2 recetas de pastel de leche súper rico

Tanto si vas a cocinar el pastel de leche con horno como si vas a prescindir de él te recomendamos que lo prepares la noche anterior para que le dé tiempo a asentarse

Recetas del pastel de leche hay miles… Sin embargo, hoy queremos presentarte 2: una más elaborada y otra supersencilla.

¿Por qué? Porque a algunas personas les gusta agasajar y sorprender a sus invitados con recetas más elaboradas.

No obstante, a veces nos ocurre que no queremos pasar mucho tiempo en la cocina. Por eso, si tienes que preparar mucha comida para invitados y no quieres dedicarle demasiado tiempo al postre, esta es una opción ideal y que suele gustar a todo el mundo.

Aprende 2 formas diferentes de hacer un rico pastel de leche.

Pastel de leche con horno

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 150 g de harina
  • 120 g de azúcar
  • 1 cucharada de aroma de vainilla o 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de canela

Lee también: Beneficios del té de canela y miel para adelgazar

Utensilios:

  • Bol
  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Tenedor o unas varillas
  • Batidora
  • Horno
  • Colador
  • Molde (si es de silicona mejor)

Preparación:

pastel de zanahoria

  • Primero, calienta la leche hasta que esté justo a punto de ebullición.
  • A continuación, retira del fuego y añade la vainilla y la canela.
  • Acto seguido, deja reposar para que la leche tome sabor.
  • Luego, bate los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla que doble en volumen.
  • Después, añade a esta mezcla la harina tamizada y bate intentando que no se formen grumos. Te tiene que quedar parecido a la textura de una bechamel. Si se te han formado grumos, un truco muy bueno es pasarle la batidora.
  • A continuación, vuelve a poner la leche a fuego lento (esto es muy importante para que no se te corten los huevos).
  • Luego, añade a la leche la mezcla de huevos, harina y azúcar.
  • Acto seguido, remueve continuamente con cuidado para que no se corten los huevos o se formen grumos.
  • Sigue removiendo. Te tiene que quedar una crema espesa.
  • Después, pasa la crema por un colador por si se te ha quedado algún grumo. Ten en cuenta este punto, porque un pastel con grumos no queda bien.
  • Por último, mete en el horno, precalentado a 170 ºC, unos 25-30 minutos. Este tiempo depende de cada horno, así que es muy importante que observes tu pastel constantemente.
  • Si ves que se está dorando y que aún no está hecho por dentro, cúbrelo con papel de aluminio por encima.
  • Cuando esté tibio, mételo en la nevera y déjalo al menos 6 horas, hasta que esté totalmente cuajado. Este pastel se come siempre frío.

Quizás te interese: Descubre qué ingrediente cuida de la salud de tu sangre

Pastel de leche superrápido y sin horno

Este pastel es tan sencillo y tan rápido de hacer que hasta tus niños te pueden ayudar en la elaboración. Cuando los niños participan en la preparación de sus propias comidas, se las comen con más gusto.

Ingredientes:

  • 1 bote de leche ideal
  • 1 caja de gelatina de limón
  • 2 limones
  • 5-6 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharadita de canela (opcional)
  • 1/2 cucharadita de aroma de vainilla (opcional)
  • Caramelo líquido
  • 1 vaso de agua

Utensilios:

  • Bol
  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Tenedor o unas varillas
  • Molde (si es de silicona mejor)

Preparación:

  • Primero, pon en un cazo el vaso de agua, la gelatina, el zumo de 2 limones y el azúcar. Luego remueve bien hasta que todos los ingredientes se disuelvan totalmente.
  • A continuación, bate la leche hasta que salga espumita e incorpora a la mezcla anterior.
  • Por último, pon en un molde el caramelo líquido y añade la mezcla tibia.

Cómo hacer el caramelo:

  • 200 g de azúcar
  • 1 vaso de agua

Solo tienes que poner en un cazo el agua con el azúcar y luego remover lentamente hasta formar un caramelo de color dorado. No lo dejes que se oscurezca demasiado, porque adquirirá un sabor amargo.

Datos de Interés:

pastel de leche en plato

  • Este pastel es mejor hacerlo la noche antes, así al otro día lo tendrás perfecto.
  • Además, queda genial con nata montada alrededor y unas hojitas de menta encima.
  • El pastel de leche no contiene demasiadas calorías. No obstante, si aún quieres restar unas cuantas más, en lugar de azúcar añade estevia, tiene cero calorías.
  • También puedes decorarlo con virutas de chocolate, ralladura de limón, barquillos de galleta, fresas y jarabe de fresas, miel, mermelada, etc.
  • Si quieres, puedes usar leche aromatizada con canela y limón de la que venden en el supermercado. Aunque como siempre te aconsejamos, es mejor que todo lo hagas de forma casera en casa, ya que es más sano y sabroso.
  • Las varillas de silicona son geniales para batir.
  • Los moldes de silicona no tienes que engrasarlos con mantequilla ni espolvorearlos con harina. Por el contrario, en otro tipo de moldes sí será necesario para evitar que el pastel se pegue.