17 Bebidas curativas, depurativas y energizantes ideales para cada día

Yamila Papa Pintor · 6 enero, 2015
Existen diferentes bebidas que pueden ayudarnos dependiendo de las necesidades de cada momento. Hoy te queremos presentar algunas de ellas para que las incorpores a tu dieta

En el siguiente artículo conocerás cuáles son las mejores bebidas para cada momento del día según el objetivo que tengas.

Y es que no es lo mismo beber un café por la mañana que por la noche o un zumo de frutas al mediodía que a la tarde. Cada actividad requiere de una bebida especial, aunque el agua sea por excelencia siempre la más aconsejable.

Bebidas para ganar músculo

Aquí encontramos la leche. Este alimento lácteo contiene una buena dosis de caseína y proteínas de suero, con los aminoácidos esenciales y fundamentales para poder construir músculos.

Por eso, puede ser ideal si estás cumpliendo una rutina para lograr este objetivo. Puedes beber batidos con leche antes y después de entrenar.

vaso de leche

Con todo, no queremos decir que la leche por sí sola vaya a hacernos ganar músculo, sino que puede ser un complemento a la rutina de ejercicios y la dieta que sigamos.

Bebidas para adelgazar

Puedes tomar té verde o zumo de toronja. El primero puedes tomarlo en invierno y el segundo, en verano.

Estos permiten acelerar el metabolismo, lo que podría contribuir a quemar grasas. Esto se debe a que el té contiene algo de cafeína, que acelera el metabolismo y eleva la temperatura corporal.

En cuanto a la toronja, esta contiene narigenina que participa del metabolismo, por lo que también puede sernos útil para facilitar su labor y quemar grasas.

En el caso de la fruta, se puede comer sola, en ayunas, cada mañana.

Bebidas para recuperarse del ejercicio

En este grupo encontramos el agua, el chocolate con leche o las bebidas deportivas. Lo más importante después de entrenar es beber una buena cantidad de agua para reponer el líquido que se perdió a través del sudor.

Las otras dos opciones sirven para recuperar energías, sobre todo si la rutina es muy exigente. Esto se debe a que contienen proteínas y minerales cuyos niveles pueden haber disminuido al hacer ejercicio intenso.

Bebidas para rendir más

Tenemos el agua, el zumo de cerezas o el agua de coco. Ya sea que tienes que rendir en un examen, quedarte hasta tarde en el trabajo o prepararte para correr una maratón, estas tres alternativas son las más recomendadas.

Ya sabemos las propiedades que tiene beber agua. Y es que este líquido participa de numerosas funciones del organismo y es, por tanto, fundamental.

Por su parte, el zumo de cereza puede ayudar a reducir los dolores del ejercicio y recuperar los músculos. Esto se debe a la antocianina, el antioxidante responsable de su color rojo. Este flavonoide tiene propiedades antiinflamatorias que nos pueden ayudar a aliviar el dolor de los músculos.

El agua de coco hidrata y permite resistir más jornadas extensas. De hecho, gracias a las proteínas y minerales que contiene muchos la utilizan como bebida isotónica.

Cerezas

Bebidas para calambres musculares

Puedes consumir zumo de pepinillos. Puede sonar un poco raro, pero el zumo de pepinillos es excelente para los calambres o espasmos musculares, tan dolorosos y molestos que se producen sobre todo en las piernas.

Esto se debe a su contenido en sodio y potasio, dos minerales necesarios para aliviar los calambres.

Bebidas para malestar estomacal

Prueba a tomar jengibre con agua, azúcar y limón.

Gracias a su contenido en sustancias digestivas, como el limón o el jengibre, permite aliviar las náuseas y los dolores en el estómago cuando hemos comido de más o alguna comida no nos sentó bien.

Descubre: ¿Cómo afrontar las náuseas durante el embarazo?

Bebidas para el resfriado

Toma té con limón y miel. Es un clásico remedio casero cuando estamos resfriados o con gripe.

Este puede ayudarte a eliminar la congestión nasal, expectorar las flemas, etc. Esto se debe a las propiedades antioxidantes y antibacterianas de sus dos componentes que pueden favorecer la expulsión de las sustancias nocivas de tu organismo.

té de jengibre y limón

 

Bebidas para el dolor de garganta

Puedes tomar té de cúrcuma. Los curcuminoides que contiene tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudarte a  reducir la inflamación en esa zona.

Además, su contenido en agua te permitirá mantener la garganta húmeda.

Bebidas para las úlceras bucales

Prueba a tomar leche de coco. Puedes hacer gárgaras con este líquido si tienes llagas o quemaduras en la boca producidas por una comida caliente.

También puedes beber la leche cuando se trata de una erupción por problemas estomacales o en las infecciones por hongos como son las aftas.

La leche de coco tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudarte a eliminar las bacterias de las heridas y favorecer su curación. Además, la leche caliente tiene propiedades calmantes que pueden ayudarte en el alivio del dolor.

Bebidas para el estreñimiento

En este caso, puedes tomar zumo de aloe vera. Este tiene efectos laxantes y es muy bueno para desinflamar.

Para ello, extrae la pulpa de un tallo de aloe vera, mezcla con agua y bebe en ayunas. También puedes conseguir el extracto en las casas naturistas.

Siempre debería tomarse bajo el consejo de un especialista.

Aloe vera

Bebidas para la somnolencia

Puedes consumir café. Este contiene cafeína la cual, como hemos visto, ayuda a acelerar el metabolismo. Así, puede ayudarnos en casos de somnolencia puntuales dándole un empujón de energía a nuestro cuerpo.

Con todo, conviene no abusar de su consumo. Deberíamos tomarlo solo para ocasiones especiales o días esporádicos, no de manera constante.

Bebidas para dormir

Puedes tomar zumo de cereza, leche caliente o té de manzanilla. Consume cualquiera de estas tres alternativas una hora antes de dormir y verás que descansas como un angelito toda la noche.

Esto se debe a que todas estas bebidas contienen nutrientes que ayudan a aumentar tus niveles de melatonina. Esta es la hormona del sueño, por lo que sirve para mejorar la duración del sueño y su calidad.

Bebidas para relajarte

Toma té de melisa. También puedes acompañarlo con unas gotas de zumo de limón. Simplemente debes prepararlos como cualquier infusión.

Gracias a sus propiedades ansiolíticas, puede ayudarte a reducir la presión arterial. Esto puede ayudarte a relajarte, dejando de lado el estrés o la ansiedad.

Con todo, conviene consultar con el médico antes de empezar a tomarla, ya que puede interactuar con ciertos medicamentos. Además, su uso está desaconsejado para embarazadas y madres lactantes.

Quizás te interese: Usos del zumo de limón

Diente de león

Bebida para la digestión

En este caso, puedes tomar té de hierbas. Después de comer, sobre todo si lo has hecho copiosamente, bebe un té de hierbas, que te ayudará a digerir mejor los alimentos. Los más recomendables son la menta poleo o el boldo.

La menta poleo, gracias a su contenido en sustancias como el mentol tiene propiedades carminativas y digestivas.

Además, para una digestión más rápida, puedes añadir una pizca de canela en polvo a tu infusión.

Bebida para contrarrestar la comida picante

En este grupo, encontramos la leche o el yogur líquido. Estos dos lácteos permiten aliviar la inflamación y sensación de fuego que se produce en el estómago cuando comemos algo con mucho picante o condimentos.

Esto se debe a que la leche es ligeramente ácida. Así, permite neutralizar algunos ingredientes como la capsaicina (presente en el curry, la cúrcuma, el jengibre, el comino, etc).

Yogur

Bebidas para la resaca

Puedes tomar zumo de naranja o batido de plátano. Puede que te hayas pasado con las copas y al otro día te duela la cabeza y el estómago.

En este caso, deber beber mucha agua para hidratarte y eliminar toxinas. Además, se aconseja beber en ayunas un zumo de naranja o un batido de plátano (puedes añadirle espinaca).

La vitamina C de la naranja puede ayudar a tu hígado a metabolizar mejor el alcohol por lo que puede ser beneficiosa. En cuanto al plátano, este es rico en potasio, un mineral cuyos niveles suelen disminuir cuando ingerimos alcohol.

Bebidas para la deshidratación

Además de agua, puedes tomar agua de coco. El agua pura es muy buena pero en el caso del agua de coco además te ofrecerá una buena cantidad de electrolitos y carbohidratos.

Así, puede ser excelente para consumir después del ejercicio o para días de excesivo calor.

Agua de coco

Estás son todas las bebidas. ¿Cuáles te ha gustado más? Esperamos que las incluyas todas o alguna en tu vida para aliviar esas pequeñas molestias o síntomas que todos podemos tener.

Con todo, recuerda que cualquier cosa en exceso puede ser mala para tu cuerpo. Por eso, ingiere estas bebidas con moderación y en casos puntuales.

Además, te recomendamos que si sufres alguno de los problemas aquí descritos de manera crónica, acudas al médico. Estas bebidas solo son un complemento o una ayuda para casos leves o puntuales, no un tratamiento.

Fuente: Greatist