17 Bebidas curativas, depurativas y energizantes ideales para cada día - Mejor con Salud

17 Bebidas curativas, depurativas y energizantes ideales para cada día

No es lo mismo beber un café por la mañana que por la noche, o un zumo de frutas al mediodía que a la tarde. Cada actividad requiere de una bebida especial, aunque el agua sea por excelencia siempre la más aconsejable. En la siguiente nota conocerás cuáles son las mejores bebidas para cada momento del día (según el objetivo que tengas).

Para hacer músculo

Leche. Este alimento lácteo contiene una buena dosis de caseína y proteínas de suero, con los aminoácidos esenciales y fundamentales para poder construir músculos. Es ideal si estás cumpliendo una rutina para lograr este objetivo. Bebe batidos con leche antes y después de entrenar.

*Alimentos estrella: Verduras y lácteos

Para adelgazar

Té verde o zumo de toronja. Puedes optar por el primero en invierno y por el segundo en verano. Permiten mejorar el metabolismo y quemar grasas. En el caso de la fruta, se puede comer sola, en ayunas, cada mañana.

Para recuperarse del ejercicio

Agua, chocolate con leche o bebidas deportivas. Lo más importante después de entrenar es beber una buena cantidad de agua para reponer el líquido que se perdió a través del sudor. Las otras dos opciones sirven para recuperar energías, sobre todo si la rutina es muy exigente.

Para rendir más

Agua, zumo de cerezas o agua de coco. Ya sea que tienes que rendir un examen, quedarte hasta tarde en el trabajo o prepararte para correr una maratón, estas tres alternativas son las más recomendadas. Ya sabemos las propiedades que tiene beber agua. Por su parte, el zumo de cereza (consumido durante una semana seguida) reducirá los dolores del ejercicio y recuperar los músculos. El agua de coco hidrata y permite resistir más jornadas extensas.

Cerezas

Para calambres musculares

Zumo de pickles. Puede sonar un poco raro, pero el zumo de pepinillos es excelente para los calambres o espasmos musculares, tan dolorosos y molestos que se producen sobre todo en las piernas. Ayuda en la comunicación entre el cerebro y los músculos cuando hay fatiga.

Para malestar estomacal

Jengibre con agua, azúcar y limón (conocido como Ginger Ale). Permite eliminar las náuseas y los dolores en el estómago cuando hemos comido de más o alguna comida no nos sentó bien.

Para el resfriado

Té con limón y miel. Es un clásico remedio casero cuando estamos resfriados o con gripe. Permite eliminar la congestión nasal, ayudar a expectorar las flemas, etc. Algunos le añaden unas gotas de whisky o ron para aumentar los beneficios.

Beneficios-del-té-de-jengibre

Para el dolor de garganta

Té de cúrcuma. Permite mantener la garganta húmeda y reducir la inflamación en esa zona.

Para las úlceras bucales

Leche de coco. Puedes hacer gárgaras con este líquido si tienes llagas o quemaduras en la boca producidas por una comida caliente. También puedes beber la leche cuando se trata de una erupción por problemas estomacales o en las infecciones por hongos como son las aftas.

Para el estreñimiento

Zumo de aloe vera. Tiene efectos laxantes y es muy bueno para desinflamar. Extrae la pulpa de un tallo de aloe vera, mezcla con agua y bebe en ayunas. También puedes conseguir el extracto en las casas naturistas.

Aloe vera pecas

Para la somnolencia

Spirulina, café. El primero es más aconsejable que el segundo, ya que la cafeína no es del todo buena para el cuerpo. Una pequeña taza de café puede ser la solución una vez cada tanto, pero el polvo de spirulina (se vende en las dietéticas), derivado de las algas azules y verdes, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas que estimulan la energía. Disuelve en agua o zumo.

Para dormir

Zumo de cereza, leche caliente o té de manzanilla. Consume cualquiera de estas tres alternativas una hora antes de dormir y verás que descansas como un angelito toda la noche. Aumentarán tus niveles de melatonina, que sirven a mejorar la duración del sueño y su calidad. La manzanilla sirve para tener sueños más profundos.

Para levantar el ánimo

Té de melisa. Puedes acompañar con unas gotas de zumo de limón. Lo preparas como cualquier infusión. Reduce la presión arterial y hará que te sientas mejor, dejando de lado la depresión o la tristeza.

Diente de leon

Para la digestión

Té de hierbas. Después de comer, sobre todo si lo has hecho copiosamente, bebe un té de hierbas, que te ayudará a digerir mejor los alimentos. Los más recomendables son la menta o el boldo. Para una digestión más rápida, añade una pizca de canela en polvo a tu infusión.

Para contrarrestar la comida picante

Leche, yogur bebible. Estos dos lácteos permiten aliviar la inflamación y sensación de fuego que se produce en el estómago cuando comemos algo con mucho picante o condimentos. La leche es ligeramente ácida y permite neutralizar algunos ingredientes como la capsaicina (presente en el curry, la cúrcuma, el jengibre, el comino, etc).

Yogurt

Para la resaca

Zumo de naranja, batido de plátano. Si te has pasado con las copas y al otro día te duele la cabeza y el estómago, además de beber mucha agua para hidratarte y eliminar toxinas, se aconseja beber en ayunas un zumo de naranjas o un batido de plátano (puedes añadirle espinaca). El alcohol reduce el azúcar en sangre y ambas bebidas volverán los niveles a la normalidad.

Para la deshidratación

Agua de coco. El agua pura es muy buena pero en el caso del agua de coco además te ofrecerá una buena cantidad de electrolitos y carbohidratos. Excelente para consumir después del ejercicio o para días de excesivo calor.

Agua de coco
Fuente: Greatist