemento, como cremalleras o tornillos, y no tenemos el producto adecuado

El cacao o bálsamo labial es un producto cosmético para  proteger la delicada piel de esta zona frente a las agresiones que sufre por el ambiente. Este le ayuda a retener su humedad natural, disminuye la presencia de células muertas y crea una barrera protectora contra los radicales libres y los rayos del sol. Pero existen más usos del protector labial, ¡conócelos!

El protector labial, un excelente aliado para…

1. Aliviar lesiones y picaduras

Por sus propiedades hidratantes y calmantes, el protector labial es útil para calmar los pequeños roces o lesiones superficiales que sufre la piel. Su aplicación calma la irritación, disminuye la sensación de comezón y acelera el proceso de regeneración celular. De hecho, es muy útil para aliviar las molestias causadas por los mosquitos, zancudos y otros insectos.

herida

Ver también: 5 remedios caseros para remover las células muertas de la piel

2. Cuidar el rostro del sol

Los efectos protectores de este producto no solo son útiles para los labios, sino que también pueden servir para el resto del rostro. Aunque no cuenta con un factor de protección tan fuerte como el de un protector solar, se puede utilizar en casos de emergencia, nunca sustituyéndolo por la protección real.

Eso sí, no se debe frotar en el área de los ojos porque podría ser irritante.

3. Cubrir rasguños en artículos de cuero

Frotando un poco de protector labial sobre los artículos de cuero podrás disimular los rasguños y el aspecto deteriorado. Úsalo sobre zapatos, bolsos, cinturones, muebles y cualquier otro elemento que esté comenzando a lucir opaco y dañado.

4. Generar fuego

Si no logras encender una fogata pero cuentas con un poco de bálsamo labial, aplícalo en una bola de algodón y enciéndelo. Este arderá al instante y conservará la llama durante más tiempo que una cerilla común. ¿Lo sabías?

5. Hacer una vela

Si introduces un palito de madera o cuerda en el protector podrás conseguir una vela para casos de emergencia.

Vela

6. Utilizarlo como ubricante

Dado que contiene compuestos oleosos, este producto es muy útil para lubricar las cremalleras, tornillos y otros elementos metálicos que se atascan con facilidad.

7. Utilizarlo como contenedor

El contenedor vacío del protector se puede utilizar para almacenar otros compuestos espesos como la pasta de dientes, el jabón, la cera y la vaselina.

8. Decir adiós al frizz

Un poco de bálsamo labial sobre el cepillo de peinar puede ser útil para evitar el incómodo frizz o encrespamiento de los cabellos rizados. Frótalo cuando estés en ambientes con alta humedad para mantener tu pelo definido por más tiempo.

Cabello

Ver: Cómo tener un cabello sano, lindo y sin encrespamiento

9. Usarlo como escondite secreto

Un envase vacío de protector labial es un lugar perfecto para almacenar dinero o cualquier otro elemento de valor sin miedo a que te lo roben.

10. Evitar las ampollas

El material de algunos tipos de calzados es agresivo con la piel y le ocasiona esas dolorosas e incómodas ampollas. Si es tu caso, toma un poco de bálsamo para los labios y frótalo dos o tres veces por la zona de la rozadura.

11. Mejorar tu maquillaje

Por su textura cremosa este producto es perfecto para darle un acabado más profesional al maquillaje, evitar que se formen pliegues y conseguir que los productos aguanten más. Toma una pequeña cantidad, mézclala con sombra para ojos o el colorete y aplícala.

12. Conseguir unas cejas perfectas

En ocasiones los vellitos de las cejas son rebeldes y lucen despeinados a pesar de utilizar peines de maquillaje. Para conservarlos en su sitio y conseguir el aspecto deseado, frótales una pequeña cantidad de protector labial para sellarlas. 

cejas

Te interesará: Cómo conseguir unas cejas más gruesas con remedios naturales

13. Corregir errores del maquillaje

Durante el maquillaje es habitual manchar algunas zonas del rostro que deben quedar de un color natural o diferente. Para no tener que quitarlo por completo, frota un poco de protector labial, envuélvete una servilleta en el dedo y corrígelo.

14. Conseguir que tu perfume dure más

Al aplicar un poco de bálsamo labial sobre las zonas donde te pones el perfume podrás conseguir un aroma más duradero.

Te recomendamos leer: Descubre los perfumes naturales más saludables

15. Ablandar tus cutículas

Si te estás haciendo la manicura y no tienes un producto para ablandar las cutículas, frota un poco de protector labial y déjalo actuar un par de minutos. No solo las suavizará sino que les proporcionará un extra de humectación.

¿Lista para sacarle más provecho a este producto? Ahora que sabes cuán útil puede llegar a ser, no dudes en tenerlo en cuenta para facilitarte la vida.