2 formas fáciles de preparar lasaña

Descubre a continuación dos formas en las que puedes preparar lasaña de una forma fácil y sumamente versátil. ¡Atrévete a probarlas!

Prepara lasaña es mucho más fácil de lo que crees. A menudo, nos agobiamos sin necesidad porque consideramos que es un platillo que obliga a llevar a cabo una gran metodología cuando, en realidad, se trata de algo muy simple.

La lasaña es un platillo de origen italiano que rápidamente sea ha popularizado en todo el mundo. Consta de varias capas de cuadros de sémola y trigo seco, intercalados con un relleno y cubiertos de queso mozzarella con salsa bechamel.

Ha llegado la hora de que aprendas a preparar lasaña de una forma fácil y sencilla. Y recuerda que, una vez domines estas técnicas, puedes experimentar y expandir tus habilidades culinarias.

Formas fáciles de preparar lasaña

1. Lasaña con vegetales

lasaña de berenjena y calabacin

Si no tienes mucha experiencia en la cocina pero quieres comenzar a preparar lasaña por tu cuenta, lo más recomendable es que optes por esta receta con vegetales. De esta forma, podrás aprender bien el tratamiento de los ingredientes y los tiempos de cocción.

Los vegetales, en esta receta, son un poco más fáciles de preparar que la carne. Por ello, es una buena opción para los novatos. una vez se domine la técnica, se podrán incorporar porciones de carne (blanca o roja, según se prefiera) a esta receta.

Ingredientes

  • 2 tazas pequeñas de champiñones picados (175 g).
  • Un pizca de pimienta y algunas ramas de orégano.
  • ½ taza mediana de queso bajo en grasas (95 g).
  • 8 placas de lasaña precocidas (250 g).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (45 mL).
  • 4 tazas grandes de espinacas (600 g).
  • 1 tomate cortado en juliana (85 g).
  • 3 dientes de ajo molidos (15 g).
  • ½ taza de calabacín (50 g).
  • 1 cebolla mediana (45 g).
  • 1 cucharada de sal (45 g).

Preparación

  • Precalienta una sartén con un poco de aceite de oliva a fuego bajo.
  • Añade primero el calabacín con una pizca de sal y pimienta.
  • Cocina a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Añade la cebolla y repite el procedimiento. Luego añade el resto de los vegetales (deja de último los champiñones y el ajo).
  • Aparte, cocemos las espinacas en una olla con agua hirviendo y sal a fuego alto. Durante dos minutos.
  • Coloca los cuadros de lasaña en un envase (preferiblemente de vidrio).
  • Retira del fuego los vegetales.
  • La pasta de tomate no debes mezclarla con el relleno de vegetales, tampoco el queso mozzarella. Estos van en capas, una encima de otras. La mecánica es: una capa de pasta, relleno (vegetales, queso, pasta de tomate) y luego salsa bechamel.
  • Hornea a una temperatura exacta de 180º C durante 20 ó 25 minutos.
  • Deja reposar por unos 5 minutos y disfruta.

¿Quieres conocer más? Lee: Lasaña de berenjenas a la boloñesa

2. Lasaña tradicional

lasaña caprese

Es necesario aprender también la forma tradicional de preparar lasaña. No solo para disfrutarla sino para ahondar en la raíz de las diversas variantes que existen hoy en día de esta receta.

El relleno, bien sea carne de res molida o pollo, es la clave. Presta atención a los ingredientes y cantidades que te comentamos a continuación.

Ingredientes

  • ½ cucharada de aceite de oliva (50 mL).
  • 2 ½ tazas de salsa bechamel (275 mL).
  • 3 tazas de queso mozzarella (400 g).
  • 2 tazas de pasta de tomate (250 mL).
  • Moldes para pasta de lasaña (400 g).
  • 1 taza de pasta de tomate (115 mL).
  • 1 cucharada de pimienta (45 g).
  • Carne de res molida (500 g).
  • ½ cucharada de sal (30 g).
  • ½ cebolla (50 g).
  • Salsa inglesa.

Preparación

  • Prepara la carne de res molida en una olla mediana, a fuego bajo, con sal, pimienta, un poco de salsa inglesa, cebolla, pasta de tomates y pimientos verdes durante unos 20 minutos hasta que esté bien cocinado.
  • Mientras el relleno se cocina, prepara un molde donde ubicarás la pasta de lasaña.
  • Una vez listo el relleno, repite la siguiente mecánica: capa de pasta, relleno, salsa.
  • Esparce el queso mozzarella y la salsa bechamel, poco a poco.
  • Repite el proceso hasta abarcar toda la superficie del molde.
  • Llevar al horno a 180º C durante 25 minutos.
  • Una vez listo, deja reposar durante cinco minutos antes de servir.

Como habrás podido observar, preparar lasaña no tiene mucha ciencia. Todo se trata de prestar un poco de atención y de atrevernos a dar el primer paso.

Por otra parte, no temas atreverte a reemplazar la carne por atún o utilizar láminas de pasta no tradicionales (hechas de espinacas en lugar de harina solamente, por ejemplo), esto hará que el platillo no sea monótono y que el aporte nutricional se eleve.