19 maneras de perder 500 calorías por día

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Puedes optar por servir los platos en la cocina y no llevar la fuente a la mesa. Esto puede ayudarte a evitar querer servirte una y otra vez.

Todos sabemos que la mejor manera de adelgazar de forma saludable y librarnos de esas calorías que nos sobran es hacer ejercicio de forma regular y seguir una dieta equilibrada.

Con todo, también existen pequeños trucos que podemos hacer todos los días en casa para favorecer esa pérdida de peso. Echa un vistazo al siguiente artículo donde te mostraremos 19 maneras de reducir hasta 500 calorías diarias.

¿Cómo bajar 500 calorías por día?

Aprenda a restar calorías y sumar nutrientes en tus platos

 

1. Mantenerse activo

No te quedes todo el día sentado frente al ordenador o la televisión. Mientras hablas por el móvil, por ejemplo, camina alrededor de la sala o de la oficina, mueve tus piernas y pies al compás de una canción en la mente, todo sea a favor de evitar la quietud.

Ver también: 7 ejercicios y estiramientos que te conviene hacer en la oficina para sentirte mejor

2. Consumir frutos secos de forma moderada

Algunas investigaciones muestran que el consumo de frutos secos puede ayudarnos a bajar de peso. Esto se debe a que nos ayudan a sentirnos saciados antes, a la vez que nos aportan la energía que necesitamos.

Con todo, como muestran diversos estudios, las nueces son buenas para el corazón, pero tienen una gran cantidad de calorías (1 puñado contiene 175 calorías). Por eso, no conviene abusar de su consumo.

También puedes optar por los pistachos, que contienen algo menos de calorías y muchos beneficios para la salud.

Las nueces contienen bastantes calorías

3. No comer delante de la televisión

Según un estudio, las personas que comen mientras ven la televisión suelen consumir alimentos más calóricos. Además, esto sería un factor contribuyente al desarrollo de obesidad infantil.

En vez de ello siéntate a la mesa a comer, sin televisión. Y en lugar de quedarte mirando una película, aprovecha ese tiempo para dar un paseo.

4. Atiende a lo que pones en tu ensalada

¿No es que las ensaladas son lo más sano que hay? Si, pero con algunas licencias. Si le colocamos fetas de jamón o queso, tocino, frutos secos, vinagretas, mayonesa, frituras, etc, pueden hacer que subas bastante de peso. No más de cuatro ingredientes está bien.

5. Usar platos más pequeños

Utiliza uno de dimensiones menores que el que estás acostumbrado. Así, colocarás menos comida en él. Si te han enseñado a “comer todo lo que hay en el plato”, esto puede ayudarte a ingerir menos.

6. El café, que sea expreso

Los tamaños de los café que venden en las tiendas hoy en día pueden resultar excesivamente grandes. Una de esas tazas pueden contener hasta 670 calorías si lo ordenamos con crema o chocolate. Entonces, mejor un shot de expreso, que solo contiene 9 calorías por cada 100 gramos.

7. Mide los snacks

Si te gustan mucho las patatas fritas o las galletas, no es que estén prohibidos terminantemente. Puedes consumir una porción de 5 unidades y guardar el paquete. No te sirvas un gran recipiente porque terminarás comiéndolo todo, al ser alimentos adictivos y deliciosos.

8. Sirve fuera de la mesa

Anteriormente, las familias se sentaban frente a una gran bandeja de pastas o carnes. Esto puede hacer que quieras servirte una y otra vez. En cambio, si optas por servir los platos en la cocina y llevarlos a la mesa, puede que reduzcas las ganas de seguir comiendo.

9. Decir “no” a los cócteles

Un solo vaso contiene jarabes, adiciones cremosas, zumos enlatados y azúcares. Es decir, casi 800 calorías. Evita las bebidas de ese estilo y prefiere los zumos naturales o los que tienen cítricos.

zumo de limón para quitar manchas de sudor

10. Comer menos pastas

Un plato solo (sin salsa) tiene 220 calorías. Sin embargo, si le añadimos “gusto” este valor se puede quintuplicar. Puedes optar por otras alternativas, como los espaguetis de harina integral, por ejemplo.

Además, recuerda que, si queremos bajar de peso, es fundamental seguir una dieta equilibrada y variada. No abuses de ningún alimento, por muy bueno que sea.

11. Invitar menos personas a la vez

Si comes con más de siete personas, sin dudas, tu ración será más grande. Es que cuando esperamos tanta gente en casa, preparamos como para el doble o el triple, pensando que nada alcanzará.

12. Pedir menú pequeño

En las casas de comidas rápidas por ejemplo, nos ofrecen agrandar los combos y eso puede ser malo para nuestra salud. Lo mismo ocurre en algunos restaurantes.

Una porción compartida de patatas fritas o de postre te ahorrará muchas calorías. Y es que según algunos estudios, compartir la comida nos lleva a comer menos.

13. Dejar de lado los batidos

Son muy deliciosos y refrescantes en el verano, pero también, muy calóricos. Un vaso grande con banana, leche y azúcar tiene 800 calorías al menos. Opta por zumos de fruta.

Ver también: 7 razones para incluir zumo de remolacha en la dieta

14. Prestar atención a los aceites “ocultos”

Es mejor que la comida esté preparada con agua o caldo antes que con ciertos aceites. Por cada 100 gramos de aceite de girasol, por ejemplo, se consumen 884 calorías.

Además, procura optar siempre por productos de calidad, que no contengan tantos aditivos.

15. Dormir lo suficiente

Las personas que duermen menos suelen consumir alimentos con más calorías y menos sanos durante el día, según una reciente investigación. Además, muchas veces si no se duerme siesta, se merienda, por ejemplo.

16. Ser anfitrión en las reuniones

La tarea de ir al supermercado, cocinar, limpiar o poner la mesa te hace consumir calorías, por lo que invitar gente a casa puede ser una excelente idea para “permitirse” el helado de postre.

Planificar tu menú con antelación te ayudará a organizar tu dieta.

17. Decir no a los refrescos

Un vaso de una bebida azucarada tiene casi 200 calorías. Si bebes dos o tres estarás pasando los límites. Además, estos tienen efectos nocivos para la salud a largo plazo. Nada mejor que el agua para saciar la sed.

Ver también: 10 razones por las que todos deberían evitar el consumo de refrescos

18. Prestar atención a las señales

El estómago “avisa” cuando ya está satisfecho. Es bueno que escuches este signo. En lugar de mirar el plato, revisa primero tu cuerpo. Él te sabrá decir cuándo parar a tiempo.

19. Elegir bebidas sin azúcar

Aunque estés bebiendo un té, si le echas varias cucharadas de azúcar, al final probablemente engordarás. Opta por otros endulzantes naturales como la estevia o aprende a cada vez añadir menos azúcar a tus infusiones.

Infusión sin azúcar con menos calorías

¡Y ya está! Como has visto estos trucos son muy sencillos y fáciles de incorporar a la rutina, así que no dudes en probarlos. Además, recuerda que la mejor forma de bajar de peso de forma duradera es hacerlo a través de una dieta equilibrada y saludable.

También es muy recomendable la práctica regular de ejercicio. No tiene porqué ser un deporte, puede ser simplemente salir a caminar todos los días. ¡Anímate!

  • Bellisle, F., Drewnowski, A., Anderson, G. H., Westerterp-Plantenga, M., & Martin, C. K. (2012). Sweetness, satiation, and satiety. the Journal of Nutrition142(6), 1149S-1154S.
  • Blass, E. M., Anderson, D. R., Kirkorian, H. L., Pempek, T. A., Price, I., & Koleini, M. F. (2006). On the road to obesity: television viewing increases intake of high-density foods. Physiology & behavior88(4-5), 597-604.
  • Cao, M., Zhu, Y., Sun, F. et al. Short sleep duration is associated with specific food intake increase among school-aged children in China: a national cross-sectional study. BMC Public Health 19558 (2019). https://doi.org/10.1186/s12889-019-6739-8.