2 maneras de preparar un caldo bajo en grasa

8 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Para mantener una nutrición adecuada y que además cumpla con la máxima de cuidar de tu figura es importante que incluyas en tu dieta recetas bajas en grasa.

La preparación de caldos hace parte de la gastronomía de casi todas las culturas en el mundo. Existen muchas versiones de este plato, que combinan ingredientes vegetales con carnes, huesos, pescados y muchos otros ingredientes. Sin embargo, últimamente muchos desean aprender a preparar un caldo bajo en grasa.

Debido a la necesidad de limitar la ingesta diaria de calorías para adelgazar y cuidar la salud, algunos están optando por las versiones «bajas en grasa» de las recetas tradicionales. Por suerte, en el caso del caldo, hay muchas formas de convertirlo en un plato realmente saludable. Descubre 2 recetas.

Recetas de caldo bajo en grasa

Caldo bajo en grasa

Como lo informa Wikipedia, un caldo es una preparación que resulta tras hervir en agua uno o varios ingredientes, como pueden ser carnes, pescados, vegetales y pasta. En este caso, proponemos dos recetas sencillas: una con base de vegetales y otra con partes de pescado. ¡Disfrútalas!

1. Caldo clásico de verduras

El tradicional caldo de verduras es uno de los más populares en todo el mundo. Además, supone una receta ligera para disfrutar al almuerzo o la cena. Según información en Advances in Nutrition, los vegetales mejoran la calidad de la dieta porque aportan nutrientes como las vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Ingredientes

  • 3 tazas de espárragos (500 g)
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 puerros
  • 1 papa grande
  • 1 pimiento verde grande
  • 2 tomates
  • 3 cucharadas de sal (45 g)

Descubre: 8 tips ideales para comer más verduras

Preparación

Sopa clásica de verduras

  • Para comenzar, lo primero que tienes que hacer es lavar muy bien cada uno de los ingredientes.
  • A continuación, procede a colocar agua en una olla grande y ponla hervir.
  • Mientras el agua entra en ebullición, comienza a trocear las verduras en piezas no tan pequeñas. De unos 3 a 5 centímetros estarían bien.
  • Luego, añade las verduras troceadas y la sal al agua hirviendo. Deja que cuezan alrededor de 30 minutos. El tiempo puede variar dependiendo de la intensidad de la llama.
  • Asegúrate de probar tu preparación y, en función del sabor que desees, agrega más sal.
  • Finalmente, retira del fuego, espera que enfríe un poco y estará lista para consumir.

2. Caldo bajo en grasa hecho de pescado

El pescado es uno de los mejores ingredientes que puedes usar. Según lo detalla una publicación en la revista Nutrients, este alimento es fuente de proteínas, ácidos grasos omega 3, vitamina D, yodo, selenio y taurina.  Además, gracias a esto, es un alimento aconsejado para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Lo mejor? Aporta un sabor muy delicioso a este caldo. Además, esta receta es muy baja en grasa, pues también contiene una amplia variedad de vegetales.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 papas
  • 2 tomates
  • 1 rama de perejil
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cabeza o espinas de merluza
  • 2 filetes de merluza
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • 2 tazas de almejas frescas (320 g)

También puedes leer: el pescado más saludable y el que hay que evitar

Preparación

Caldo bajo en grasa hecho de pescado

  • Lo primero que debes hacer es colocar agua en una olla grande y ponerla a hervir.
  • Antes de que alcance el punto de ebullición, añades al agua, la sal, ramas de perejil, y el aceite de oliva.
  • Seguidamente, incorporas al agua los trozos por mitades de cada una de las verduras, exceptuando los dientes de ajo.
  • Pasados unos 2 minutos agrega las espinas, cabeza de pescado y cuece todo en la olla por unos 20 minutos.
  • A continuación, incorpora los filetes de merluza y las almejas. Deja sancochar otros 10 minutos.
  • Pasado el tiempo, remueve las verduras del caldo.
  • Luego, ponlas en el vaso de la licuadora y tritúralas. Reserva.
  • Casi para terminar, pasa por el colador el caldo. Elimina los grumos y desechos de las partes del pescado y guarda en una olla nueva.
  • Agrega las verduras recién trituradas al caldo y remueve.
  • Finalmente, agrega un poco más de sal, y si tienes más almejas, vuelve a sancochar por unos 5 minutos más.
  • Sírvelo caliente y disfruta tu caldo bajo en grasa de pescado y almeja.

¿Aún no pruebas estos caldos? Elige la receta que más te guste y disfrútala con toda tu familia. Por supuesto, puedes incorporar ambas preparaciones en tus menús semanales.

  • Caldo. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 26 de julio de 2018 de https://es.wikipedia.org/wiki/Caldo
  • Slavin JL, Lloyd B. Health benefits of fruits and vegetables. Adv Nutr. 2012;3(4):506–516. Published 2012 Jul 1. doi:10.3945/an.112.002154
  • Tørris C, Småstuen MC, Molin M. Nutrients in Fish and Possible Associations with Cardiovascular Disease Risk Factors in Metabolic Syndrome. Nutrients. 2018;10(7):952. Published 2018 Jul 23. doi:10.3390/nu10070952