2 recetas de sopa italiana

A continuación te revelamos dos recetas de sopa italiana que te fascinarán. No te quedes con las ganas y atrévete a probarlas. ¡Son muy sencillas!

La sopa italiana es uno de los platos de la gastronomía italiana que ha logrado satisfacer más allá de las fronteras de su origen. y es que, sin duda, la gastronomía de Italia cuenta con miles de seguidores en todo el mundo.

Sus sabores estuvieron influenciados por otras culturas, como la árabe y la griega. Y aunque muchas personas discutan el origen de uno de sus platos principales, como la pasta, lo cierto es que hoy en día, se han posicionado como referentes culturales exclusivos de Italia.

La historia de la sopa minestrone

Cuando se habla de la sopa italiana, la minestrone es una de las más conocidas. Existen muchas versiones según el país en el que se prepare y todas ellas son deliciosas.

La minestrone es una sopa que se puede tomar como primer plato, o bien, como plato único, tanto en el almuerzo como en la cena. En Italia se prepara con las verduras de la estación.

De hecho, su característica principal es la variedad de verduras que se utilizan en su preparación. Se le añade arroz, pasta o judías, lo que hace que sea un plato que llena y colma el apetito.

La sopa minestrone admite distintas variaciones. No existe una receta fija que se pueda considerar como “la original”. Es un plato ideal para el otoño y el invierno; una idea de origen humilde en el campo que se popularizó y es conocida en todo el mundo.

Visita este artículo: ¿Qué crema de verduras es la más saludable?

2 recetas de sopa italiana

1. Minestrone

Minestrone

Ingredientes

  • 1 cebolla grande (40 g).
  • 1 patata mediana (40 g).
  • 1 tomate mediano (30 g).
  • 2 zanahorias pequeñas (60 g).
  • 1/2 paquete de tocino (75 g).
  • 1 paquete de jamón serrano (100 g).
  • 1 calabaza pequeña (200 g).
  • 1 bote de caldo de verduras (1 L).
  • 1/4 de paquete de pasta corta (80 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 g).
  • 4 cucharadas soperas de pesto (20 g).
  • Queso parmesano rallado, perejil, sal y pimienta (Al gusto)

Preparación

  • Se corta el tocino en cuadros pequeños y se fríe durante aproximadamente 2 minutos. Debe quedar ligeramente tostado.
  • Se corta la cebolla finamente y se añade al tocino con un poco de aceite de oliva.
  • Se pelan y cortan las zanahorias en cubos pequeños. De la misma manera se hace con las patatas y la calabaza; estas verduras se añaden a la cacerola en la que se doró el tocino.
  • Se fríe todo durante unos cinco minutos.
  • Se añade sal y pimienta a los vegetales, poco a poco, mientras se le da vueltas a los ingredientes en la cacerola.
  • Cortar el tomate en cuartos. Se añade a los otros vegetales, luego el parmesano, el jamón y, por último, el caldo de verduras.
  • Dejar hervir a fuego lento durante unos 30 minutos. Hay que comprobar si todas las verduras están suaves.
  • A la cazuela donde están hirviendo esa preparación, se incorpora la pasta. Se deja cocer durante 5 minutos.
  • Mientras hierve, se pone un poco de queso parmesano rallado y el pesto. Se remueve para que el queso y el pesto se distribuyan por toda la sopa.
  • Al servir el plato, se puede decorar la superficie con una rama de perejil pequeña.

¿Quieres conocer más? Lee: Reduce las manchas de tu piel con este jabón artesanal de perejil

2. Sopa italiana vegetariana

Sopa italiana vegetariana

Ingredientes

  • 1/2 cebolla (30 g).
  • 1 pizca de sal.
  • 1 tallo de apio (20 g).
  • Pimienta (al gusto).
  • 1 calabacín pequeño (30 g).
  • 1 zanahoria mediana (10 g).
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 g).
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca (3 g).
  • 1 lata de tomates enteros (780 g).
  • 1 bote de caldo de verduras (250 mL).
  • 1 bote de alubias blancas (570 gramos).
  • 1 paquete mediano de pasta corta (200 g).
  • 1 paquete de Brotes de espinaca (125 gramos).
  • 2 cucharaditas de perejil fresco picado finamente.

Preparación

  • Precalentar una cacerola grande a fuego medio. Se añade el aceite, luego la cebolla, la zanahoria y el apio y se sofríen durante unos 2 minutos.
  • Agregar en la cacerola el ajo, el calabacín y la albahaca seca. Todo eso se fríe durante unos 2 minutos aproximadamente. Hay que remover con frecuencia para que no se queme ninguno de los ingredientes.
  • Se añaden los tomates, cortados en trozos, incluyendo el jugo.
  • Echar las alubias, también con su jugo, el caldo de verduras, el perejil, la sal y la pimienta. Se lleva a punto de ebullición. Después se reduce a fuego lento.
  • Se deja cocinar durante 15 minutos.
  • Cocinar la pasta aparte; el punto ideal es al dente para que tenga una consistencia agradable.
  • Se añade la pasta a la sopa y se sirve al instante.

Estas dos versiones de sopa italiana satisfacen a los paladares que gustan de los aromas, las texturas y los colores en un plato caliente. Gracias a estas recetas, la cocina italiana siempre robará corazones de comensales de todas las latitudes.

Te puede gustar