2 recetas para preparar berenjenas rellenas

Es muy importante incidir en que la berenjena es un alimento que si se consume crudo puede llegar a ser tóxico, por lo que debemos cocinarla bien para evitar problemas.

Preparar berenjenas puede parecerte algo bastante alocado, debido principalmente a que es una hortaliza que no figura demasiado en cuanto a ser el platillo principal de casi nada. Lo curioso es que, todo esa perspectiva que tienes puede que empiece a cambiar desde ya mismo.

Una opción que es tanto saludable como nutritiva es la de preparar berenjenas rellenas. Es más común encontrar derivados de esta ingrediente en pastas, o algún tipo de guarnición, inclusive como abrebocas. Pero ¿creerías si te mencionamos que es posible hacer lasaña e incluso tortilla con ella?

Y es que lo que lo hace posible es la versatilidad de la propia berenjena. Es bien conocido que en su estado natural es de aspecto delicado y blando pero sufre interesantes cambios al usar varios métodos de cocción.

Otro aspecto importante en relevancia y apropiado para destacar, es que es altamente recomendada para la salud, sobre todo para la prevención de enfermedades por contagio aéreo. Fortalece el sistema inmunitario y gracias a sus propiedades antivirales y antibacterianas su consumo está más que sugerido.

Además, si eres del tipo de persona que sufre por retención de líquidos o con problemas de peso, consumir berenjenas rellenas hará que vayas con más frecuencia al baño por sus efectos diuréticos y antioxidantes. A continuación te damos 2 recetas para que puedas preparar berenjenas rellenas.

2 opciones para preparar berenjenas rellenas

1. Lasaña de berenjena

Aunque la lasaña suele ser de carne o de pollo, hoy te traemos esta peculiar pero increíble receta con berenjena,sana y nutritiva.

Ingredientes

  • 2 berenjenas cortada en rodajas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (60 ml)
  • 1 pizca de sal (15 g)
  • 1 pizca de pimienta negra molida (15 g)
  • 2 ½ tazas de salsa de tomate casera (375 ml)
  • 4 pechugas de pollo sin hueso
  • 2 tazas de queso ricotta o mozzarella (300 g)
  • 3 huevos

Lee también: Berenjenas empanizadas, descubre cómo hacerlas

Preparación

  1. Inicia lavando muy bien las berenjenas sin remover la piel.
  2. Precalienta el horno a 180 ºC mientras te ocupas de cumplir los demás pasos.
  3. Corta en tiras las berenjenas (preferiblemente en cortes transversales).
  4. Ten a la mano una bandeja de horno y coloca allí las tiras de berenjena. Seguidamente, utiliza una brocha y aplica aceite para que no se peguen al entrar el horno.
  5. Con suficiente sal y pimienta condimenta las tiras e introduce al horno por 10 minutos hasta que estén blandas.
  6. Mientras, en una sartén con un chorrito de aceite, saltea las pechugas de pollo cortadas en dados con el resto de ingredientes (sal, pimienta, salsa de tomate, huevos y el queso ricotta) hasta que se integren bien.
  7. Retira las berenjenas del horno, deja que enfríen un poco y luego procede al armado de la lasaña.
  8. Lo harás de este modo: tiras de berenjena, capa de relleno de pollo, capa de queso (el de tu preferencia), cucharadas de la salsa del guiso, de nuevo capa de berenjena.
  9. Así hasta terminar. Finalmente, mete al horno por 30 minutos y luego deja enfriar para poder cortarla mejor.

2. Tortilla de berenjena

En muchos países, las tortillas más famosas son las elaboradas a base de papas pero no por esto significa que no pueda ser posible realizarla con esta hortaliza. De hecho, preparar berenjenas y hacerla con este estilo te dará la posibilidad de poder combinarla con otros ingredientes similares como los pimientos, calabacines o tomates. Es cuestión de que tu creatividad haga de las suyas.

Ingredientes

  • 5 berenjenas
  • 7 huevos
  • 3 chalotas
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 1 cucharada de pimienta negra (15 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)

Ver también: Berenjenas, tus aliadas en la pérdida de peso

Preparación

  • Comienza cortando en dados tanto las chalotas como las berenjenas y resérvalas.
  • Luego, en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, sofríe por unos 5 minutos los dados de chalotas y berenjenas.
  • Seguidamente, aplástalas lo mejor que puedas hasta casi aplanarlas. Apaga un momento el fuego y asegúrate de escurrir el exceso de aceite para que puedas sacar y reservar el puré de chalotas y berenjenas que has hecho.
  • En un bol, rompe los huevos y bátelos vigorosamente hasta que notes la espuma. Vuelve a poner la sartén en el fuego, espera a que caliente y vierte el batido de huevo en conjunto con el de berenjena y chalotas.
  • Deja que de a poco se cuaje con el calor y no olvides el condimento de sal y pimienta.
  • Utiliza una tapa de olla grande para dar vuelta a la tortilla en la sartén. Repite hasta lograr cocción en ambas caras de la tortilla.
  • Si es de tu preferencia, rocía un poco más de pimienta negra molida y un toque del queso que prefieras. Ya puedes disfrutar de tu deliciosa preparación.