16 curiosos trucos culinarios que te harán la vida más sencilla

Tan sencillos como eficaces. Si quieres ahorrar tiempo en la cocina, toma nota de estos trucos y ponlos en práctica.

La mayoría de personas nos hemos limitado a cumplir con las tareas de la cocina según lo que aprendimos de nuestras madres, abuelas u otros familiares. Sin embargo, sus métodos no siempre fueron los más sencillos y nos han complicado la vida en muchas ocasiones.

Si bien es cierto que algunas de esas tareas requieren tiempo y técnicas específicas, ahora hay una serie de trucos que pueden hacer todo más simple y efectivo. Por eso hemos preparado una recopilación con los 16 más curiosos y útiles. ¡Toma nota!

Trucos sencillos y efectivos

1. Para que el pescado no se adhiera a la parrilla

filete-pescado

Si deseas comer filetes de pescado a la parrilla pero temes que se queden pegados a esta, apunta este truco.

Solo tienes que colocar unas rodajas de limón sobre las barras metálicas, extiende luego el pescado y déjalo asar el tiempo necesario. El resultado te encantará, porque además le dará un aroma muy agradable.

2. Pelar una raíz de jengibre

Para quitar la cáscara al jengibre sin retirarle una parte importante de su interior, solo debes tomar una cuchara y raspar con cuidado.

3. Cortar una patata en juliana

patatas

Si cuentas con un cortador de manzanas tienes mucha suerte: pon una patata en la mitad y tendrás en cuestión de segundos unas julianas perfectas.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 beneficios de la piel de patata que demuestran que es mejor que el propio tubérculo

4. Conservar los huevos frescos

¿Deseas conservar los huevos frescos por más tiempo? Toma un poco de aceite con la ayuda de una brocha y frota sus cáscaras antes de guardarlos en el refrigerador.

5. Enfriar el vino sin hielo

uvas-congeladas-01

Si no quieres que los cubitos de hielo hagan más líquido tu vino, coge unas cuantas uvas, congélalas y después utilízalas para enfriar.

6. Para que la crema doble no sea tan pesada

La crema doble es deliciosa, pero suele ser muy pesada para la digestión. Una forma de hacerla más duradera y saludable es agregándole una clara de huevo.

7. Cortar la carne con facilidad

Carne roja

El truco más simple para cortar las piezas de carne en cuestión de segundos consiste en congelarla previamente. Cuanto más compacta y dura esté, más facilidad para hacer las porciones sin que se rompa.

8. Obtener más zumo de un limón

Otro de los trucos sencillos pero infalibles. Si deseas sacarle todo el zumo a un limón, antes de cortarlo y exprimirlo introdúcelo en el microondas un par de minutos.

9. Derretir la miel cristalizada

miel

Si en el momento de utilizar tu miel notas que se ha cristalizado, colócala al baño María y déjala unos minutos. Verás que vuelve a su estado líquido.

10. Evitar el olor a pescado

Si deseas evitar que ese desagradable olor a pescado invada tu cocina mientras preparas tus platos, introduce en la sartén unos dientes de ajo y cáscaras de limón.

11. Cubitos de hielo con limón

limon-cubitera

Para tener unos cubitos de hielos deliciosos y perfectos para los días de calor, corta algunas rodajas de limón  y ponlas en la bandeja.

12. ¿Tu tortilla española se quedó pegada?

Toma una espumadera, intenta levantar un poco la tortilla y ponle un trozo de mantequilla. Una vez se derrita haz movimientos circulares con la sartén para que se termine de despegar.

13. Evitar que los líquidos rebosen la olla

cuchara-olla_truco-600x400

Muchas de las cocciones acaban rebosando la olla. Para evitar molestos derrames solo coloca una cuchara de madera sobre esta.

No olvides leer: Trucos para devolver el brillo a las cristalerías y cubiertos opacos

14. Salvar un plato que quedó muy salado

Si te has pasado con la sal en alguno de tus platos, introduce dos o tres rodajas de patata cruda de unos 2 centímetros de grosor y ponlo a cocinar durante 30 minutos a fuego lento.

15. Conservar las hierbas aromáticas

Hierbas

Muchos de nuestros platos quedan más deliciosos cuando les ponemos hierbas aromáticas, no obstante, estas suelen descomponerse con facilidad y las desperdiciamos.

Para que esto no ocurra nunca más, pícalas tanto como puedas y ponlas en una cubitera con aceite de oliva. Tras congelarlas tendrás un aliño perfecto para tus carnes, guisos, sopas y demás recetas.

16. Si la mantequilla está demasiado dura

La mantequilla suele guardarse en el refrigerador para mantenerla en buen estado, sin embargo, suele ponerse muy dura y es difícil de utilizar.

Para que esto ya no sea un problema, la próxima vez toma un rallador de queso y rállala antes de usarla. De este modo se funde más fácil y se puede incorporar a los platos que la requieran.

¡No te compliques nunca más! Ten en cuenta todos estos trucos y ponlos en práctica la próxima vez que tengas que pasar tiempo en la cocina.

Categorías: Curiosidades Etiquetas: