2 minutos de meditación para estar más sanos..

María Enriquez · 22 febrero, 2014
La meditación es la clave para mantener el equilibrio entre cuerpo y mente. No debemos olvidar que un cuerpo estresado es más vulnerable a contraer enfermedades, ya que nuestro sistema inmunológico se debilita.

Es más que seguro todos nosotros o la gran mayoría hayamos escuchado que las enfermedades se generan en la mente, que una persona negativa, impregnada de emociones insanas es más propensa a enfermar que aquellas que toman la vida con una actitud positiva y esperanzadora.

De hecho que no podemos negar que también existen factores genéticos de los cuáles no podemos escapar, pero si podemos dar crédito a que una mente sana puede ayudar a que el cuerpo también se encuentre en buen estado.

2 minutos diarios..

Es muy importante por eso, que cada día nos tomemos nada más que 2 minutos para una meditación profunda, olvidar los problemas diarios, conectarnos con nuestro interior para limpiar toda actitud o emoción negativa que hayamos experimentado en el día.

Puede parecer increíble, pero es impresionante como un simple cambio de actitud puede transformar nuestra vida. Un cuerpo estresado es más vulnerable a cualquier enfermedad, porque el sistema inmunológico se encuentra debilitado, en pocas palabras nuestros soldados defensores se hallan agotados.

Si empiezas a tomar en cuenta a la meditación como una herramienta para encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente, estarás dando un paso muy importante.

Respira profundo..

Acompañar tu meditación con respiraciones lentas y profundas será aún más provechoso. Muchas veces y sin darnos cuenta, en el día a día nuestra respiración se vuelve bastante superficial, de esa manera no logramos que el oxígeno tan necesario para nuestras células llegue correctamente a nuestros pulmones y el intercambio necesario para que dicho oxígeno llegue a nuestra sangre se ve disminuido.

El oxígeno es un elemento indispensable para la buena salud de nuestro cuerpo. Con la meditación ayudamos a reducir la frecuencia cardíaca, logrando que el corazón trabaje de manera más armónica. Verás como las contracturas van disminuyendo así como la sensación de tensión constante.

Conocimiento personal..

Podría parecer un tanto ilógico decir que mediante la meditación podemos llegar a conocernos más día a día. Pero es muy cierto decir que muchas veces podemos encontrarnos tristes o insatisfechos y no podemos encontrar la causa real a ese sentimiento. Lo que sucede es que con tantas preocupaciones y obligaciones, nuestro yo interno queda olvidado, y nos convertimos en máquinas que dejan de lado sus necesidades más profundas, siendo todo eso la principal causa de infelicidad.

Vivimos de acuerdo a los mandatos de la sociedad, de lo que se debe hacer, con una agenda marcada. ¿Te has puesto a pensar si la situación en la que vives ahora es la que realmente deseas? ¿No estarás viviendo para dar el gusto a otras personas?

Ayúdate mediante la meditación diaria, y te aseguro que podrás encontrar todas las respuestas en tu interior. Recuerda nunca es tarde para iniciar el camino a tu verdadera felicidad, no temas para buscar tu verdad.

Amarte y creer en ti..

Conoce tu interior y sobre todo aprende a amarte, sólo de esa manera podrás proyectar el maravilloso ser humano que eres. Para que otros te puedan amar, primero lo debes hacer Tú, para que otros te puedan respetar también lo debes hacer tu primero, de igual modo para que crean en ti, para demostrar todo tu potencial y disfrutar de una vida plena, sin miedos, haciendo frente a los desafíos, cultivando tus aptitudes.

Utiliza para ello a la maravillosa meditación, elimina las barreras entre cuerpo y mente, logra que trabajen en plena armonía. Elimina pensamientos negativos y reemplázalos por positivos. Tú y tus seres queridos agradecerán y recompensarán ese cambio, anímate y descubre día a día los fantásticos efectos positivos de la meditación en tu vida. Y de esa manera logra la tan ansiada paz interior.

Nota: tu sesión de meditación puede ser como tú la prefieras, te recomendamos incluir música suave y aromas de tu preferencia, sin olvidar por supuesto un ambiente tranquilo, con luz tenue.