17 trucos para darle un nuevo uso a muchos de tus objetos cotidianos

Basta con un poco de imaginación y creatividad para conseguir darle una segunda oportunidad a aquellos objetos que tenemos en casa y que ya no utilizamos. ¡Aquí te contamos cómo!

Muchas veces, los objetos cotidianos dejan de ser útiles y algunas personas prefieren tirarlos a la basura. Sin embargo, antes de tomar esta decisión sería bueno pensar qué otros posibles usos pueden tener para facilitarnos la vida.

En este artículo recopilamos 17 trucos muy interesantes para que no dudes en darle un nuevo uso a todos esos artículos que hace mucho que no utilizas. ¡Ponlos en práctica!

Nuevos usos para esos objetos cotidianos que ya no utilizas

Sin duda, en tu hogar tienes muchos objetos cotidianos que has dejado de utilizar por algún motivo. Aunque es probable que consideres que su vida útil ha terminado, quizá aún le puedes dar otra oportunidad con un fin diferente. Veamos algunas ideas.

1. Cajas de madera

Si tienes varias cajas de madera, puedes hacer una estantería para decorar el jardín u otro espacio del hogar. Estas deben ser del mismo tamaño para que encajen a la perfección unas con otras. El acabado será un poco rústico, pero si quieres lo puedes modificar con pintura.

Caja de madera: uno de los objetos cotidianos que puedes reutilizar
Una simple caja de madera, como en la que vienen las frutas, se puede transformar en un estante.

2. Hieleras

Una vieja hielera que ya no tenga este uso puede convertirse en una caja para guardar los elementos de costura u otros accesorios de tamaño pequeño. Por ejemplo, puede ser de gran utilidad para organizar algunas sombras de maquillaje u otros objetos que necesitemos organizar.

3. Restos de café

Los posos que quedan tras hacer café son un producto que sirve para fertilizar las plantas o hacer un tratamiento casero para la piel. Puedes verterlo sobre el suelo de tu jardín para proporcionarle un extra de nutrición a las plantas que están en crecimiento.

Lee: 14 usos alternativos del café en tu hogar

4. Latas de aluminio

Las latas de aluminio que quedan tras utilizar productos en la cocina pueden reutilizarse para hacer lindos floreros o un comedero para las aves. Si dejas volar más tu imaginación, incluso las puedes pintar y decorar para crear un alfiletero, un portalápices o un lindo centro de mesa.

Las latas de aluminio son objetos cotidianos que puedes reutilizar
Con un poco de creatividad una simple lata de aluminio puede transformarse en un organizador o elemento decorativo.

5. Cartones de papel higiénico

¿No sabes cómo o dónde guardar los cables? ¿Siempre se terminan enredando? Para evitar que esto te vuelva a suceder, no tires los tubos de papel higiénico. Los tubos de cartón del papel higiénico son un elemento muy útil para evitar que los cables de los aparatos terminen enredados.

6. Cepillo de dientes usado

¡Nunca más tires un cepillo de dientes gastado! Este elemento que ya no vamos a usar para la higiene nos puede ayudar a limpiar pequeñas superficies en hornos, ventanas y diversos aparatos. Cuando tengas que limpiar la ducha o alguna pequeña superficie necesitarás este elemento. Por ello, te recomendamos que guardes al menos uno.

7. Bombillas dañadas

¿Sueles tirar las bombillas que se han fundido y ya no sirven? Te recomendamos que no lo hagas. Con un poco de creatividad, puedes convertirlas en un lindo florero. Con mucho cuidado, rompe la parte superior de las bombillas dañadas, llénalas con agua y coloca tus flores favoritas. Las puedes colocar en una base que no permita que se voltee o colgarlas usando alguna cinta.

8. Casetes antiguos

Si estás pensando en tirar esos casetes antiguos que ya no puedes reproducir, mejor ábrelos y usa un pegamento resistente para ponerles un cierre. El resultado: un monedero con un estilo muy especial. Es una forma original de aprovechar estos objetos cotidianos, además de lucir un monedero que seguramente ¡nadie más tendrá!

9. Sombreros

Los sombreros elegantes que alguna vez utilizaste en una ocasión especial, pueden ser el elemento perfecto para hacer una lámpara para la oficina o el salón de la casa.

¿Nunca lo habías pensado? Prueba a ponerlos en algún lugar de la casa y disfruta del estilo y elegancia con la que adornan la estancia.

Un sombrero es uno de los objetos cotidianos que podemos transformar
Un viejo sombrero se puede convertir en una bonita lámpara para decorar el hogar.

10. Raquetas

Las raquetas estilo vintage que tienes almacenadas en el cajón de objetos sin uso pueden convertirse en unos espejos diferentes. Utiliza un espejo que encaje a la perfección con la raqueta y pégalo bien con un pegamento especial. El resultado será maravilloso.

11. Chapas de lata

Con esas pequeñas chapas de latas de refresco u otros productos puedes crear unos pendientes bonitos y diferentes. Si te parecen sosos, puedes incluso pintarlos o añadirle alguna figura o adorno que se te ocurra. ¡Aprovecha para dejar salir toda tu creatividad!

12. Bolsillos de jeans

Los bolsillos de tus pantalones vaqueros viejos pueden unirse con un poco de hilo para hacer un lindo organizador para objetos cotidianos pequeños. Puedes utilizarlo para poner servilletas, pequeñas toallas u otros elementos. Este organizador lo puedes colgar de una puerta.

Descubre: 11 trucos que te ayudarán a ahorrar en tu hogar

13. Botellas de plástico

Al recortar la base en forma de flor que tienen las botellas de plástico, podrás hacer unos interesantes envases para caramelos u otros objetos pequeños. Píntalos y ofrécelos como recuerdo en una fiesta de cumpleaños o alguna reunión especial.

14. Cáscaras de huevo

Al romper los huevos, procura no dañar la cáscara de abajo para después tener la oportunidad de hacer unas originales velas de colores. Rellena su interior con cera, píntalas con tus colores preferidos y, si tienes porta huevos de aluminio, utilízalos como soporte.

Diferentes formas de aprovechar la cáscara de huevo
¿Qué tal si haces unos bonitos velones con cáscara de huevo? ¡Son decorativos!

15. Platos viejos

La vajilla vieja puede ser un bonito decorativo para el jardín. Así que no tires ningún plato porque puedes darle un nuevo uso. Si los pegas con un pegamento fino podrás crear un lindo comedero para las aves. Sin duda, una opción ¡genial!

16. Latas de atún

¿Crees que las latas de atún no tienen ningún uso adicional? Estas también se pueden convertir en un objeto completamente nuevo. Tras extraer el atún de la lata, lávala bien, quítale el mal olor y conviértela en un lindo joyero. Puedes usar tu creatividad para envolverla en algún papel o pintarla de tus colores favoritos.

17. Neumáticos viejos

Son muchas las manualidades que se pueden hacer con esos viejos neumáticos de los automóviles. Su material de larga duración se presta para hacer muchos artículos útiles. En este caso, te proponemos unas lindas macetas de colores para el jardín.

¿Te animas a darle usos alternativos a tus objetos cotidianos? ¡Es muy fácil!